Qué es el año fiscal en Estados Unidos y su importancia migratoria

Diferencias entre año fiscal y tax year

Calendario con el número 13 en un círculo
En Estados Unidos no coincide el año fiscal y el natural. Image Source. Getty Image.

En Estados Unidos, el año fiscal del gobierno federal son los 12 meses comprendidos entre el 1 de octubre de un año y el 30 de septiembre del siguiente. Se le denomina FY por sus siglas en inglés.

Las fechas de inicio y final del año fiscal federal se fijaron en 1976 con el objeto de que el gobierno tuviese tiempo suficiente para presentar su presupuesto para el año siguiente y obtener su aprobación.

Puntos Clave: Año fiscal

  • Año fiscal federal : 1 de octubre al 30 de septiembre del año siguiente.
  • Los estados establecen las fechas de sus años fiscales
  • Las empresas pueden decidir cuáles son los 12 meses de su año fiscal.
  • El año fiscal federal afecta a visas, loterías y green card.

Año fiscal de los estados en EE.UU.

Los 50 estados y los territorios de Estados Unidos pueden fijar las fechas de sus propios años fiscales para los asuntos dentro de sus competencias.

En la actualidad, solo en el año fiscal Alabama y Michigan coincide con el federal de 1 de octubre a 31 de septiembre del año siguiente. Por otro lado, 46 estados inician su año fiscal el 1 de julio y lo finalizan el 30 de junio del año siguiente al igual que el Estado Libre Asociado de Puerto Rico.

Finalmente, en Nueva York el año fiscal corre del 1 de abril al 31 de marzo y en Texas del 1 de septiembre al 1 de agosto.

Año fiscal (fiscal year) y año impositivo (tax year)

Para los negocios, el Servicio de Ingresos Internos (IRS, por sus siglas en inglés) distingue entre año fiscal y año impositivo.

El año fiscal para las empresas son 12 meses consecutivos cuyo día final coincide con el fin de un trimestre, es decir, 31 de marzo, 30 de junio, 30 de septiembre o 31 de diciembre. En la mayoría de los casos es la propia empresa la que decide cuándo empieza y finaliza su año fiscal y lo utiliza en su propia contabilidad.

El año impositivo o de pago de impuestos (tax year) de una empresa puede coincidir con su año fiscal o con el año de calendario, es decir, del 1 al 31 de diciembre.

Por otro lado, las fechas para presentar las planillas de impuestos (IRS filing) son las que fija el gobierno para todas las empresas, según su tipología.

Año fiscal y estadísticas migratorias

Inmigración es una competencia del gobierno federal de Estados Unidos, por esta razón todas las estadísticas se computan teniendo en cuenta su año fiscal.

Por ejemplo, en el FY18 se aprobaron 236.526 visas de inmigrante en la categoría de familiares inmediatos. Esto quiere decir que entre el 1 de octubre de 2017 y el 30 de septiembre de 2018 la cantidad citada de cónyuges, padres, madres e hijos solteros menores de 21 años de ciudadanos estadounidenses obtuvieron la tarjeta de residente permanente por petición del ciudadano.

El año fiscal se puede dividir en trimestres (Q, por su sigla en inglés). El primer trimestre (Q1) comprende desde el 1 de octubre al 31 de diciembre y así sucesivamente hasta llegar al cuarto (Q4) de 1 de julio a 30 de septiembre.

Por ejemplo en Q1FY18 las autoridades migratorias aprobaron 140.467 ajustes de estatus. Eso quiere decir que de 1 de octubre a 31 de diciembre de 2017 ese número de extranjeros obtuvieron la tarjeta de residencia permanente por ese trámite.

Año fiscal: límites y retrasos en categorías de visas

El año fiscal tiene un gran impacto en los casos en los que se concede un número fijo de una determinada categoría de visas por año fiscal. Es lo que se conoce en inglés como annual cap.

