Cancelación o revocación de la visa americana por estancia ilegal

Overstay de la visa convierte a extranjeros en indocumentados

Sello de cancelación.
Quedarse en EE.UU. más tiempo del permitido tiene consecuencias graves. Foto de Frender. Getty Images.

Una de las formas más frecuentes de revocación o cancelación una visa americana ocurre cuando un extranjero ingresa a Estados Unidos con una visa no inmigrante y prolonga su estancia más allá del tiempo de lo permitido.

Asimismo, los turistas de países incluidos en el Programa de Exención de Visados,–entre ellos Chile y España– y bajo el cual sus ciudadanos pueden ingresar a EE.UU. sin visa por un tiempo máximo de 90 días, pierden este privilegio si exceden su estadía más allá de esos tres meses.

Revocación visa por estancia ilegal en EE.UU.

La presencia en EE.UU. más allá del tiempo permitido provoca cancelación/revocación visa. Además, los turistas que ingresaron sin visa pierden ese derecho.

Otras consecuencias:

  • posible expulsión o deportación
  • imposibilidad de solicitar cambio visa o extensión
  • se limitan los caminos para regular la situación
  • castigo de 3 o 10 años, una vez que se está fuera de EE.UU.
  • dificultad para volver a obtener una visa americana

Según datos del Departamento de Seguridad Interna, según datos de 2017, último año fiscal disponible, se quedaron en EE.UU. más allá del tiempo autorizado:

  • el 0,51% de turistas que ingresaron sin visa por el Programa de Exención de Visados
  • el 1,91% de extranjeros que ingresaron sin visa
  • el 4,15% de extranjeros que ingresaron con visa de estudiante F-1

Consecuencias por permanecer ilegalmente en Estados Unidos 

El tiempo que un extranjero no inmigrante puede permanecer legalmente en Estados Unidos y su periodo de gracia, cuando lo hay, está determinado por el tipo de visa que utiliza para ingresar.

En el caso de los turistas con una B1/B2 el tiempo máximo de estancia está determinado en el I-94, registro de ingreso y de salida. En estos casos no hay periodo de gracia pero podría calificarse para solicitar una extensión o, incluso, un cambio de visa. Pero si no se sale a tiempo la visa es cancelada.

Por otra parte, en el caso de un turista internacional que ingresa a EE.UU. sin visa por ser de un país en el Programa de Exención de Visas el plazo máximo de estancia es de 90 días. No es posible ni pedir extensión, ni cambio a otra visa. Tampoco aplica ningún periodo de gracia.

Una vez transcurrido el plazo que corresponde a cada persona según su tipo de visa, el extranjero se convierte en indocumentado si permanece en Estados Unidos. Es lo que se conoce en inglés como visa overstay.

Consecuentemente, podría ser expulsado o deportado, dependiendo de las circunstancias de cada caso.

Sin embargo, existen excepciones como, por ejemplo, iniciar un trámite para ajuste de estatus o haber solicitado a tiempo una extensión o un cambio de visa. 

Además de la consecuencia de la posible deportación, hay otras que deben ser tenidos en cuenta. En primer lugar, una vez que la visa se convierte en no válida por haber abusado del tiempo permitido para permanecer en Estados Unidos ya no es posible pedir con éxito una extensión de la misma o el cambio a otra 

Además, es muy importante que si se está en situación de indocumentado se cierran en la práctica muchas puertas a la posibilidad de obtener la tarjeta de residencia. La razón es que no siempre es posible realizar lo que se conoce como un ajuste de estatus

Por ejemplo, Antonio Alonso ingresó a Estados Unidos con una visa de turista y se quedó 15 meses más allá de la fecha autorizada. Después se casa con Pili Pérez, una residente permanente que lo pide como esposo. Al principio las cosas van bien porque el Servicio de Inmigración y Ciudadanía aprueba la petición de familiar realizada con el formulario I-130.

Pero después la dura realidad se impone. Antonio no puede ajustar su estatus y tiene que salir de los Estados Unidos para completar el proceso en un consulado. Y allí se encuentra con la negación de la petición de la green card y que tiene un castigo de 10 años por haber estado ilegalmente en los Estados Unidos.

