Todos los castigos por entrar ilegalmente a Estados Unidos

Entrar a USA con documentación falsa es un ingreso ilegal
Entrar a USA con documentación falsa es un ingreso ilegal. Foto de Sandy Huffaker. Getty Images.

El cruce ilegal de la frontera para ingresar a los Estados Unidos tiene consecuencias migratorias graves e incluso puede tenerlas desde el punto de vista penal.

Destacar que las consecuencias se producen tanto si se consigue el objetivo de ingresar como si se es agarrado en el intento.

¿Qué se considera ingreso ilegal a los Estados Unidos?

En realidad, según las leyes migratorias constituye entrada ilegal varias acciones, entre ellas:

  • cruzar por cualquier punto que no sea un control migratorio
  • cruzar escondido en un vehículo que sí pasa por un control migratorio
  • cruzar por un control migratorio utilizando una visa válida pero que se obtuvo mintiendo
  • cruzar utilizando un documento falso como visa, pasaporte o tarjeta de residencia
  • cruzar con el documento de otra persona, como por ejemplo su pasaporte o cualquier otro.

¿Cuál es el castigo por cruzar ilegalmente 1 vez?

El castigo por cruzar o intentar cruzar ilegalmente la frontera 1 sola vez comprende distintas penalidades como posible multa económica y/o posible condena de prisión por un máximo de 2 años. 

Además, si no se consigue cruzar ilegalmente es muy posible que la remoción de Estados Unidos tenga la forma de una expulsión inmediata, que lleva como penalidad el castigo de no poder ingresar a Estados Unidos por 5 años.

Tener en cuenta que incluso cuando ya ha pasado el tiempo de la penalidad es posible que sea especialmente difícil obtener una visa no inmigrante porque se considera que la persona es inelegible.

Esto se debe a que para pedir una visa no inmigrante con éxito uno de los requisitos es la de convencer al oficial consular más allá de toda duda de que el solicitante no tiene intención de quedarse en Estados Unidos. Y esto es particularmente difícil cuando en el pasado se intentó cruzar ilegalmente.

Por otra parte, si el migrante consigue cruzar ilegalmente sin ser agarrado tiene que saber que sus problemas migratorios son reales. En primer lugar, es prioridad para ser removido de Estados Unidos, bien mediante una expulsión inmediata o bien mediante un procedimiento formal de deportación, dependiendo del caso. 

En segundo lugar, prácticamente todos los caminos para regularizar la situación mediante un ajuste de estatus están cerrados. Esto es porque la persona se ha convertido en lo que se conoce como inadmisible.

En la práctica esto quiere decir que incluso es imposible arreglar mediante el ajuste a personas que se casan de buena fe con ciudadanos americanos y tienen hijos ciudadanos. Por lo tanto habría que salir del país para ir a través de un procedimiento consular y ahí hay otro problema que es que aplica el castigo de los 3 y de los 10 años.

Por todas estas razones los indocumentados que ingresaron ilegalmente deben consultar con un abogado de confianza antes de iniciar temas de papelería porque en muchos casos no es posible obtenerlos de ninguna manera desde un punto de vista práctico.

Es cierto que hay abiertos algunos cauces abiertos, como por ejemplo el asilo que cada vez es más complicado especialmente cuando se solicita en la zona de la frontera o las visas U para víctimas de violencia que cumplen requisitos estrictos, VAWA para víctimas de violencia doméstica o casos como la visa T por tráfico humano o el programa de juveniles para menores de 21 años que han sido abusados y/o abandonados por sus padres.

Según la ley actual los únicos migrantes indocumentados que ingresaron ilegalmente y que están protegidos frente a la deportación son los muchachos conocidos como Dreamers y que tienen aprobada una medida que se conoce como Acción Diferida (DACA, por sus siglas en inglés).

¿Qué sucede cuando se ingresa o se intenta ingresar ilegalmente 2 o más veces?

Las consecuencias civiles, es decir multas, penales y migratorias son más graves que en el caso anterior.

En primer lugar, multa económica de entre $50 a $250 dólares, si bien esa cantidad se multiplica por 2 si previamente se castigó a ese migrante con una multa por razón de ingreso ilegal.

En segundo lugar, puede haber pena de cárcel, a entender de la siguiente manera:

Las personas expulsadas o deportadas previamente de Estados Unidos por razón de seguridad nacional, por ejemplo por pertenecer a pandillas, serán multados y/o condenados a prisión por un máximo de 10 años.

Si tiene más de una condena, deberá cumplirlas sucesivamente, es decir, no se permite la acumulación de condenas.

Las personas expulsadas o deportadas de USA por 3 o más faltas o por 1 delito si estos están relacionados con drogas o delitos contra las personas serán castigadas con multa y/o prisión por un máximo de 10 años.

Las personas deportadas por un delito agravado pueden ser castigadas con multa y/o un máximo de 20 años en prisión. Además, en estos casos la reentrada o intento es considerada por sí mismo un delito agravado.

Finalmente, las personas deportadas por un delito no violento pueden ser castigadas por un máximo de 10 años de prisión.

En tercer lugar, hay importantes efectos migratorios ya que se produce la penalidad de la prohibición permanente para ingresar a Estados Unidos. Esto aplica en 2 casos:

  • Cuando una persona ha pasado más de 1 año ilegalmente en los Estados Unidos, todo el tiempo junto o de varias veces, después sale y después ingresa ilegalmente.
  • Cuando una persona ha sido removida de los Estados Unidos e ingresa o intenta ingresar ilegalmente.

Esto quiere decir que en la inmensa mayoría de los casos nunca jamás se podrá regresar a los Estados Unidos legalmente.

En casos excepcionales podría ser posible solicitar y obtener un perdón para que se permita aplicar por una visa no inmigrante o una visa inmigrante si se califica para una. Si bien es siempre necesario vivir un mínimo de 10 años fuera de los Estados Unidos antes de poder siquiera solicitar una autorización para poder aplicar por la visa.

¿Qué leyes aplican para los casos de ingreso ilegal?

Para estos casos aplican la Sección 275 de la Ley de Inmigración y Nacionalidad, conocida en inglés por las siglas INA o el Título Octavo de la Sección 1235 del Código de Estados Unidos (U.S.C., por sus siglas en inglés).

Este es un artículo informativo. No es asesoría legal.