Este problema del annual cap afecta tanto a algunas visas no inmigrantes como a algunos tipos de visas inmigrantes, por ejemplo:

  • Visa H-1B para profesionales y modelos. Si bien hay importantes excepciones
  • Visas U para víctimas de la violencia
  • Visado T para víctimas de tráfico humano
  • H-2A y H-2B para trabajos en agricultura y no cualificados
  • Peticiones de green card de ciudadanos para hijos solteros mayores de 21 años, hijos casados y hermanos y de residentes permanentes para sus cónyuges e hijos solteros
  • Visa EB-5 para inversionistas
  • Concesión de estatus de asilado o refugiado político
  • Lotería de visas de diversidad

En los casos en los que el número de solicitudes en una determinada categoría de visa es superior al límite fijado por año fiscal se pueden producir dos situaciones diferentes.

En primer lugar, se producen retrasos, que pueden llegar a ser enormes por acumularse año tras año más peticiones que visas disponibles, como es el caso de la visa U que tiene asignado un máximo de 10.000 visas por año fiscal y que lleva en estos momentos un retraso superior a tres años y medio para que USCIS decida sobre los primeros pasos de si aprueba el permiso de trabajo.

Otro ejemplo de retrasos por esta causa se da en las peticiones familiares en las categorías con límites anuales. Las demoras pueden verificarse mes a mes en el boletín de visas.

En segundo lugar, se celebra una lotería entre las solicitudes y se procesa la visa para quien gana. Es el caso, por ejemplo, de la visa H-1B para profesionales. En general funciona de la siguiente manera:

Existe un límite anual por año fiscal de 20.000 visas para los profesionales que estudiaron la maestría en EE.UU., otra de 65.000 visas para profesionales en general y, finalmente un cupo de 6.500 visas para únicamente ciudadanos de Chile y Singapur.

El 1 de abril se abre el plazo de presentación de solicitudes. Los seis años anteriores, a los cinco días ya había más peticiones que visas disponibles y se cerró el plazo. A los pocos días se celebró la lotería y quienes no la ganaron deben presentar de nuevo la solicitud, si así lo desean, al año siguiente.

Cabe destacar que no todas las H-1B están sujetas a límites. Por ejemplo, cuando el patrocinador es un instituto investigador o educativo puede pedir las que necesite a lo largo del año. Además, la administración del presidente Donald Trump está elaborando nuevas directrices y es posible que se anuncie la obligatoriedad de pre-registrarse.

Año fiscal y fechas para presentarse a H1-B y lotería de visas

Con respecto a la visa H1-B la normativa vigente dice que las solicitudes pueden presentarse seis meses antes del inicio del año fiscal para el que se aplica.

Excepto en los casos ya nombrados de excepciones en los que los solicitantes no están sujetos al límite anual, está ocurriendo que hay más solicitantes de visa que número de visas y así durante meses no se puede emitir ninguna nueva, hay que esperar al nuevo cupo con el nuevo año fiscal.

Esto quiere decir que si un extranjero que aspira a una visa H-1B que no está exenta del límite anual debe esperar al 1 de octubre, es decir, al inicio del año fiscal. Sin embargo, para obtenerla la empresa patrocinadora debe presentar los papeles 6 meses antes.

Por ejemplo, para una visa del FY20 debe presentarse la solicitud el 1 de abril de 2019.

Con respecto a la lotería de visas para obtener la tarjeta de residencia, también conocida como green card, el plazo para registrarse gratuitamente se inicia al comienzo del año fiscal, generalmente en torno al 3 o 4 de octubre, y finaliza un mes después.

Por ejemplo, para participar en la lotería de visas (DV por sus siglas en inglés) del año fiscal 2021 (DV21), el solicitante debe registrarse en la página oficial en octubre de 2019 hasta principios de noviembre de ese mismo año. Todo el proceso se demora para los ganadores hasta el 30 de septiembre de 2020 y ya podrían disfrutar de su green card a partir del 1 de octubre de 2020, esto es, el año fiscal 2021.

Este artículo es meramente informativo. No es asesoría legal para ningún caso concreto.