Proceso de deportación en EEUU: Pasos, apelaciones y tus opciones

Cartel brindando ayuda legal gratis.
Contar con un abogado brinda una mayor oportunidad de ganar un caso de deportación.

AFP / Getty Images

La deportación es un proceso complejo que puede demorarse años. Durante este trámite, algunos migrantes tienen la opción de solicitar diversos alivios que les permitan permanecer en Estados Unidos.

A continuación exploramos los pasos del proceso de deportación, los diferentes trámites y audiencias, los plazos, los posibles resultados, y las opciones con las que cuentan los migrantes que enfrentan una orden de deportación.

Pasos de proceso de deportación y apelación

  1. Notificación de comparecencia. El migrante recibe carta en la que se especifican los cargos y se le cita para que se presente en corte.
  2. Audiencia previa. El migrante se presenta en corte y comunica cuál va a ser su estrategia frente a los cargos. Se le notifica cuáles documentos debe enviar, cómo y cuándo. También se le cita para la siguiente audiencia.
  3. Audiencia de méritos. El migrante se defiende de los cargos y presenta testigos.
  4. Sentencia. El juez puede conceder un alivio al migrante u ordenar su deportación.
  5. Apelaciones. Tras la sentencia, el migrante y el abogado del gobierno tienen un plazo de 30 días para apelar ante el Tribunal de Apelaciones de Inmigración (BIA). En algunos casos, la sentencia del BIA puede ser apelada ante una corte federal de apelaciones.
  6. Ejecución de la sentencia. Se arreglan los papeles para la deportación o para proceder con la medida de alivio acordada en corte.

Pasos en proceso de deportación de migrantes en EEUU

Cada caso migratorio y proceso de deportación es diferente; sin embargo, las leyes establecen una serie de documentos y audiencias que deben cumplirse.

Notificación de comparecencia

El Departamento de Seguridad Interna (DHS, por sus siglas en inglés) suele ser el ente que inicia los trámites de deportación. Primero, el DHS emite un documento llamado Notificación de Comparecencia (notice to appear), que es una carta en la que se especifican las violaciones de la ley migratoria de las que se acusa al migrante, así como la fecha y el lugar donde este debe presentarse ante una corte de inmigración.

Tras recibir la notificación de comparecencia, el migrante debe decidir si se representa a sí mismo, si contrata a un abogado o si logra obtener la representación de un abogado bona fide, es decir, que no cobre por su trabajo. Los migrantes también pueden ser defendidos por representantes acreditados, quienes tienen un costo menor al de los abogados.

A diferencia de lo que ocurre en los casos penales, en asuntos migratorios el gobierno federal no está obligado a proporcionar abogado a los acusados que no pueden pagar por los servicios de un profesional.

Si el acusado ignora la citación, las autoridades proceden a dictar una orden de deportación en ausencia.

Audiencia para solicitar libertad

Los migrantes detenidos pueden, en algunos casos, solicitar que se les deje libres mientras se resuelve su caso de deportación. Como regla general, pueden hacer esa solicitud el día que comparecen por primera vez ante el juez para la audiencia del calendario maestro.

Cabe destacar que no todos los migrantes detenidos pueden solicitar ser puestos en libertad. La ley excluye específicamente a los migrantes que se encuentren en una las siguientes circunstancias:

  • Detenidos en un paso migratorio de EE.UU., es decir, como arriving aliens
  • Personas que no fueron admitidas legalmente a los EE.UU.
  • Quienes representan una amenaza a la seguridad nacional de EE.UU.
  • Quienes han cometido felonías violentas o relacionadas con robos, drogas o fraudes en EE.UU.

En los demás casos, el juez tiene potestad de decidir si concede la libertad al migrante mientras se desarrolla el proceso de deportación.

La libertad puede ser bajo fianza, bajo palabra o mediante el compromiso de llevar un grillete electrónico. La fianza mínima es de $1.500, pero los montos pueden ascender a $20.000.

Si el juez concede la fianza, se establecerá una nueva fecha para la audiencia del calendario maestro para que el migrante pueda pagarla y presentarse ya en libertad.

Audiencia del calendario maestro

La vista del calendario maestro (master calendar hearing) es una audiencia previa a la comparecencia en la corte de inmigración. El trámite se demora entre 15 y 30 minutos. El migrante puede estar acompañado de sus familiares, pero se recomienda que solo acudan si tienen estatus legal, ya que se arriesgan a ser arrestados.

En esta audiencia previa, el juez lee los cargos y el migrante debe admitirlos o negarlos. Si no se siente cómodo hablando en inglés, puede solicitar los servicios de un intérprete de forma gratuita. Luego, el juez, el abogado del gobierno y el migrante (o su representante) hablan sobre cuál va a ser la estrategia del migrante frente a los cargos. En este momento, el migrante puede solicitar un alivio de deportación.

Según la estrategia, el juez establece un calendario para la entrega de documentación y la audiencia principal, conocida en inglés como individual hearing o merits hearing.

El migrante puede solicitar otra audiencia de calendario maestro si no ha tenido tiempo para encontrar un abogado que se haga cargo de su caso o lo acaba de encontrar y el letrado necesita más tiempo para estudiarlo.

Al finalizar la vista del calendario maestro, el migrante recibe una notificación en la que se establece la fecha de su audiencia de méritos (merits hearing) o, en su caso, de una nueva vista del calendario maestro.

Alivios de deportación: entrega de documentos

Ante un caso de deportación, el migrante puede solicitar uno de los alivios como, por ejemplo, salida voluntaria, ajuste de estatus, cancelación o suspensión de la deportación, asilo, etc.

