¿Cómo funcionan las herencias en EEUU?

Mano y pluma rellenando planilla de testamento
En EE.UU. es posible desheredar a los hijos sin causa.

Tetris / Getty Images

Para las herencias en Estados Unidos, las leyes de cada estado establecen a quién le corresponden los bienes de una persona después de su fallecimiento, es decir, quién adquiere la propiedad de los inmuebles, dinero, derechos y deudas del fallecido, y en qué porcentaje. Sin embargo, sí existen aspectos legales que aplican a todo el país y principios que se deben conocer, como los tipos de testamento, los derechos de los cónyuges e hijos, reglas de sucesión e impuestos aplicables.

Puntos clave: Herencias en Estados Unidos

  • En Estados Unidos existen varios tipos de testamento: simple, conjunto y fiduciario. Si no hay testamento, se hereda según las líneas de sucesión establecidas por cada estado.
  • La legítima es el derecho de un cónyuge viudo a un porcentaje de la herencia establecido por la ley de cada estado. Este monto se deduce de la herencia total antes de la división entre los demás herederos, y se aplica exista o no un testamento.
  • El testamento debe respetar la legítima del viudo o la viuda, pero es posible desheredar a los hijos sin ninguna razón más que la voluntad de quien deja la herencia. Solo Luisiana y Puerto Rico establecen excepciones a esta regla.
  • Las herencias pueden estar sujetas a impuestos federales y estatales que varían según el monto heredado.

¿Qué patrimonio forma parte de la herencia?

Forman parte de la herencia dinero, propiedades, derechos y deudas. Sin embargo, puede excluirse de la herencia, entre otros, el patrimonio siguiente:

  • Pólizas de seguros a favor de una persona en particular.
  • Cuentas de ahorro o cuentas de pensión individual (IRA, por sus siglas en inglés) con un beneficiario específico.
  • Propiedades incluidas en un fideicomiso testamentario (living trust, en inglés).
  • Propiedades conjuntas en las que la persona sobreviviente tiene derecho a la propiedad total.

En esos casos, esas cantidades o bienes van a quien le corresponda y no se divide entre los herederos.

Matrimonios en régimen de propiedad comunal

En el caso de que la persona difunta estuviese casada, antes de proceder a dividir su herencia entre los herederos es necesario determinar si el patrimonio adquirido por el difunto desde la fecha en que se casó le pertenecía en exclusividad o, por el contrario, lo compartía al cincuenta por ciento con su cónyuge, es decir, con la persona que deja viuda.

En los estados de Alaska, Arizona, California, Idaho, Luisiana, Nevada, Nuevo México, Texas, Washington y Wisconsin, aplica el sistema de propiedad comunal. Esto significa que todo lo que la pareja adquiere desde el momento del matrimonio pertenece a ambos cónyuges al 50 por ciento.

Por ejemplo, en el caso de una pareja casada con un patrimonio de $500.000 adquirido durante los años que duró el matrimonio, aunque solo uno de los cónyuges recibiera ingreso por su trabajo y este es el que fallece, la persona viuda es propietaria de la mitad. Es decir, en este ejemplo, es dueña de $250.000, por residir en un estado con régimen de propiedad comunal.

Es importante destacar que ese dinero es propiedad del viudo por derecho, no es herencia. La otra mitad —$250.000— es herencia a repartir entre los herederos, entre los que pueden estar hijos, otros familiares del difunto, amigos, etc. y, también, el viudo.

Por el contrario, en los estados donde no aplica el régimen de propiedad comunal cada cónyuge es propietario de lo que personalmente ha ganado durante el matrimonio. Por ejemplo, siguiendo con el mismo caso anterior donde un cónyuge no ha recibido pago por su trabajo y el otro ha ganado $500.000 y este fallece, la herencia a repartir entre los herederos asciende a un monto de $500.000.

Por lo tanto, estar casado en un estado con régimen de propiedad comunal o en otro que no la tiene afecta, en gran medida, al monto de la herencia a repartir entre los herederos. Esta regla del régimen de propiedad comunal se puede modificar si existe un contrato entre los cónyuges.

Derechos de los viudos a heredar en EE.UU.

Como regla general, el cónyuge viudo tiene derecho a la legítima, esto es, a recibir obligatoriamente un porcentaje de la herencia de su cónyuge difunto. Cada estado establece sus propias reglas, pero con carácter general, se fija como legítima para el viudo entre un tercio y la mitad de la herencia. Ese porcentaje puede variar según factores como el número de hijos que deja el fallecido.

Por ejemplo, Antonio López, de Texas, fallece sin testamento después de 10 años de matrimonio dejando como viuda a Carmen García, quien desde que se casó no ha tenido trabajo remunerado. La pareja tiene dos hijos y, en el momento de fallecimiento de Antonio, el patrimonio obtenido durante el matrimonio por el trabajo del fallecido es de $500.000.

Como Texas es un estado de propiedad comunal, Carmen es propietaria de la mitad de esos $500,000, es decir, de $250.000. Los otros $250.000 pasan a formar la herencia. Además, a Carmen le corresponde en concepto de legítima un tercio de la herencia, que en el caso de este ejemplo serían $83.000.

Este derecho a la legítima aplica tanto a los casos en los que no hay testamento como en los que sí se ha firmado uno. En este último caso, si el fallecido no deja a su viudo lo que le corresponde por ley en concepto de legítima, este puede impugnar la validez del testamento.

