Qué es el año fiscal en Estados Unidos y su importancia migratoria

Calendario para entender el año fiscal en Estados Unidos
En Estados Unidos no coincide el año fiscal y el natural. Image Source. Getty Image.

En Estados Unidos, el año fiscal son los 12 meses comprendidos entre el 1 de octubre de un año y el 30 de septiembre del siguiente. Es decir, a diferencia de lo que ocurre en la mayoría de los otros países, aquí el año fiscal no coincide con el año natural, que obviamente va del 1 de enero al 31 de diciembre.

Por ejemplo, si en Estados Unidos se habla del año fiscal 2017 (FY 2017, por sus siglas en inglés), hay que entender el periodo que corre entre el 1 de octubre de 2016 y el 30 de septiembre de 2017.

Es importante entender bien este concepto para evitar equivocaciones.

La importancia migratoria del año fiscal

El año fiscal es muy importante en materia de inmigración, principalmente en los casos en los que se concede un número fijo de un tipo de visas por año. Es lo que se conoce en inglés como annual cap.

Este problema del annual cap afecta tanto a algunas visas no inmigrantes como a algunos tipos de visas inmigrantes. De hecho, es lo que está detrás de los grandes retrasos que se producen en algunos tipos de peticiones de la green card en cierta categorías de peticiones familiares.

Y es que una vez que se alcanza el número de visados establecidos para cada año fiscal puede suceder que, simplemente, la aplicación presentada se guarde en una lista de espera y se active de nuevo con la llegada del 1 de octubre. O puede suceder, dependiendo de la categoría de la solicitud, que se deba presentar una nueva aplicación.

Ejemplos de visas afectadas por los límites establecidos para cada año fiscal

El siguiente listado muestra las visas más comunes para los que hay un número máximo que se puede conceder por periodo fiscal:

  • Visa H-1B para profesionales y modelos. Si bien hay importantes excepciones y matices que se deben de tener en consideración (leer más abajo).

Es fundamental entender cómo juega el año fiscal en concreto en el tema de la lotería de visas (greencard). Todos los años a principios de octubre se abre el plazo para participar en el sorteo.

Por ejemplo, en octubre de 2017 se abrirá para participar en la lotería DV del 2019. Esto es así porque para el gobierno octubre del 2017 es el año fiscal 2018 y se le llama lotería del 2019 porque después del sorteo los ganadores pueden emigrar a partir de octubre del 2019, es decir, año fiscal 2019. Ese es todo el misterio.

Otros usos del año fiscal

En asuntos migratorios es muy común utilizar el año fiscal como periodo para reportar estadísticas, como el número de naturalizaciones, deportaciones o peticiones de visa denegadas.

El caso de las visas H1-B y cuándo aplicar

Puede suceder que un determinado tipo de visa se haya agotado y no haya más disponibles hasta el próximo 1 de octubre.

Sin embargo, en ocasiones se permite solicitar con anticipación, aunque la visa no se tramitará. El caso más común es el de la H-1B, para la que se puede presentar la aplicación hasta seis meses antes del inicio del nuevo año fiscal.

Y de hecho, es muy recomendable hacerlo así ya que es muy común que se agoten incluso antes de estar disponibles, siendo común muchos años que en apenas unos días el número de peticiones exceda al número de visas disponibles y se tenga que llevar a cabo una lotería para determinar quiénes son los ganadores.

En relación a la H1-B hay que tener en cuenta que no todos los trabajos están sujetos a este límite anual, por ejemplo, cuando el empleador es una universidad, está relacionado con investigación, etc.

Y por último, aunque sólo es de interés para chilenos, recordar que para las personas de esa nacionalidad existe un cupo especial al que sólo ellos pueden aplicar. Eso hace que no exista problemas para ellos a la hora de obtener la visa. Si bien siguen necesitando de una empresa o institución estadounidense que esté dispuesta a patrocinar.

Curiosidad sobre el año fiscal

Hasta 1976, el año fiscal estadounidense corría entre el 1 de julio y el 30 de junio del año siguiente. Se cambió a actual periodo porque el Congreso necesitaba cada vez más tiempo para concretar y aprobar el presupuesto de la nación.

En este asunto, Estados Unidos se diferencia de la mayoría de los países ya que lo más común en otras naciones es que el año fiscal coincida con el natural, también conocido como de calendario.

Es por eso por lo que conviene saber esta importante diferencia ya que a veces se comenten errores al pensar que en Estados Unidos las cosas son similares a como son en nuestros países de origen. Y muchas veces, pues no lo son.

Finalmente para los interesados en saber más sobre cómo se obtiene y conservan las visas y la greencard se recomienda tomar uno de estos dos test de respuestas múltiples: sobre visados y sobre la tarjeta de residencia permanente.

Este artículo es meramente informativo. No es asesoría legal para ningún caso concreto.