La situación sería diferente si Pili Pérez fuera una ciudadana estadounidense en vez de una residente permanente.

Cabe destacar que la situación de indocumentado limita las posibilidades para regularizarse al impedir en muchos casos el ajuste de estatus. Por eso, si se tiene ese estatus es muy importante informarse muy bien sobre si para el caso particular que le afecta a uno es posible arreglar los papeles sin salir de Estados Unidos o no.

¿Qué sucede cuando se sale de EE.UU. pero se ha estado ilegalmente en el país?

En este caso hay que distinguir dos situaciones:

En primer lugar, cuando se ha estado en situación irregular en Estados Unidos por un total de menos de 180 días. En este caso es posible pedir inmediatamente una nueva visa. Pero hay que tener en cuenta que el consulado puede negarla muy fácilmente por considerar al solicitante como inelegible.

Y eso es porque una de las razones por las que se puede decir no cuando se pide una visa es que el oficial consular crea que el solicitante tiene intención de quedarse en Estados Unidos. Si ya lo hizo una vez, ¿por qué no va a volver a hacerlo? Por eso que no es tan fácil volver a sacar la visa.

Pero desde luego que no es imposible ya que la estancia alargada fuera de plazo pudo deberse a una situación razonable que se puede probar, como por ejemplo, haber estado hospitalizado. 

También puede ser que hayan transcurrido ya muchos años y la situación actual del solicitante, muy asentado en su lugar de residencia, permita suponer que de esta vez no se va a quedar en los Estados Unidos ni un sólo día más del autorizado.

Subrayar que de acuerdo a la ley, cualquier oficial consular puede denegar una visa basándose en sospecha. No necesita probar nada. Es el solicitante el que debe probar más allá de toda duda que va a cumplir las leyes migratorias.

En segundo lugar, si se ha estado sin autorización en Estados Unidos por más de 180 días aplica el castigo de los 3 o de los 10 años, si bien hay algunas excepciones.

Este castigo implica que mientas se está cumpliendo una persona se convierte en inadmisible para ingresar a Estados Unidos. En otras palabras, mientras no cumpla su tiempo de castigo no puede pedir una visa y, si lo hace, será negada.

Sin embargo, en algunos casos extraordinarios es posible solicitar un permiso, que también se conoce como waiver or perdón y así se podría solicitar la visa antes de que transcurra todo el tiempo de castigo.

Las condiciones para solicitarlo son diferentes según se quiera obtener una visa no inmigrante, por ejemplo la de turista, o una de inmigrante para obtener la green card, por ejemplo, en el caso de petición por parte de un familiar.

En todos estos casos lo recomendable es consultar con un abogado migratorio reputado. No es fácil obtener un waiver y, ni siquiera es posible sacarlo según como sea el caso. 

Finalmente, si se ha cumplido el castigo de los 3 o de los 10 años, es posible ya solicitar una visa no inmigrante o de inmigrante porque ha desaparecido la causa que convertía al extranjero en inadmisible. 

Sin embargo, tener en cuenta que para el caso de visa no inmigrante todavía es posible que el cónsul la niegue, precisamente alegando que se es inelegible.

Es muy importe en estos casos poder demostrar que no se tiene ninguna intención de quedarse en los Estados Unidos más tiempo del permitido y de que se tienen lazos económicos y familiares fuertes en el lugar de residencia.

¿Cómo se notifica la cancelación de la visa?

La cancelación de la visa se produce automáticamente. Las autoridades estadounidenses no tienen obligación de comunicarlo.

Lo mismo sucede con los nacionales de los países del Programa de Exención de Visas. Pierden automáticamente el derecho a ingresar a EE.UU. sin un visado, no siendo necesaria la comunicación a la persona interesada.

Consejos para evitar tener problemas con las visas americanas

La visa que mayores problemas causa es la de turista. Para evitarlos es conveniente tomar este test sobre cómo obtenerla y conservarla. Además, no conviene abusar de las frecuencias de los ingresos.

Este es un artículo informativo. No es asesoría legal para ningún caso concreto.