Beneficios migratorios de gays y lesbianas en USA: asilo y matrimonio

Particularidades migratorias para el colectivo LGBT

Los migrantes gays, lesbianas, bisexuales y transgénero deben estar al tanto de cuáles podrían ser sus beneficios migratorios en los Estados Unidos en los que su condición sexual puede ser tenida en consideración.

Obviamente, las personas dentro del colectivo LGBT están sujetas a las mismas reglas que aplican al resto de los migrantes, pero por su condición sexual 2 aspectos deben destacarse, en primer lugar el del asilo y en segundo lugar, el de los beneficios por matrimonio.

Este artículo informa sobre ambas situaciones.

Asilo y el colectivo gay, lesbiana, transexual y bisexual

En Estados Unidos pueden solicitar asilo las personas que han sido perseguidas o tengan un temor fundado de que sufrirían persecución si regresaran a su país por razón de su raza, nacionalidad, religión, opinión política o grupo social.

Sería precisamente en este último apartado donde la condición LGBT podría tener cabida.

Los casos de asilo son complicados y, aunque es cierto que en los últimos años se han ganado importantes victorias en las cortes migratorias, es muy importante conocer las posibilidades reales, cuáles son las consecuencias de plantear un caso de asilo y perderlo y la relevancia de contar con abogados especialistas en este tipo de casos.

Además es importante conocer y reconocer que en los resultados de estos casos hay una gran importancia según el lugar de la corte en el que se plantea la situación, en el caso asilo defensivo.

Derechos migratorios de la comunidad LGBT por matrimonio

Los matrimonios formados por gays o por lesbianas tienen los mismos derechos migratorios que los formados por la pareja hombre-mujer.

El gran cambio se debe a una sentencia de la Corte Suprema de los Estados Unidos con fecha del 26 de junio de 2013.

En ella, y por cinco votos a favor frente a cuatro en contra, los jueces declararon inconstitucional la ley federal conocida como DOMA que definía al matrimonio como una unión de un hombre como una mujer.Aquí se puede leer en ingles la histórica sentencia.

La consecuencia inmediata es reconocer beneficios federales a los matrimonios válidos formados por gays y lesbianas en las mismas condiciones que los conformados por heterosexuales.

Esto significa que los ciudadanos americanos y los residentes permanentes legales gays y lesbianas podrán patrocinar una tarjeta de residencia para sus cónyuges extranjeros. Y siguiendo el mismo procedimiento administrativo.

A tener en cuenta para obtener los papeles por matrimonio

Al igual que ocurre con los matrimonios formados por un hombre y una mujer, el matrimonio por sí sólo no basta para conseguir los papeles para el cónyuge extranjero.

Entre otras cosas, se exigen los siguientes requisitos:

Que el cónyuge extranjero sea admisible para recibir la tarjeta de residencia, también conocida como green card, y si no lo es que pueda pedir un perdón o waiver y que éste le sea concedido.

Entre los requisitos que debe cumplir se encuentran los de salud y vacunación, no tener delitos invalidantes o determinadas violaciones migratorias, como por ejemplo, presencia ilegal por más de 180 días.

Es decir, la green card puede ser negada porque se considera que la persona para la que se solicita es inadmisible.

El ciudadano americano o residente permanente debe cumplir con los requisitos económicos para patrocinar.

Y por supuesto que el matrimonio debe ser uno de buena fe, y no una boda realizada con el fin de cometer un fraude para concederle los papeles a una persona extranjera.

Atención al asunto de la validez del matrimonio

Para que el cónyuge extranjero pueda obtener beneficios migratorios es necesario que haya matrimonio. No basta con parejas de hecho.

En el caso de los gays y lesbianas hay que prestar especial atención a las leyes estatales que regulan este tema y qué aplica a un caso concreto. Lo mismo cabe decir de los matrimonios celebrados en el extranjero, ya que para que se puedan deribar derechos migratorios es necesario que sea válido de acuerdo a la ley local del lugar en el que se celebra.

Por último, al igual que ocurre con las parejas del mismo sexo, hay que tener mucho cuidado con las bodas celebradas en Estados Unidos cuando el miembro extranjero de la pareja ha ingresado al país con una visa de turista. Son matrimonios válidos pero desde el punto de vista de inmigración hay ciertas precauciones que hay que tener en cuenta si el cónyuge de otro país quiere quedarse a vivir en EEUU.

Visas de novios como una opción

Los ciudadanos americanos pueden solicitar visas K-1 para sus novios o novias. Este es un derecho que no aplica a los residentes permanentes.

Es importante destacar que los residentes permanentes legales no pueden solicitar esta visa para sus prometidos.

Tiempo de espera para green card por matrimonio

No hay límite por año fiscal al número de visas por matrimonio que pueden pedir los ciudadanos americanos, pero sí a las que pueden solicitar los residentes permanentes, por los que hay un tiempo de espera o demora que hay que tener en cuenta.

Pero incluso en las peticiones realizadas por ciudadanos la tramitación lleva un tiempo administrativo. Si el cónyuge extranjero está en otro país hay que calcular entre medio año y un año el tiempo que pasa desde que se presenta la solicitud y el solicitado pasa la entrevista en el consulado y ya está listo/a para viajar a Estados Unidos.

Abogado responde a dudas

Hay muchas dudas entre la comunidad de gays y lesbianas sobre el lugar en el que ha tenido lugar el matrimonio y el del domicilio de la pareja a la hora de solicitar beneficios migratorios. El abogado Frank Calabrese responde en esta entrevista a esas preguntas y despeja las dudas.

Este es un artículo informativo. No es asesoría legal.