Requisitos de la carta de solicitud de asilo en Estados Unidos

Documentos de apoyo en la solicitud de asilo

Mujeres y niño detenidos por la Patrulla Fronteriza
Algunos abogados han sido exitosos defendiendo casos de asilo para mujeres y niños centroamericanos.  Foto de John Moore. Getty Images.

La carta de declaración personal del solicitante de asilo afirmativo ante el Servicio de Inmigración y Ciudadanía (USCIS, por sus siglas en inglés) o del asilo defensivo en corte es una parte fundamental de la solicitud, ya que contribuye a demostrar que merece que se le reconozca en Estados Unidos la condición de asilado.

En este artículo se explica en qué momento debe enviarse dicha carta y qué elementos debe contener en su redacción.

¿Cuándo debe enviarse la carta de declaración personal en la petición de asilo?

Esta carta forma parte del paquete con el que se solicita al USCIS o a la corte que reconozca una situación de asilo. En otras palabras, es uno de los documentos que se envían junto con la planilla I-589 y que inicia el proceso.

Dicha planilla debe acompañarse por una serie de documentos de apoyo, entre ellos, la declaración personal del solicitante de asilo en forma de carta.

Requisitos de la carta de declaración personal para solicitar asilo en EE.UU.

Esta carta se escribe habitualmente en una o varias páginas, las cuales se adjuntan a la planilla I-589 porque el espacio en esta no suele ser suficiente.

Es fundamental que la carta resulte creíble al oficial del USCIS o al juez de corte migratoria y para ello es necesario que la declaración que contiene sea consistente con todo lo que previamente se ha dicho o posteriormente se alegue.

No debe haber discrepancias grandes, porque daría pie a pensar que se está mintiendo y, por lo tanto, se negaría la petición de asilo.

Entre otros elementos, la carta de declaración debe contener una explicación de por qué el solicitante de asilo ha dejado su país y por qué tiene miedo de regresar. 

Además, debe incluir la redacción de incidentes sufridos por razón de religión, raza, nacionalidad, opinión política o pertenencia a un grupo social, incluyendo todos los detalles que se recuerden. No es necesario especificar fechas exactas, pero sí, al menos, una cronología aproximada.

También debe incluirse una descripción de situaciones de persecución sufridas por el mismo motivo por familiares o amigos.

Finalmente, si el solicitante de asilo sospecha que su petición puede ser negada porque el gobierno puede creer que le aplica alguna de las prohibiciones legales para obtener dicho beneficio, deberá incluir en esta carta una explicación de las razones por las que dicha prohibición no le aplica.

Por ejemplo, es relativamente común que el gobierno niegue el asilo alegando que el solicitante se ha establecido previamente de manera fija en un tercer país. Si eso no es así, deberá aclararse este punto.

Una vez que se tiene la carta escrita debe buscarse otra documentación que sirva para corroborar razonablemente las condiciones que se describen sobre el país del que se huye y los hechos específicos que se alegan que le han sucedido a la persona que pide el asilo. 

Para ello pueden utilizarse recortes de periódicos, declaraciones juradas de expertos y testigos, récords médicos o psicológicos, fotografías que demuestren golpes, diarios personales, documentos oficiales como récords de detenciones, cualquier documento con amenazas, carnets de pertenencia a un determinado partido político, declaraciones personales del solicitante de asilo en forma de carta, etc.

En realidad, se puede presentar cualquier prueba que sirva para demostrar lo que se afirma en la carta de declaración personal, pero siempre tiene que ser pertinente y relevante. 

Tener en cuenta que el gobierno de Estados Unidos es muy consciente de que determinados documentos del país de origen del solicitante de asilo no es posible obtenerlos. En estos casos es suficiente explicar que se ha intentado pero no ha sido posible. Lo que nunca debe hacerse es presentar documentación falsa.

Idioma de la carta de declaración y documentos adicionales

El solicitante de asilo puede escribir la carta de declaración en el idioma en que mejor pueda explicarse. La carta y todos los documentos que se adjunta en apoyo de la misma deben estar traducidos al inglés, si es que están redactados en otro idioma. 

Para ello, no es necesario pagar los servicios de un traductor jurado, siendo suficiente que traduzca toda la documentación una persona con conocimientos fluidos de español e inglés y que certifique la traducción adecuadamente.

Además, es recomendable no adjuntar ningún documento oficial, como por ejemplo un carnet de identificación, una carta emitida por otro gobierno, etc. y sí enviar en su lugar una copia legible del mismo. El día de la entrevista con el oficial del USCIS o de presentación en Corte migratoria se deben llevar esos documentos originales para que se puedan cotejar con las copias que previamente se enviaron.

Si se envían los originales lo que probablemente suceda es que nunca podrán recuperarse, de ahí que se envían solo fotocopias.

La importancia vital de contar con un abogado migratorio para casos de asilo

En los últimos años ha habido un fuerte incremento de peticiones de asilo en Estados Unidos por parte de ciudadanos de Honduras, El Salvador, Guatemala, México y Venezuela, pero la mayoría de dichas peticiones son negadas, particularmente las que se intentan defender sin abogado.

Por ejemplo, en el caso de asilo afirmativo, solo un 1,5% de los casos de mujeres y niños centroamericanos que se presentan sin abogado a la entrevista de miedo creíble logran aprobarla.

Por otro lado, los abogados migratorios están teniendo éxito presentando los casos en cortes receptivas. Por ejemplo, mientras que en Georgia se niegan un 90% de los casos, en Nueva York se aprueban el 75%.

 

Asimismo, los letrados están siendo exitosos a la hora de convencer a un buen número de jueces de que las amenazas y los daños perpetrados contra mujeres y niños por pandilleros encajan en los casos de persecución por pertenecer a un grupo social y, por lo tanto, ameritan la consideración de asilo.

La presencia de un abogado en un caso de asilo es altamente recomendable desde el comienzo, contando con su asesoramiento en la redacción de la carta de declaración de petición de asilo ya que esta determina la razón por la que se hace la solicitud y posteriormente no se puede cambiar su esencia ni contradecir su esencia.

Si no se puede pagar a un abogado, se recomienda contactar con alguna organización de apoyo legal a inmigrantes con buena reputación en la defensa de este tipo de casos.

Este es un artículo informativo. No es asesoría legal.