El migrante debe presentar la aplicación del alivio que busque y los documentos de apoyo, incluyendo el formulario correspondiente. También debe pagar la tarifa dentro del plazo que fijó el juez en la vista preliminar del calendario. En algunos casos, es posible solicitar una exención del pago de la tarifa. Copias de esta documentación deben enviarse al DHS.

El hecho de no enviar la documentación, la aplicación y la tarifa correspondiente dentro del plazo designado equivale al abandono del caso, y el juez ordenará la deportación del migrante sin esperar a su merits hearing.

Audiencia de méritos

Merits hearing es el nombre en inglés de la audiencia más importante en un proceso de deportación. En esta audiencia de méritos, el migrante debe exponer ante el juez de inmigración cuáles son sus razones para permanecer en EE.UU.

El juez revisa la documentación presentada, así como correcciones o nuevos documentos. Luego, el migrante es interrogado por su abogado (si lo tiene) y el del gobierno. Seguidamente, son interrogados los testigos, si los hubiera.

Para el cierre de la audiencia, el migrante o su abogado declara las razones por las que debería ser concedido el alivio de la deportación, y luego el abogado del gobierno expone las causas por las que debería ser negado.

La audiencia de méritos puede tomar varias horas o, incluso, varios días.

Decisión del juez

Al acabar las exposiciones finales, el juez puede dictar sentencia oralmente. Sin embargo, si necesita tiempo para considerar el asunto, comunicará su decisión más tarde y por escrito.

Tras la audiencia, el juez puede hacer una de tres determinaciones:

  • Que los cargos contra el migrante no han sido probados
  • Que los cargos sí han sido probados pero conceder el alivio de la deportación
  • Que los cargos son ciertos y ordenar la deportación del migrante

Una vez dictada la sentencia inicia un plazo de 30 días en los que se pueden presentar apelaciones. Si ninguna de las partes apela en ese plazo, la decisión se convierte en definitiva. Si el resultado del juicio es una salida voluntaria o la concesión de un alivio, se celebrará otra audiencia para arreglar toda la documentación para el migrante.

Apelación de una orden de deportación ante BIA

Los migrantes o los abogados del gobierno que no estén de acuerdo con la sentencia dictada por el juez en el proceso de deportación pueden recurrir al Tribunal de Apelaciones de Inmigración (Board of Immigration Appeals o BIA, en inglés). El plazo para esta apelación es de 30 días.

El BIA es un tribunal conformado por 20 miembros y está ubicado en el estado de Virginia. Cada año resuelve un promedio de 30.000 casos, lo que equivale al 9 por ciento del total de sentencias emitidas por los jueces de inmigración.

Una vez que se apela, el tribunal establece plazos para que las partes entreguen por escrito sus respectivos argumentos.

Las decisiones del BIA son finales a menos que sean revocadas por el propio tribunal, el procurador general o una corte federal.

Apelación de una orden de deportación ante la corte federal

Las decisiones del BIA pueden apelarse ante las cortes de apelaciones, que son los tribunales federales que están solo un escalafón más abajo de la Corte Suprema de los EE.UU.

Al ser cortes no migratorias aplican otras reglas y apelar es caro, de ahí que solo el 2 por ciento de los casos resueltos cada año en las cortes de inmigración sean apelados ante una corte federal de apelaciones, según estadísticas de las propias cortes.

Además, durante el proceso ante una corte de apelaciones los migrantes pueden ser deportados. Esta es una importante diferencia con las cortes de inmigración y con el BIA, donde los migrantes no pueden ser deportados mientras no se resuelvan sus procesos.

¿Cuánto tiempo se demora el proceso de la deportación?

Desafortunadamente, no hay una respuesta exacta, ya que depende de las características de cada caso y del monto de trabajo de cada corte. En la actualidad, hay más de 800.000 casos pendientes en las cortes migratorias, aunque en ese número se incluyen todo tipo de casos, no solo de deportación.

En promedio, el plazo desde que inicia el proceso a la fecha de resolución final es de 578 días. Los casos más complicados, como los de asilo, tardan un promedio de casi tres años en resolverse.

La deportación no debe confundirse con la expulsión inmediata, conocida popularmente como deportación exprés, ya que esta última solamente aplica a migrantes indocumentados que no pueden acreditar estancia continuada en EE.UU. por un mínimo de dos años.

¿Cuánto tiempo se demora la deportación desde que se emite la orden?

Una vez que se emite la orden final de deportación, el trámite para expulsar al migrante de EE.UU. puede demorarse una o dos semanas en el caso de mexicanos y nacionales de otros países que colaboran con EE.UU. en este asunto.

Sin embargo, la ejecución de la deportación puede demorarse meses en los casos de migrantes que no tiene documentación como pasaporte, certificado de nacimiento u otro documento emitido por su país, ya que debe obtenerse antes de salir de EE.UU.

Si el migrante está detenido y transcurren más de 90 días desde la fecha de la orden de deportación, podría recibir una autorización conocida como POCR (post-order custody review) para esperar en libertad mientras llega la documentación.

Finalmente, los nacionales de países que no aceptan deportados pueden permanecer por años en EE.UU. e, incluso, indefinidamente.

Fuentes:

  • Immigration Court Practice Manual, EOIR
  • BIA Practice Manual
  • Título 8 del Código de Leyes de los Estados Unidos de América

Este es un artículo informativo. No es asesoría legal para ningún caso concreto.