Requisitos y consecuencias de la bancarrota en EEUU

¿Cuáles deudas desaparecen con la bancarrota y cuáles deben pagarse?

Pareja leyendo notificación sobre bancarrota.
La bancarrota puede ser una segunda oportunidad para las personas ahogadas por las deudas.

Foto de Antonio Guillem. Getty Images.

La bancarrota es una segunda oportunidad que brinda la ley a las personas o empresas que no pueden pagar sus deudas mediante la eliminación o reestructuración del pago de las mismas.

En EE.UU., puede solicitar la bancarrota cualquier persona sin importar su estatus migratorio. Puede hacerlo individualmente o, si está casada, conjuntamente con su cónyuge. Además, también pueden solicitar la bancarrota sociedades y corporaciones.

Puntos clave: La bancarrota en EE.UU.

  • Pueden declararse en bancarrota personas físicas, matrimonios y empresas.
  • En EE.UU. hay cuatro tipo de bancarrotas: capítulo 7, 11, 12, 13; cada una con sus requisitos y consecuencias.
  • El listado de bienes excluidos —y, por lo tanto, protegidos— ante los acreedores y que los deudores pueden conservar varía de estado a estado.
  • La bancarrota no elimina todo tipo de deudas.
  • A partir del 15 de octubre de 2019, la bancarrota puede tener graves consecuencias migratorias.

Inicio del trámite y tipos de bancarrota

En el caso de persona individual o matrimonio, antes de iniciar el proceso deberá recibir una sesión informativa de crédito (credit briefing) de una agencia autorizada, la cual puede ser presencial, por Internet o por teléfono.

A continuación, el deudor deberá elegir qué tipo de bancarrota le conviene más entre los cuatro tipos posibles:

Capítulo 7

Es el tipo de bancarrota más frecuente y el preferido en los casos en los que el deudor no tiene mucho patrimonio. En ella, el deudor conserva todos los bienes considerados legalmente exentos (según las leyes del estado). El resto, si lo hubiera, pasa a ser controlado por un administrador, quien procederá a venderlos para pagar a los acreedores en un orden previamente establecido en la ley.

Capítulo 13

Pueden solicitarla las personas con ingresos fijos y cuya deuda asegurada con una garantía colateral no excede $1.184.200 y la no asegurada es menos de $394.725.

El deudor conserva sus propiedades y se compromete a entregar a un administrador pagos con cargo a sus ingresos futuros por un periodo entre tres y cinco años.

Capítulo 11

Es solicitada principalmente por empresas, aunque también pueden acogerse a la misma las personas individuales con una deuda que excede los límites que aplican en la bancarrota capítulo 13.

Capítulo 12

Este tipo de bancarrota aplica a las familias que poseen una granja o una explotación agrícola.

Proceso

Tanto en el capítulo 7 como en el 13, que son los más comunes para personas individuales y matrimonios, es necesario completar todos los formularios que correspondan, los cuales requieren la siguiente información:

  • listado total de bienes
  • listado de bienes excluidos, según la ley
  • listado de deudas
  • declaración sobre la situación financiera
  • ingresos que se esperan para el futuro
  • identificación de acreedores con sus direcciones

La solicitud se presenta en la corte de bancarrota del lugar de residencia, pagándose la cuota correspondiente.

En el caso de individuos o matrimonios, deberán presentarse en corte una vez junto con la persona que se designe como administrador (trustee, en inglés) y los acreedores que así decidan hacerlo.

Bienes no incluidos en bancarrota y bienes exentos

El deudor individual o matrimonio que se declara en bancarrota capítulo 7 o 13 puede conservar sus ingresos relacionados con su jubilación, como pensión del Seguro Social, 401(k), IRA, etc. Sin embargo, en algunos casos se pueden establecer límites máximos.

Además, puede conservar lo que se denomina como bienes exentos. En 34 estados deberá seguirse la lista del estado . En los 16 restantes, el solicitante de la bancarrota puede optar entre el listado de bienes exentos federal del Título 11 del Código de los Estados Unidos o el del estado. Dichos estados son Alaska, Arkansas, Connecticut, Hawaii, Massachusetts, Michigan, Minnesota, Nuevo Hampshire, Nueva Jersey, Nuevo México, Pennsylvania, Rhode Island, Texas, Vermont, Washington y Wisconsin. Lo mismo sucede en Washington D.C.

Según la ley federal son bienes exentos para el caso de bancarrotas solicitadas por una persona, entre otros, los siguientes:

  • Vivienda: $25.150 en patrimonio neto (equity).
  • Auto: $4.000
  • Joyas: $1.700
  • Artículos del hogar: $13.400 en su totalidad, incluyendo ropa, electrodomésticos, animales, instrumentos musicales, libros, etc.
  • Herramientas de trabajo: $2.525
  • Dividendos o intereses generados por una póliza de seguro de vida: $13.400

Si la bancarrota la solicita conjuntamente un matrimonio, dichas cantidades, que aplican desde el 1 de abril de 2019, se doblan, excepto la del concepto de vivienda.

¿Qué se conserva después de la bancarrota?

La persona que se declara en bancarrota podría conservar bienes más allá de los relacionados con la jubilación o con los bienes excluidos.

Vivienda

En el caso del capítulo 7, se puede conservar la vivienda si el equity está comprendido entre los bienes exentos y si, al mismo tiempo, el deudor realiza los pagos de la hipoteca que tiene pendientes.

