Prioridades deportación por orden Trump y reglas expulsión inmediata

Varón esposado por dos policías
Prioridades para arresto, detención y deportación de inmigrantes. Foto de UpperCut Images.Getty Images.

 Por orden ejecutiva del presidente Donald Trump de enero de 2017 volverá a aplicarse el programa de Comunidades Seguras y se anuncian las nuevas prioridades de deportación que se explican en un memorandum de finales de febrero de 2017.

En este artículo, además de informar sobre estas novedades, se incluye qué se puede hacer si se está como migrante indocumentado en Estados Unidos y cuáles son las opciones si se produce una deportación.

Nuevas prioridades de deportación según orden de Trump

Según el texto de la orden conocida como Enhancing Public Safety in the Interior of the United States, las nuevas prioridades de deportación son las siguientes:

  • Personas condenadas por cualquier tipo de delito y también ofensas menores
  • Migrantes con una orden de deportación o expulsión o una salida voluntaria y que no han obedecido y siguen en los Estados Unidos. Están incluidas las personas con una orden deportación in absentia por lo que conviene saber si se tiene una.
  • Migrantes que han sido acusados de un delito y todavía no se ha resuelto. Ojo con esta situación, porque al final puede que fuera inocente, pero es posible que ya se le deportase antes de esperar al final del caso.
  • Migrantes acusados de actos imputables.
  • Fraude, tergiversación, declaraciones falsas y actuaciones semejantes en relación a asuntos oficiales de cualquier clase o agencia de gobierno. Atención con mentir en un documento oficial de cualquier clase o de palabra a un oficial porque esto es lo que se está castigando en este punto.
  • Abuso para recibir beneficios de un programa de ayuda pública
  • Y finalmente es prioridad de deportación que un oficial de inmigración considere que una persona es un peligro para la seguridad pública o nacional.  Están incluidas dentro de esta categoría actividades tales como pertenencia a pandillas.

    Asimismo, se están deteniendo los padres y las madres y otros familiares de menores centroamericanos que han llegado solos a la frontera. Es habitual colocar a estos niños con un familiar mientras esperan que se resuelvan sus casos de deportación. Ahora se está iniciando también un proceso en contra de dichos familiares a los que se acusa de haber pagado para que coyotes trajeran a los niños hasta la frontera.

    También se está deportando a personas con una suspensión de la deportación, que se conoce en inglés como stay of removal

    Finalmente, si un agente del ICE se encuentra de cualquier manera con un indocumentado, puede arrestarlo, y así parece que está sucediendo en numerosos casos. Incluso cuando el migrante tiene un récord penal absolutamente limpio.

    Destacar que en el caso de actividades problemáticas o delitos también se puede ser deportado si hay una confesión, admisión o declaración de haberlos cometido. La conclusión es que se debe tener cuidado con lo que se dice o afirma o confiesa.

    En la actualidad se está incluso acelerando los proceso de deportación en contra de veteranos del Ejército, porque hay que recordar que los residentes permanentes legales también pueden ser deportados si cometen cierto tipo de delitos.

    Orden ejecutiva y expulsión inmediata

    La expulsión inmediata permite agarrar a un migrante y expulsarlo de Estados Unidos sin pasar por un juez de inmigración. Bajo la normativa que se venía aplicando con el presidente Obama, se aplicaba a migrantes agarrados a menos de 100 millas de la frontera y que no podían demostrar llevar más de 14 días en el país.

    Ahora se pasa a poder ser aplicada la expulsión inmediata en todo el territorio nacional y para todas aquellas personas que lleven menos de 2 años en el país o no puedan demostrarlo.

    Orden Ejecutiva y Ciudades Santuario

    En las denominadas ciudades santuario se limita la información que los funcionarios y agentes locales pueden compartir con los agentes de inmigración federales.

    La orden ejecutiva asegura que no se le puede prohibir a un agente local o estatal a nivel individual de colaborar o compartir información con Inmigración, si así lo decide.

    Además apunta a que no se repartirá dinero federal con las ciudades que tengan como política la de limitar el compartir información en esta esfera.

    Por otra parte, se anuncia la reinstauración del programa 221(g) que significa que sheriffs locales y oficiales de policía locales y estatales se convierten de hecho en agentes de inmigración. Además, se fija que se contratarán a 10 mil oficiales de patrulla fronterizasy aumentarán las instalaciones para detener a migrantes.

    ¿Qué significa en la práctica la orden ejecutiva de Trump sobre deportación?

    El Presidente ha prometido deportar a 3 millones de inmigrantes indocumentados con récord delictivo. Al respecto hay que hacer 2 aclaraciones:

    En primer lugar, tener un récord delictivo va mucho más allá de haber sido condenado por un crimen grave, como por ejemplo, asesinato, homicidio, robo, violación, etc.

    Y es que para asuntos migratorios hay una categoría especial que se llama delitos que se llaman agravados que causan muchos problemas y que la mayoría de los migrantes desconocen, como por ejemplo, casos de violencia doméstica.

