Consecuencias de tener un bebé en EEUU como turista

Costo de dar a luz en Estados Unidos

Padres con bebé recién nacido
Cómo evitar los problemas al tener bebé con visa turista. Yuri_Arcurs / Getty Images

Tener un hijo en Estados Unidos mientras se está en el país en condición de turista puede tener consecuencias migratorias positivas y también muy negativas. Esto aplica a aquellas personas extranjeras que ingresan con visa de turista, con visa láser también conocida como tarjeta de cruce y, por último, a los que ingresan sin visa bajo el Programa de Exención de Visados.

En este artículo se explica el efecto positivo y por el que realmente los padres pueden sentirse inclinados a que su bebé nazca en Estados Unidos.

Pero también se hace referencia pormenorizada a las posibles consecuencias negativas, ya que cada vez son más frecuentes y, por regla general, puede decirse que los padres nunca piensan en ellas, hasta que se encuentran con el problema.

Por último, se explica cómo evitar las consecuencias negativas para lo cual se menciona cuál es el costo medio de dar a luz en Estados Unidos, el país de todo el mundo donde es más caro nacer.

Consecuencias positivas cuando turista da a luz en EE.UU.

Todos los bebés nacidos en el país son ciudadanos americanos desde el momento de su nacimiento con la excepción de los hijos de diplomáticos que se encuentran en Estados Unidos en dicha función. En este caso, el bebé adquiere la nacionalidad de sus padres.

El resto de bebés, es decir, los que no son hijos de diplomáticos destinados en Estados Unidos, adquieren la ciudadanía en virtud de lo que se conoce como ius soli. Es indiferente el estatus migratorio de los padres, tampoco importa si residen habitualmente en Estados Unidos o solamete están de paso o disfrutando una temporada.

Con el acta de nacimiento del recién nacido se puede obtener un pasaporte para el menor, teniendo en cuenta que para solicitarlo han de estar presentes el bebé y los dos padres y, si no fuera posible la presencia de ambos, hay que cumplir con otros requisitos legales.

El niño o la niña será ciudadanos americanos de por vida, a menos que renuncien expresamente a ser estadounidenses o de adultos realicen alguna acción que tenga como castigo la pérdida de la nacionalidad.

Seguirán siendo estadounidenses aunque al poco de nacer regresen al país de sus papás y vivan allá el resto de sus vidas y adquieran también la ciudadanía de los padres.

En cuanto a posibles derechos migratorios de los papás de un niño ciudadano americano hay que decir que existen muchas ideas equivocadas, ya que un ciudadano estadounidense menor de 21 años jamás puede reclamar papeles para sus padres. Y aún en ese caso existen límites según el estatus migratorio de los padres en Estados Unidos.

En otras palabras, dar a luz en Estados Unidos no da derecho a los padres a quedarse en el país ni a regular la situación.

Por último, hay que tener en cuenta otra cuestión importante, que es la de la doble nacionalidad. Estados Unidos no pone problemas a la hora de que un bebé nacido en el país adquiera también otra nacionalidad por razón de sus padres. Sin embargo, no todos los países admiten la doble nacionalidad, por lo tanto ese es un tema que cada padre y madre debe verificar con su embajada o consulado.

Consecuencias negativas de tener un hijo en EE.UU. como turista

Para evitar tener problemas hay que tener un seguro médico o pagar del propio bolsillo todos los gastos médicos derivados del nacimiento.

En este punto destacar que es prácticamente imposible obtener un seguro médico en Estados Unidos o en otro país que cubra a los turistas los gastos de dar a luz. Esto significa en la práctica que el padre y/o la madre deben hacerse cargo de los gastos del nacimiento del bebé y de posibles cuidados médicos que necesite la madre.

El problema es que en Estados Unidos dar a luz es muy caro, si bien hay importantes diferencias entre estados. Así, según datos de International Federation of Health Plans, el costo medio de dar a luz de forma natural y sin complicaciones es de $10.808. En el caso de ser necesaria una cesárea, el costo medio es de $51.125, según datos de Childbirth Connection. Los gastos se incrementan en el caso de complicaciones, partos prematuros y necesidad de incubadora o partos múltiples.