Finalmente, para heredar como viudo es necesario estar casado en el momento del fallecimiento. En caso de divorcio, el ex cónyuge no tiene derecho a legítima, aunque el difunto sí puede dejarle parte de su herencia por medio de testamento.

En algunos estados, además, se reconocen los derechos de viudo o viuda a la pareja de hecho si la relación está registrada. También son válidos a estos efectos los matrimonios de common law en los estados que los reconocen.

Derechos de hijos y otros familiares a herencia en EEUU

A diferencia de lo que ocurre con los cónyuges, no hay obligación de dejar herencia a hijos u otros familiares, como hermanos o padres. Las excepciones son Luisiana y Puerto Rico, donde no es permitido desheredar a los hijos.

En el resto de los estados, los hijos heredan si se da una sucesión sin testamento o si un testamento redactado los incluye.

En el caso de hijos desheredados en testamento, hay poco que puedan hacer, excepto en tres instancias en las que es posible reclamar:

  • Cuando la exclusión se debe a un accidente. Por ejemplo, un hijo nace en fecha posterior a la que se firmó el testamento.
  • Cuando se cree que una tercera persona influyó con mala fe en las disposiciones del testamento.
  • Cuando el difunto firmó más de un testamento y en el último excluye de la herencia a personas o instituciones que sí estaban incluidas en los anteriores.

Líneas de sucesión

En el caso de herencia sin testamento, cada estado establece en las líneas de sucesión las reglas de a qué familiares va el dinero, propiedades y deudas y en qué porcentaje, respetando siempre la legítima del cónyuge viudo.

Por ejemplo, las líneas de sucesión cuando no hay testamento en California son:

  1. Hijos del difunto, a partes iguales.
  2. Si no tiene hijos, la herencia va al viudo o la viuda.
  3. Si no tiene ni hijos ni deja viudo, a los padres, a partes iguales.
  4. Si no hay ni hijos, ni viudo, ni padres, se reparte a partes iguales entre los hermanos, teniendo los mismos derechos los hermanastros que los hermanos de padre y madre.
  5. A falta de hijos, viudo, padres y hermanos, la herencia va, en orden, a tíos, sobrinos y primos.
  6. Finalmente, a falta de familiares, hereda el estado de California.

Por ejemplo, Teresa González, de California, fallece sin testamento dejando como viudo a Jaime Gutiérrez. La pareja tiene un hijo. En el momento del fallecimiento el patrimonio adquirido por el matrimonio desde que se casaron es de $500.000.

Según las reglas de la propiedad comunal que aplican en California esto quiere decir que Jaime es propietario de $250.000 y la herencia a repartir es de una cantidad igual.

Como Jaime es el viudo le corresponde la legítima. En California para el caso en el que el difunto deja un solo hijo, la legítima del viudo es la mitad de la herencia, esto es $125.000 en el caso de este ejemplo.

A partir de ese momento se procede a seguir la línea de herencia fijada por el estado para casos de fallecimiento sin testamento. En el primer lugar están los hijos del difunto a partes iguales. Como solo hay un descendiente en este ejemplo, este recibiría $125.000. Además, al haber al menos un hijo ya no se sigue con las posteriores líneas de sucesión y así se completa la herencia.

Tipos de testamentos en EEUU

Según U.S. Legal Wills, solo el 26 por ciento de los latinos en Estados Unidos tienen testamento. Los interesados en redactar este documento deben saber que cada estado establece sus propias reglas para los tipos de testamentos, por lo que es aconsejable consultar con un abogado especialista en sucesión (estate planning). Sin embargo, por regla general, existen tres tipos de testamentos:

  • Testamento simple, conocido en inglés como simple will: el testador, quien debe ser mayor de edad y estar en sus plenas facultades mentales, enumera sus bienes y nombra herederos. El testamento debe estar fechado y firmado por el testador y dos o tres testigos, dependiendo del estado.
  • Fideicomiso testamentario, conocido como testamentary trust will: todo o parte del patrimonio del testador se coloca en un fideicomiso y se nombra un administrador, quien decide cómo se distribuyen los bienes entre los beneficiarios. Son frecuentes este tipo de testamentos cuando el testador tiene hijos menores de edad o incapacitados.
  • Testamento conjunto o joint will: cuando dos personas testan nombrando heredera de la otra al que sobreviva.

Impuestos y herencias en EEUU

El impuesto de sucesión, conocido en Estados Unidos como estate tax, se paga sobre el patrimonio del difunto y antes de proceder a la entrega de cada parte a los herederos.

A nivel federal, el IRS establece que para el año 2019, solo pagan el estate tax herencias superiores a $11,4 millones. La tasa del impuesto varía según la cantidad, pero no excede el tres por ciento. Los viudos que heredan a sus cónyuges están excluidos de esta obligación.

A nivel estatal, solo algunos estados tienen estate tax. Así, en Minesota solo se deben llenar las planillas para el pago de impuesto de sucesión en herencias superiores a $2,7 millones, en Nueva York son $5 millones, en Washington, $2.193.000, y en Oregón $1 millón. La tasa de impuesto oscila entre el 10 y el 16 por ciento.

Además, algunos estados como Iowa, Kentucky, Maryland, Nebraska, Nueva York y Pensilvania tienen inheritance taxes que aplican sobre la cantidad que recibe cada heredero, después de que ya se ha entregado la herencia.

Este es un artículo informativo. No es asesoría legal.