22 causas de negación de ingreso a Estados Unidos por inadmisibilidad

Señal stop ilustrando causas inadmisibilidad
Las causas de inadmisibilidad que impiden el ingreso a USA pueden ser muy variadas. Foto de Heinrich Volschenk. Getty Images.

Las autoridades de los Estados Unidos pueden negar a cualquier extranjero el ingreso a Estados Unidos con una o varias causas de inadmisibilidad. Esto aplica incluso a los residentes permanentes legales.

Asimismo, puede aplicar tanto a los que están fuera del país como los que ya se encuentran en su interior.

Este es una situación grave y, por ello, este artículo informa sobre cuáles son las causas de inadmisibilidad, cómo surge el problema y dónde y, finalmente, qué se puede hacer para solucionar el problema.

Antes de comenzar, señalar que es muy importante distinguir las causas de inadmisibilidad, la razón que se da está señalada con un número 212(a), de las causas de inelegibilidad que hacen que el cónsul rechace una solicitud de visa por motivo calificado en los documentos oficiales como 214.

22 causas de inadmisiblidad que impiden el ingreso en Estados Unidos

Las causas de inadmisibilidad pueden aplicar tanto a las visas no inmigrante, tipo turista, estudiante, trabajo, intercambio, etc como a las visas de inmigrante, para obtener la green card o tarjeta de residencia.

Incluso pueden aplicar a personas que se encuentran legalmente en los Estados Unidos y que solicitan un cambio de estatus. Por ejemplo, una persona con visa H1B que pide la residencia permanente mediante un ajuste de estatus.

Las causas de inadmisibilidad, que se conocen en inglés con el nombre de grounds of inadmissibility, son:

  • Carga pública. Sospecha de que es posible convertirse en una fuente de gasto para las arcas públicas de Estados Unidos. Por ejemplo, personas enfermas, muy mayores, etc.
  • Sufrir una enfermedad contagiosa, como por ejemplo, tuberculosis.
  • Sufrir una enfermedad física o mental que convierta al enfermo en un peligro para otras personas.
  • Consumo de drogas. La expresión que utilizan las autoridades de inmigración es "abusador de drogas" y por eso se entiende haber consumido una sustancia ilícita más de una vez en los últimos tres años.
  • Haber cometido o haber sido condenado por un delito inmoral.
  • Haber sido condenado por varios delitos.
  • Haber sido condenado por delitos específicos tales como tráfico de drogas.
  • Ser familiar de un traficante de drogas si se ha beneficiado de las ganancias de esa actividad en los últimos cinco años.
  • Haber cometido espionaje o sabotaje.
  • Haber cometido o haber sido condenado por un delito agravado.
  • Haber sido miembro de un partido político totalitario, como por ejemplo, un partido comunista, o de un partido nazi.
  • Haber participado en un genocidio.
  • Haber asegurado falsamente que se es ciudadano americano.
  • Haber violado una ley de inmigración. Hay muchos ejemplos de esta circunstancia, por ejemplo, trabajar en Estados Unidos con una visa que no lo autoriza (turista, etc.)
  • Haber cometido fraude migratorio. Bajo esta categoría caben acciones muy distintas. Presentar documentos falsos ante un oficial migratorio o un consulado es una de ellas. Las mentiras en este contexto pueden resultar muy caras.
  • Estar ilegalmente en Estados Unidos o haber estado si todavía no se cumplió el plazo de la penalidad.
  • Haber sido deportado o expulsado.
  • Haber ingresado a los Estados Unidos sin tener la documentación necesaria.
  • Estar casado con más de una persona al mismo tiempo. Estos son los casos de bigamia y poligamia.
  • Haber realizado un secuestro internacional de niños. Esto ocurre con frecuencia en el caso de papás y mamás que no se ponen de acuerdo dónde deben vivir los niños. El problema es que sin darse cuenta se puede estar cometiendo ese delito, que es muy grave.
  • Si se ha tenido una visa de intercambio J-1 y se está sujeto a la obligación de residir fuera de Estados Unidos por dos años.
  • Ser un peligro para la seguridad nacional de los Estados Unidos. Esto incluye pertenencia a pandillas (gangas).

Qué puede suceder en estos casos de inadmisibilidad

Puede pasar tres cosas:

Primero: la visa es denegada por un oficial consular. Tener en cuenta que la visa puede ser rechazada, además, por otras causas, cuando se cree que no se cumplen los requisitos para obtenerlos.

Segundo: el oficial de Inmigración de la CBP (Policía Fronteriza) en un puerto de entrada (aeropuerto, puerto o frontera terrestre) prohíbe el ingreso tras consultar su completísima base de datos. En estos casos pueden darse dos situaciones:

Si se llega al puerto de entrada con una visa o una green card válida, en algunas circunstancias es posible solicitar presentarse ante un juez de inmigración y, en su caso, apelar su decisión ante la Corte de Apelaciones Migratorias.. Pero no siempre es posible.

Por ejemplo, en casos de fraude o de haber asegurado falsamente ser ciudadano americano la decisión del oficial de Inmigración es final.

Pero también puede suceder que se proceda a regresar a la persona inmediatamente a su lugar de procedencia. Las razones pueden ser varias, como en el ejemplo anterior. Pero también sucede en caso como en los que no se tiene visa porque se es de un país del Programa de Exención de Visados la decisión del oficial de la CBP es también final y no se podrá solicitar comparecer ante un juez.

Y tercera posibilidad: si ya se está dentro de Estados Unidos, las autoridades migratorias pueden proceder a la remoción de la persona en esa situación.

Qué se puede hacer en los casos de inadmisibilidad

Para algunos de estos supuestos es posible pedir un perdón migratorio, también conocido como waiver. Por ejemplo, en casos de prostitución, enfermedades contagiosas, riesgo de ser una carga pública, condenas por delitos inmorales o, incluso, múltiples condenas por delitos.

Pero es muy importante entender que las reglas son distintas según los casos, que no es lo mismo pedir una visa no inmigrante que una inmigrante y que los perdones son medidas excepcionales.  Y también hay que tener presente que el poder solicitar un perdón no quiere decir que se vaya a obtener su aprobación.

En estos casos es muy importante contar con la asesoría de un abogado competente y con un buen récord, que no prometa cosas que, sencillamente, no pueden ser porque la ley no lo permite.

Además, tener en cuenta que hay causas de inadmisibilidad para los que no es posible jamás pedir un perdón. Por ejemplo, tráfico de drogas, terrorismo o espionaje.

Finalmente, es realmente aconsejable conocer cómo aplica el castigo de inadmisibilidad de los 3 y de los 10 años por presencia ilegal en los Estados Unidos y el castigo de la prohibición permanente. Este último es frecuentemente ignorado pero afecta a muchas personas y las consecuencias son muy graves.

Este es un artículo informativo. No es asesoría legal.