    Además, la deportación puede ocurrir incluso por delitos considerados menores, como ha sido el caso llamativo de la mexicana Guadalupe García de Reyes. La señora García, mexicana, llegó a Estados Unidos con 14 años, es madre de dos hijos ciudadanos estadounidenses y llevaba más de 20 años viviendo en la misma zona de Arizona, donde se la conocía como un buen miembro de la comunidad.

    El problema de esta señora es que hace 8 años se descubrió que trabajaba con documentación falsa. Perdió en Corte y en apelación en 2013, pero se le permitió permanecer con la condición de presentarse cada 6 meses en las oficinas de ICE (agencia encargada de hacer cumplir las leyes migratorias).

    En su primera cita en las oficinas de ICE tras aprobarse la orden ejecutiva de Trump, fue arrestada, detenida por unos días y, finalmente, deportada a México.

    En segundo lugar, destacar que no se ajusta a la realidad decir que sólo son objetivo de deportación prioritaria los migrantes con récord criminal. Y es que las redadas llevadas a cabo la segunda semana de febrero de 2017 en al menos 7 estados indican que entre los más de 650 detenidos también se ha arrestado a indocumentados con récord absolutamente limpio, incluido un Dreamer con DACA aprobado.

    Las redadas han tenido lugar en casas y en lugares de trabajo en al menos Carolina del Norte, Carolina del Sur, Georgia, California, Nueva York, Washington e Illinois, reportándose también casos no conformados de redadas en Texas.

    ICE, que llama acciones de cumplimiento selectivo (targeted enforcement actions) a las redadas, ha confirmado que en 4 días y medio se ha arrestado a "cientos" de migrantes indocumentados, superando los 650.

    Entre los arrestados se encuentra el mexicano Daniel Ramírez Heredia, quien tiene 23 años, llegó a los Estados Unidos con 7 y es padre de una criatura ciudadana americana de 3 años. Ramírez tiene DACA aprobado y la ha renovado recientemente con lo que se entiende que no tiene récord criminal, pues en caso contrario no tendría DACA.

    Según las informaciones, agentes del ICE se personaron en su casa buscando a su padre, quien previamente había sido deportado y regresó ilegalmente a los Estados Unidos. Aunque Ramírez afirmó en al menos 2 momentos que tenía DACA, está en un centro de detención por, según dice el gobierno, haber reconocido ser miembro de una pandilla, lo cual disputan los abogados de Ramírez. 

    De todo esto la conclusión es que se está buscando activamente a migrantes indocumentados, que la palabra "criminal" hay que entenderla en un sentido muy amplio y comprende cualquier problema que se haya podido tener con delitos o faltas y que personas con un récord absolutamente limpio también están teniendo problemas.

    Qué pueden hacer los migrantes indocumentados en Estados Unidos

    Estas son estrategias básicas de protección:

    1- Conocer los derechos. Por ejemplo, no se está obligado a abrir la puerta de casa a menos que los agentes muestren una orden judicial, por ejemplo por debajo de la puerta o a través de la ventana. Es muy recomendable leer estos consejos de ACLU (American Civil Liberties Union).

    2-Analizar con ojos realistas si existe una posibilidad para regularizar la situación. Consultar con un abogado de confianza si puede haber un camino.

    3- Hacer planes preparándose para lo peor. Ojalá que no llegue ese día, pero si llega tener todo preparado sobre asuntos como: ¿quién se hace cargo de los niños? ¿quién se hace cargo de pagar facturas? ¿quién maneja el dinero y tiene poder para tomar decisiones? etc. Verificar si en el estado en el que se vive hay que dar un poder de representación para que las decisiones tengan efectos legales.

    4- Tener siempre a mano teléfonos de ayuda legal. Por ejemplo, los mexicanos el de la CIAM y todos los migrantes de organizaciones reputadas, como por ejemplo la Hispanic Federation.

    Es recomendable que cada migrante tenga un buen conocimiento de su situación, desde el punto de vista legal, que se asesore y como mínimo se informe sobre si hay una orden de detención por cualquier causa o de deportación en su contra.

    5- Estar informados en todo momento, evitando caer en la desesperación y también ser víctima de un fraude. Tener presente que en momentos de angustia siempre hay personas sin escrúpulos que quieren sacar ventaja económica y prometen arreglos que son imposibles.

    Qué hacer si se es deportado

    Una vez fuera de Estados Unidos hay que saber que la deportación lleva una penalidad. El número de años depende de las circunstancias de cada caso.

    Es cierto que es posible en casos muy excepcionales pedir un perdón, también conocido como waiver o permiso. Pero son casos complicados, hay que mirar con un abogado de migración honesto si se cumplen los requisitos para pedirlo con un mínimo de éxito.

    Finalmente destacar que es una idea muy mala cruzar o intentar cruzar ilegalmente la frontera después de una deportación. La razón es que se activa de forma automática lo que se conoce como prohibición permanente.

    La penalidad es que se restaura la orden de deportación, puede haber multa y/o pena de prisión y se impone un castigo de por vida para regresar a Estados Unidos.

    Este artículo tiene una finalidad sólo informativa. No es asesoría legal. Para ello, consultar con un buen abogado migratorio.