Carga pública y beneficios públicos: causa negación residencia y visas

¿Cuáles son los beneficios considerados carga pública?

Sello en puesto de Inmigración de ingreso a los Estados Unidos
Ser considerado carga pública es causa de inadmisibilidad a los Estados Unidos. Foto de ClearStockconcepts.Getty Images

La nueva regla sobre carga pública es un cambio radical en la política migratoria de Estados Unidos y afecta tanto a las peticiones de la residencia permanente, conocida como green card, como a las solicitudes de visas no inmigrantes, como por ejemplo las de estudiante, turista, trabajo temporal, intercambio o inversión.

Y es que según la nueva normativa, tanto los oficiales consulares como los de la Policía Fronteriza –CBP, por sus siglas en inglés– o del Servicio de Inmigración y Ciudadanía –USCIS–pueden negar ajustes de estatus, visas de inmigrante para obtener la residencia permanente o ingresos a Estados Unidos si consideran que una persona extranjera puede convertirse en carga pública.

Asimismo, pueden rechazar las solicitudes de visas no inmigrantes y USCIS puede denegar cambios de estatus o extensiones de visas.

¿Dónde ha comenzado a aplicarse y dónde está suspendida?

Esta nueva regla sobre carga pública debería entrar en vigor el martes 15 de octubre de 2019 tanto dentro de EE.UU como fuera del país en las oficinas de embajadas y consulados.

Sin embargo, tres cortes federales suspendieron temporalmente el viernes 11 de octubre la aplicación de la regla del Departamento de Seguridad Interna (DHS) y también por parte de USCIS . Por lo tanto, es necesario esperar por más decisiones judiciales para determinar si la regla puede aplicarse dentro de EE.UU. y en sus fronteras.

Por otro lado, sí está en vigor, al menos por el momento, la regla sobre carga pública del Departamento de Estado. Embajadas y consulados pueden aplicarla desde el día 15 de octubre a las visas de inmigrante para la residencia y también a las visas no inmigrante, como las H1B (trabajo para profesionales), H4 (derivada de la H1B), L1 (transfer), B1 (negocios) y F1 (estudiante) y otras.

¿Qué es carga pública?

La carga pública es, desde hace años, una de las causas por las que se podía denegar una visa o un ajuste de estatus. Sin embargo, solo se consideraba carga pública recibir dinero del gobierno a través de un número reducido de programas o necesitar cuidados en una institución y a largo plazo a cargo del gobierno.

Sin embargo, la nueva regla según la cual se negarán las visas de inmigrante o o no inmigrante o el ajuste de estatus a cualquier persona que se considere "que es más probable que no" ocasionar un gasto al gobierno federal o a cualquier administración estatal, local o tribal.

Más específicamente, se puede negar las visas, el ajuste de estatus o el ingreso a EE.UU. a cualquier persona que a juicio de un oficial consular, de la CBP o USCIS es más probable que no que utilice recursos públicos por 12 meses o más en un periodo de 36 meses (3 años).

Para determinar qué extranjeros pueden convertirse en carga pública los consulados, agentes de la CBP y USCIS tienen en consideración una serie de factores, a los que se les da diferente importancia, para llegar a una decisión.

Factores para determinar si un extranjero puede convertirse en carga pública

Como mínimo, se tendrán en cuenta los siguientes factores: edad, salud, situación familiar, propiedades y situación financiera, educación y otras habilidades y conocimientos.

También se tendrá en cuenta si la persona que solicita la visa o la residencia ha recibido beneficios públicos en el pasado.

Según el Manual del Departamento de Estado para Asuntos Extranjeros (FAM, por sus siglas en inglés), dichos factores se evaluarán de la siguiente manera:

Edad

Es un factor positivo tener entre 18 y 62 años. Sin embargo, los menores de 18 años no serán penalizados si emigran con uno de sus progenitores o guardianes legales o se uno a uno de los mismos presentes ya en EE.UU.

Sin embargo, la edad –sin importar el número exacto de años– puede ser un factor negativo en las peticiones de visa de inmigrante o ajuste de estatus, si se considera que puede perjudicar para trabajar o encontrar trabajo o si afecta negativamente a la salud.

Salud

Se considera como un factor muy negativo sufrir de una enfermedad que requiere asistencia médica por un periodo extendido o internamiento médico por tiempo largo. También se contabiliza negativamente la enfermedad que impide a una persona cuidarse a sí misma o cuando la incapacita para trabajar o estudiar. Esto último solo en los casos de visas que autorizan a trabajar o estudiar o residencias permanentes.

Además, en el caso específico de extranjeros solicitantes de la visa de inmigrante en los consulados de EE.UU. para la residencia deberán probar que tienen seguro médico o medios económicos suficientes para hacer frente a posibles problemas de salud, según las nuevas reglas que entran en vigor en noviembre de 2019.