Si después de la declaración de bancarrota deja de pagarse la cuota hipotecaria, el banco conserva el derecho a tomar posesión de la vivienda, aunque no podrá exigirle al deudor el pago de la hipoteca pendiente.

Además, si se deja de pagar la cuota de la hipoteca, el banco conserva derechos sobre los bienes que se brindaron como garantía para la hipoteca (lien, en inglés).

En el caso de bancarrota capítulo 13, el deudor puede conservar la vivienda principal aunque el patrimonio neto sea superior a lo que se puede incluir como bienes exentos. Si no está al corriente en el pago de las cuotas hipotecarias, deberá hacerlo antes de la declaración de bancarrota y, posteriormente, pagar las nuevas cuotas que se acuerden en dicha declaración, que suelen ser inferiores a las iniciales.

Sin embargo, el deudor no siempre podrá conservar su segunda vivienda.

Vehículo de motor

En la bancarrota capítulo 7, el deudor que está al día en el pago de sus cuotas puede quedarse con su auto si el equity es igual o inferior a lo autorizado en su lugar de residencia como bien exento para esta categoría y, además, continúa pagando las cuotas del préstamo de compra.

En la bancarrota tipo capítulo 13, el deudor puede conservar su auto pero debe pagar las cuotas del préstamo que estén pendientes, según el plan de pago que se apruebe al declararse la bancarrota.

Consecuencias para el crédito de la declaración de bancarrota

La bancarrota capítulo 7 se verá reflejada en el historial crediticio del deudor por siete años. En el caso de bancarrota capítulo 13, lo será por 10 años.

¿Cuándo se eliminan las deudas?

En la bancarrota capítulo 7 las deudas se eliminan (discharged, en inglés) entre tres y seis meses después del inicio del trámite. Esto quiere decir que no se le podrán exigir dichas deudas y el deudor no es responsable de su pago.

En la bancarrota capítulo 13 las deudas se borran cuando el deudor cumple con su plan de pago, que puede extenderse por tres o cinco años. Una vez que se ha cumplido dicho plan de pago, el resto de la deuda pendiente se borra y el deudor ya no es responsable.

Sin embargo, cabe destacar que algunas deudas nunca se eliminan.

Deudas que se eliminan con declaración de bancarrota

Después de bancarrota capítulo 7 o capítulo 13, se eliminan los siguientes tipos de deuda:

  • tarjetas de crédito
  • préstamos personales
  • contratos o leases
  • facturas médicas
  • la mayoría de las deudas que tienen su origen en accidentes de auto
  • deudas originadas en juicios en las que el deudor es el demandado
  • pagarés

Deudas que son perdonadas en bancarrota capítulo 13, pero no en capítulo 7

  • deudas por acuerdo de divorcio
  • pagos a coop o condo
  • préstamos aceptados para pagar una deuda ocasionada por un impuesto
  • préstamos que se tomaron con cargo a un plan de pensiones
  • todas las deudas que no fueron perdonadas en una declaración anterior de bancarrota

Deudas que No son perdonadas ni en la bancarrota capítulo 7 ni 13

  • pensión de alimentos (child support) y manutención de cónyuge (alimony)
  • multas fruto de haber cometido un hecho delictivo
  • casi todas las deudas por impago de impuestos
  • todo lo que se deba por haber causado daño o muerte al manejar bajo la influencia del alcohol

En el caso de bancarrota capítulo 7, esas deudas deben ser pagadas aún después de la declaración de bancarrota.

En los casos de bancarrota capítulo 13, todas esas deudas se pagarán completamente durante el periodo de tres o cinco años de pago de deuda que acuerda el administrador de la bancarrota.

Deudas que no suelen ser perdonadas

Los préstamos de estudiantes deben pagarse a menos que el deudor convenza a la corte de que realmente no puede pagarlos.

Por otro lado, las deudas por impago de la declaración de impuestos (tax returns) podrían ser perdonadas si se cumplen requisitos legales muy estrictos.

Deudas que solo son perdonadas si el acreedor está de acuerdo

  • deudas fraudulentas
  • deudas de acreedores no listados en la solicitud de bancarrota
  • deudas por compras por más de $750 realizadas en los 90 días siguientes a solicitar la bancarrota
  • deudas por préstamos de dinero de más de $1.000 realizados en los 70 días posteriores a la solicitud de bancarrota.

Efectos migratorios de declararse en bancarrota

Cualquier persona puede solicitar una declaración de bancarrota, sin importar su estatus migratorio. Sin embargo, cabe destacar que dicha declaración puede tener efectos migratorios negativos, especialmente a partir del 15 de octubre de 2019, con la entrada en vigor de las nuevas reglas sobre carga pública.

Con anterioridad al 15 de octubre de 2019, solo en casos infrecuentes una declaración de bancarrota podía perjudicar a un migrante en su estatus migratorio. Por ejemplo, en los casos de bancarrota fraudulenta o cuando tenía su origen en un gasto de lujo y que revelaba la falta de buen carácter moral, el cual es un requisito para la tarjeta de residencia permanente o la ciudadanía por naturalización.

Sin embargo, la situación cambia a partir del 15 de octubre de 2019. En el nuevo formulario I-944 Declaración de Autosuficiencia se pregunta por cuestiones como bancarrota declarada en EE.UU. o en otro país e historia crediticia de los solicitantes de ciertos beneficios migratorios.

En base a ese formulario, el oficial de migración podrá determinar si aprueba o rechaza solicitudes migratorias como ajuste de estatus o extensiones de visas.

Este es un artículo informativo. No es asesoría legal.