En muchas ocasiones los papás extranjeros desconocen que estos son los costos y cuando llega el momento del parto acuden al hospital sin seguro médico y sin dinero suficiente para cubrir los costos.

En estos casos, se le asigna un trabajador social y el recibo ocasionado por el nacimiento lo cubre Medicaid de Emergencia, un seguro gubernamental que cubre los gastos médicos de los estadounidenses más pobres y de ciertos extranjeros como residentes permanentes legales en casos muy concretos, refugiados y asilados.

Y aquí es donde se origina el problema, al ocasionar un gasto a las arcas públicas americanas y convertirse así en lo que se conoce como una carga pública.

Posibles consecuencias de no pagar gastos de nacimiento

Si no se paga por el nacimiento de un bebé y Medicaid se hace cargo del gasto pueden surgir graves problemas migratorios.

En primer lugar, la visa de ambos padres puede ser revocada o cancelada. Para entender esto hay que recordar que una de las condiciones para que se conceda la visa en primer lugar es probar que no se va a ser una carga pública para el gobierno americano. Y al dejar sin pagar una factura médica a la que debe hacer frente Medicaid se ha hecho precisamente eso. Por lo tanto, es muy posible quedarse sin visa.

Además, puede que el titular de la visa no se entere de que ésta ha sido cancelada hasta que intenta entrar de nuevo a Estados Unidos y se encuentra con problemas en la aduana y que no se le permite la entrada.

Asimismo, puede suceder que cuando se va al consulado a renovar la visa, se niegue la solicitud. Esto aplica también a los padres con visa láser y a los que ingresaron sin visa por el Programa de Exención de Visados. En este caso, podrían perder este privilegio.

El problema no suele surgir de inmediato, sino en el momento de renovar la visa o la ESTA o cuando se solicita la renovación del pasaporte estadounidense del hijo. Por el tipo de preguntas que se realizan en los formularios queda claro que el bebé nació cuando la mamá estaba como turista en Estados Unidos y se pueden hacer preguntas para determinar si los padres pagaron por el parto y pueden demostrarlo o, por el contrario, si fueron una carga pública.

¿Es posible arreglar el problema pagando más tarde a Medicaid?

No, no es posible. Esto lo intentan muchos padres cuando se encuentra con el problema entre las manos. Pero Medicaid simplemente no tiene establecido un trámite para recuperar el dinero en estos casos, sólo cuando ha habido fraude.

A consecuencia de ello, esa deuda queda siempre ahí pendiente y puede ser el origen de muchos disgustos relacionados con rechazos de visas y otras peticiones migratorias.

¿Qué hacer cuando se viaja a EE.UU. para evitar estos problemas?

La solución es viajar siempre con un buen seguro médico y/o con dinero suficiente para hacer frente a gastos sanitarios. Es muy importante tener en cuenta que los gastos médicos en Estados Unidos son altísimos y que un parto sin complicación alguna puede costar varios miles de dólares.

Hay que destacar que muchos seguros médicos excluyen cubrir por un parto en el extranjero y que ningún seguro médico de Estados Unidos va a cubrir por un parto de una persona de otro país que quiere venir a dar a luz aquí.

Si pagó por el parto es muy recomendable que lleve consigo las facturas siempre que viaje a Estados Unidos. Si surge un problema en la aduana por este motivo, conveniente tener a mano justificación del pago.

También es altamente recomendable no quedarse más tiempo del permitido, ni siquiera alegando que se recién se tuvo un bebé y que estaba muy chiquito para viajar o que estaba enfermo o la madre no estaba recuperada del parto. Esa no es razón válida para permanecer en Estados Unidos más allá del tiempo autorizado. 

Precisamente para evitar posibles problemas en los que se puede incurrir por ignorancia, es recomendable tomar este quiz, trivial o test sobre visas de gran ayuda para conocer lo fundamental sobre cómo obtener la visa y cómo conservarla.

Curiosidad sobre bebés hispanos en Estados Unidos

El alto índice de nacimientos latinos en Estados Unidos ha colocado a los hispanos como la minoría más numerosa, habiendo sobrepasado a los afroamericanos. Un reflejo de ello es que tres apellidos hispanos se encuentran entre los 10 más comunes.

Este artículo es meramente informativo. No es asesoría legal para ningún caso en particular.