Factor positivo para todos los solicitantes de visa: tener un seguro médico privado. No puede haber sido obtenido beneficiándose de dinero público a través de Obamacare. Este factor aplica tanto a los extranjeros que solicitan una visa no inmigrante como migrante y el seguro debe cubrir su periodo de admisión.

Situación familiar

Se tendrá en cuenta el tamaño de la familia y si ese dato puede ser considerado como un factor a la hora de convertirse en carga pública.

Recursos económicos

Este punto es importante para todos los solicitantes de visa. Sin embargo, las reglas que se dan a continuación aplican solo a las personas que han pedido la residencia permanente.

Así, se considera un factor positivo si los ingresos brutos familiares son superiores al 125 por ciento de la línea de la pobreza según el tamaño familiar, o 100 por cien para el caso de hogares militares.

Si no se alcanzan dichos mínimos, el patrocinador de la residencia puede presentar prueba de sus propiedades y bienes. Si el valor de los mismos, restadas las cargas, es cinco veces superior a la diferencia entre los ingresos brutos de la familia y el 125 por ciento de la línea de la pobreza según el tamaño de su hogar, entonces se contará como un factor positivo su situación económica.

Además, si el extranjero para el que se solicita la residencia es el cónyuge de un ciudadano estadounidense o el hijo soltero menor de 21 años será suficiente que el valor de dichos bienes y propiedades sea tres veces superior.

A la hora de considerar los ingresos y propiedades debe excluirse los provenientes del juego, de actividades ilegales o beneficios públicos.

Finalmente, se tendrán en consideración los ingresos totales familiares, las propiedades que pueden convertirse en dinero en efectivo en los 12 siguientes meses a la obtención de la residencia, las deudas del extranjero para el que se solicita la green card y si ha solicitado en el pasado un perdón del pago de una tarifa migratoria.

Asimismo, se tendrá en cuenta el puntaje de crédito, las declaraciones de bancarrota y si el extranjero para el que se solicita la tarjeta de residencia o cualquier persona en su hogar familiar ha recibido, recibe o recibió aprobación para un beneficio público a partir del 15 de octubre de 2019.

Por el contrario, se considera como factores muy positivos: los ingresos, bienes y propiedades del hogar familiar son iguales o superiores al 250 por ciento de la línea de la pobreza para el tamaño de la familia.

Estudios, trabajo y habilidades

Este punto tiene también especial relevancia para los extranjeros esperando por la tarjeta de residencia.

Se tendrá en consideración como factor positivo o negativo, dependiendo de las circunstancias, el nivel de estudios del extranjero, su historial de empleo, licencias, certificaciones, conocimiento de inglés y de otras lenguas.

Sin embargo, no será un factor negativo la falta de estudios o experiencia laboral cuando se trate de una persona mayor de 18 años que pueda demostrar que cuida a una persona de su familia que es un anciano, niño o enfermo.

Por el contrario, se considera como un factor muy positivo: el extranjero ingresa por su trabajo una cantidad superior al 250 por ciento de la línea de la pobreza, según el tamaño familiar. Están excluidos los ingresos por actividades ilegales. Asimismo, si la persona extranjera no está autorizada a trabajar en EE.UU., como es el caso de los indocumentados, no podrán tomarse en consideración sus ingresos ganados en dicho país.

Además, está muy penalizado el extranjero que ni trabaja ni estudia y no puede demostrar historial laboral reciente o posibilidad razonable de trabajo en el futuro.

Por otro lado, la declaración de sostenimiento, conocida como affidavit of support, es considerada como un factor positivo.

En el caso de petición de una residencia por trabajo para un trabajador extranjero, si un familiar es el patrocinador o tiene una participación importante en la empresa –superior al cinco por ciento–deberá presentar un affidavit of support en favor de ese trabajador extranjero que debe ser considerado suficiente.

Asimismo, en el caso de peticiones de residencia en las que el affidavit of support está completado por más de una persona, el oficial a cargo de decidir si aprueba la solicitud tendrá en consideración si la persona co-firmante está deseosa y es capaz de mantener al migrante.

Carga pública previa

Se considera un factor negativo pero no grave las ayudas recibidas antes del 15 de octubre de 2019 que estén comprendidas en los programas siguientes: SSI (Ingresos de Seguridad Suplementario), TANFF (Ayuda Temporal a Familias en Necesidad) y programas de asistencia local en forma de ayuda económica.

También haber recibido asistencia de los programas conocidos como "Asistencia General", o ayuda para recibir cuidados a largo plazo en una institución como, por ejemplo, a través de Medicaid.

Están excluidos de la consideración de carga pública previa los cuidados en una institución a corto plazo y cualquier otra ayuda recibida en EE.UU. o en otro país.

Cabe destacar que ya se han cancelado visas y renovaciones de visas de turista a padres y madres de bebés nacidos en EE.UU. cuando no se ha pagado la factura del parto y Medicaid ha corrido con los gastos.

Pero se considera un factor muy negativo a la hora de determinar si a una persona se le aprueba la visa o el ajuste de estatus que previamente fuera calificado como carga pública por un juez de Inmigración o por el Board de Apelaciones Migratorias (BIA, por sus siglas en inglés).

