Ciudadanía de EE.UU. automática para hijo por naturalización de padre

Familia hispana compuesta por padre, madre y dos hijos.
Ciudadanía por naturalización para los padres. Ciudadanía automática para los hijos. Symphonie. Getty Images.

Los residentes permanentes legales pueden solicitar la ciudadanía estadounidense mediante el trámite de la naturalización. Una de las consecuencias legales es que sus hijos menores de edad podrían automáticamente y al mismo tiempo convertirse también en ciudadanos americanos.

Fundamentos de ciudadanía americana automática para hijos

  1. El padre o madre adquiere la ciudadanía americana por naturalización
  2. El hijo/a es menor de 18 años, residente permanente y convive con el padre o madre que se naturaliza
  3. El hijo/a puede probar su nuevo estatus de estadounidense solicitando Certificado de Ciudadanía o sacando pasaporte americano.

Requisitos para obtener la ciudadanía americana automáticamente por naturalización de uno de los padres

La ley exige que se cumpla la totalidad de las condiciones siguientes:

  • Los hijos deben ser menores de 18 años
  • La naturalización del padre o de la madre debe tener lugar o haberse producido con posterioridad al 27 de febrero de 2001.
  • Los hijos menores deben ser titulares ellos mismos de una tarjeta de residencia permanente, también conocida como green card , en forma de tarjeta de plástico o sello de entrada a EE.UU. en el pasaporte junto con visa de inmigrante (I-551).
  • Finalmente, el menor debe residir habitualmente con el padre o la madre que se naturaliza, que debe tener la custodia física y legal de su hijo. 

Es decir, no se produce un derecho a la nacionalidad automáticamente si el menor convive habitualmente con un progenitor que es diferente al que se naturaliza. 

Ventajas de adquirir la ciudadanía americana automáticamente

En este caso, el menor se convierte automáticamente en ciudadano. Es decir, no tiene que aplicar para naturalizarse ni pagar ningún tipo de aranceles.

Tampoco tiene que rendir un examen de inglés o conocimientos históricos y cívicos ni jurar lealtad a los Estados Unidos.

Probar la ciudadanía americana adquirida automáticamente

Aunque no es necesario, es importante poder probar que se es ciudadano de los Estados Unidos. Puede hacerse de dos formas, mediante un certificado de ciudadanía o mediante el pasaporte de Estados Unidos.

En principio, el menor que adquiere así la nacionalidad no recibe de forma automática un certificado de ciudadanía (certificate of citizenship). Sin embargo, si así lo desea, puede solicitar uno aplicando mediante la planilla N-600. Puede llenarse en papel o presentar la solicitud digitalmente en la página oficial de USCIS.

La tarifa de presentación es de $1.170. En el caso de extraviar el certificado de ciudadanía, puede solicitarse una copia llenando el formulario N-565.

Por otro lado, se puede solicitar el pasaporte americano. En este caso o bien se presenta un certificado de ciudadanía, o si no se tiene se deberá probar una serie de circunstancias como que:

  • el padre o la madre del menor se ha naturalizado
  • que se era menor de 18 años cuando se produjo tal naturalización
  • que se era titular de una green card o de una visa inmigrante con sello de ingreso en el pasaporte.

Además, debe probarse existe realmente una relación de padre/madre– hijo, para lo que hay que presentar el certificado e nacimiento o el de adopción. Asimismo, en los casos en los que el hijo o hija nació cuando sus padres no estaban casados y es el padre el que se naturaliza, deberá probarse que el reconocimiento del hijo se produjo antes de que el menor cumpliese los 16 años de edad.

Finalmente, también hay que probar que se residía en Estados Unidos bajo la custodia física y legal del padre o madre naturalizado en el momento en que se produjo la naturalización.

Además, habrá que seguir el proceso habitual para solicitar el pasaporte por primera vez, teniendo en cuenta las características propias que aplican cuando el solicitante de pasaporte es menor de edad, como por ejemplo, presencia de ambos padres en el momento de aplicar, cumplir con los requisitos de consentimiento de los progenitores en los casos de separación o divorcio o presencia de los niños.

Qué pasa en los casos en la que la naturalización ocurrió antes de 2001

Uno de los requisitos que podría no cumplirse es el de la fecha de naturalización de los padres. Las leyes que regulan la ciudadanía derivada han cambiado a lo largo del tiempo. En estos momentos la que aplica para estos casos es del año 2001. 

Sin entrar en detalle de la legislación a lo largo de la historia es conveniente saber que en las naturalizaciones que tuvieron lugar entre el 5 de octubre de 1978 y el 26 de febrero de 2001 también los hijos podían adquirir la ciudadanía automáticamente, pero con mayores condiciones.

La principal diferencia es que antes del 2001 se pedía que los dos padres se naturalizasen para que los hijos menores de 18 años y que fueran residentes permanentes para que los hijos pudiesen adquirir la ciudadanía americana automáticamente.

Por ejemplo, en estos momentos, un muchacho de 15 años que es residente permanente será automáticamente ciudadano si su madre se naturaliza y ambos viven juntos habitualmente. Pero hasta el 2001, un adolescente con una green card no adquiría la ciudadanía por el mero hecho de que se madre –o su padre- se hubiera naturalizado si el otro progenitor seguía siendo extranjero.

¿Qué sucede si los hijos son mayores de 18 años cuando el progenitor se naturaliza?

En estos casos, la situación de los hijos no cambia. En el caso de que fueran residentes permanentes lo seguirán siendo, porque no adquieren la nacionalidad americana de forma automática.

Podrán, si así lo desean y reúnen los requisitos, pedir la naturalización para ellos mismos rellenando el formulario N-400 y pagando los aranceles correspondientes. En la mayoría de los casos, será ciudadano en un periodo 6 a 12 meses desde la aplicación.

¿Qué sucede si los hijos son menores de edad pero no viven con el padre o la madre que se naturaliza?

Si son ya residentes permanentes, seguirán en ese estatus hasta que adquieran la mayoría de edad y decidan pedir ellos la naturalización. A menos que el padre o la madre con la que viven se naturalice.

¿Qué sucede si los hijos no son residentes permanentes cuando su padre/madre se naturaliza?

Si no son residentes permanentes, el padre o la madre que recién se han convertido en ciudadano pueden pedirlos. Los ciudadanos pueden pedir a los hijos, que están divididos desde el punto de vista migratorio en 3 categorías:

  • hijos solteros menores de 21 años. Se les considera familiar inmediato.
  • hijos casados de cualquier edad. Se conocen como categoría F3.
  • hijos solteros mayores de 21 años. Se conocen como categoría F1.

Los tiempos de tramitación son muy distintos, según la categoría.

Consejos sobre la naturalización y por qué es importante

Los residentes permanentes que ya han cumplido tiempo suficiente para adquirir la ciudadanía americana por naturalización deberían animarse a ello, ya que además de poder transmitir a sus hijos la ciudadanía por derivación hay importantes diferencias entre ser ciudadano y ser residente.

Sin duda la primera opción tiene mayor protección legal y derechos. Si lo que da miedo es tomar el examen de inglés y conocimientos cívicos e históricos se puede acudir a clases gratuitamente en numerosas organizaciones sin fin de lucro que brindan apoyo para preparar el examen de ciudadanía.

Fuente:

  • Smith, and Lamar. “H.R.2883 - 106th Congress (1999-2000): Child Citizenship Act of 2000.” Congress.gov, 30 Oct. 2000, https://www.congress.gov/bill/106th-congress/house-bill/2883.

Este es un artículo informativo. No es asesoría legal.