Beneficios públicos que son carga pública

Según la nueva regulación, recibir dinero del gobierno federal o de un estado, municipio, condado o tribu –con la excepción de créditos sobre impuestos– pueden ser un factor que da lugar a la consideración de carga pública y, por lo tanto, a la negación de una visa o del ajuste de estatus. Por ejemplo:

  • SSI
  • TANF
  • SNAP, conocido como cupones de alimentos
  • Programas de Asistencia General de los estados
  • Ayuda para alquiler y vivienda pública. Secciones 8 y 9.
  • Medicaid, salvo excepciones enumeradas más abajo

Además, se considera como un factor muy negativo: si el extranjero ha recibido o se ha aprobado la solicitud para recibir uno o más beneficios públicos por más de 12 meses en un periodo de 36. Si cobra dos beneficios en un mes, se computará como dos meses.

Sin embargo, los que con anterioridad al 15 de octubre de 2019 recibieron ayudas en efectivo por los programas SSI, TANF o programas de asistencia general de los estados o para internamientos a largo plazo recibirán una puntuación negativa por los mismos, pero no grave.

¿Qué beneficios no son carga pública?

En relación a Medicaid, no son carga pública las asistencias de emergencia en hospitales, los servicios que se prestan en cumplimiento de la Ley de Educación para Personas con Incapacidades, el programa WIC para embarazadas o madres recientes y menores de 21 años y beneficios o servicios escolares, según las leyes estatales y locales.

Tampoco es carga pública recibir vacunas gratuitamente o a bajo coste o tratamiento para la prevención o cura de enfermedades contagiosas.

También está excluido el programa CHIP para niños (Healthy Families en California), servicios de cuidado infantil, foster care i adopción, emergencia en situaciones de desastre, ayuda para energía como el programa LIHEAP y programas de entrenamiento para el empleo.

Tampoco son carga pública solicitar FAFSA para estudios superiores, asistencia a escuelas públicas o beneficios derivados de la Ley Head Start y programas de desayuno y comida en las escuelas.

Finalmente, también están excluidos los comedores comunitarios, los bancos de alimentos comunitarios, intercambios en especie, albergues por corto plazo de tiempo y asistencia mental en situaciones de crisis.

Excepciones a la negación de visas o residencia por carga pública

Las nuevas reglas no aplican a asilados, refugiados, víctimas de violencia o de trata de personas, siempre y cuando reciban beneficios a los que están autorizados de acuerdo a la ley.

Además, las limitaciones para recibir beneficios públicos porque pueden tener consecuencias migratorias no afectan a las personas alistadas en el Ejército ni a su cónyuge ni hijos solteros menores de 21 años.

También hay excepciones que aplican a algunos hijos solteros menores de 21 años de ciudadanos americanos.

I-539: carga pública para cambio de estatus o extensión visa

En los siguientes casos debe usarse la nueva versión de este documento pedir cambio de estatus o extensión de visa y probar que no se es carga pública:

  • H-4, dependientes de extranjeros con H-1
  • L-2, dependientes de L-1
  • B1/B2, turistas y personas de negocios
  • J-1 de intercambio y estudiante F-1 para cambio estatus y re-establecimiento
  • Dependientes de visa E, inversionista.

Propuesta de la administración Trump

El gobierno está estudiando facilitar la deportación de migrantes por causa de carga pública.

Naturalización y carga pública

Las nuevas reglas sobre carga pública no aplica a los residentes permanentes legales que solicitan la ciudadanía estadounidense por naturalización.

Puntos Clave: carga pública

Puede negarse por carga pública: ajuste de estatus, visa inmigrante, todas las visas no inmigrante, ingreso a EE.UU. y extensión o cambio de visa no inmigrante.

Factores que se tienen en cuenta: edad, situación familiar, enfermedades, uso de beneficios públicos, ingresos, propiedades, conocimiento de inglés, historial laboral, etc.

Estándar: es más probable que no que una persona reciba ayuda pública por 12 meses o más en un periodo de 3 años.

Entrada en vigor: previsto para el 15 de octubre de 2019 pero suspendido temporalmente por cortes federales. A espera de una decisión final sobre la legalidad de esta norma sobre carga pública.

Fuentes:

  • “Public Charge.” USCIS, 11 Oct. 2019, https://www.uscis.gov/greencard/public-charge.
  • U.S.C. Title 8 - ALIENS AND NATIONALITY, https://www.govinfo.gov/content/pkg/USCODE-2017-title8/html/USCODE-2017-title8-chap12-subchapII-partII-sec1182.htm.
  • “Visas: Ineligibility Based on Public Charge Grounds.” Federal Register, 11 Oct. 2019, https://www.federalregister.gov/documents/2019/10/11/2019-22399/visas-ineligibility-based-on-public-charge-grounds.

Este es un artículo informativo. No es asesoría legal.