Cómo identificar un billete de dólar falso. 10 tips simples y seguras

Imagen de George Washington en billete de $1
Los billetes de $1 y de $2 son los que menos medidas de seguridad tienen. Foto de Image Source. Getty Images.

Pagar con un billete de dólar falso es un delito federal y, cualquier persona extranjera condenada por ese delito podría perder toda posibilidad de ingresar o emigrar a Estados Unidos porque es una de las causas de inadmisibilidad, desde el punto de vista migratorio.

En Estados Unidos, turistas u otras personas con visas no inmigrantes así como los nuevos inmigrantes se sorprenden cuando en los comercios y almacenes los empleados comprueban si el billete con el que se paga es falso. Es una práctica habitual que no debe molestar.

La razón es que se estima que son falsos 100 de cada un millón de billetes de dólar en circulación, frente a 10 de cada millón de francos suizos. 

¿Cuál es el billete de dólar que se falsifica más frecuentemente?

Aunque dentro de Estados Unidos el billete falsificado más común es el de $20, a nivel mundial es el de $100, siendo notoriamente famosos los producidos por el gobierno de Corea del Norte que, debido a su alta calidad, pueden pasar fácilmente como si fueran auténticos cuando se les compara con los modelos antiguos de esos billetes.

Precisamente para dificultar la producción ilegal de billetes de $100, el gobierno de los Estados Unidos comenzó, en otoño de 2013,  a poner en circulación billetes de esa denominación que son prácticamente imposibles de falsificar.

Las características de los billetes de $100, cuyo costo de producción es superior al de su denominación, son las siguientes: 

  • Lazo azul tridimensional de seguridad.
  • La frase ONE HUNDRED USA aparece inscrita en letra muy pequeña en el tintero y en la marca de agua está inscrito USA 100.
  • La frase The United States of America aparece en letras diminutas en el cuello de Benjamin Franklin.
  • La cifra 100 en grande cambia de color cuando se inclina el billete.
  • La Campana de la Libertad que está dentro del tintero cambia de color según se incline el billete.
  • Las imágenes alternas de campanas y del número 100 cambian de color, según el ángulo con el que se incline el billete.
  • La tira a la izquierda de la cara de Benjamin Franklin sólo es visible si el billete se pone bajo un foco de luz.
  • Grabado tipo entalladura que le da al billete una textura especial.

10 tips para identificar los billetes de dólar falsos

Se puede aprender a identifica los billetes de dólar falsos de todo tipo de denominación siguiendo las siguientes tips simples y sencillas.

1. Hilo de seguridad

Es posible verlo al levantar el billete y observarlo a contraluz. Se verá un hilo que atraviesa el billete de arriba a abajo. En realidad, es un trozo de poliéster incrustado en el billete que contiene la denominación del billete -de cuánto es- en letras muy pequeñitas. Este hilo de seguridad se ve tanto si se mira al billete por el lado en el que aparece el retrato (anverso) como desde el reverso.

Si se pone debajo de luz ultravioleta, el hilo se ilumina con un color fluorescente, uno distinto para cada uno de los distintos valores que pueden tener los billetes de dólar americano. Si se pone debajo de una lámpara con luz negra, también se puede comprobar que aparece el color correspondiente a la denominación del billete.

Sin embargo, los billetes de $1 y $2 no tienen este hilo de seguridad.

2. Cambio de color

Si se mira el billete por el anverso y se inclina con un pequeño movimiento es posible detectar un cambio de color de los números situados en la parte inferior de la derecha en la que se expresa de cuánto valor es el billete.

Si se trata de un billete que se imprimió recientemente, el cambio se ve mucho mejor que en otros que son más antiguos. Tampoco tienen esta medida de seguridad los billetes de $1 y $2.

3. Marca de agua

Cuando se levanta el billete y se pone a contraluz, se puede observar una imagen similar a la del anverso y que no está bien definida.  Forma parte del papel y sólo se ve así. Los billetes de $1 y $2 no tienen, por ahora, marca de agua. Todos los demás, sí.

4. Tacto

Las fórmulas del papel en el que se imprimen los billetes y la tinta que se utiliza son secretas. Se sabe que está conformado en un 75 por ciento por algodón y un 25 por ciento es lino, pero poco más.

Cuando los billetes entran en circulación el papel se "desgasta" de un modo muy particular de tal modo que las personas muy acostumbradas a tener en sus manos billetes -como dependientes de almacenes, taxistas, empleados de bancos, etc.- detectan rápidamente los billetes falsos. Carecen del tacto que hace tan peculiar al dólar verdadero.

5. Fibra roja y azul

Es posible detectar diminutas fibras rojas y azules por todo el billete y que forman parte del papel. En los dólares falsos se puede apreciar que, o bien faltan, o bien están impresas. Es decir, no son parte intrínseca del papel.

6. Coincidencia de las cantidades

Una de las formas clásicas de falsificar un billete es pegar muy bien y "profesionalmente" un número en las esquinas donde aparece el valor del billete.

Por ejemplo, añadir un cero a un billete de $5 y así obtener uno de $50. Es recomendable comprobar siempre que la cantidad en número corresponde con la que se especifica en letra en el anverso y reverso del billete y que la cantidad que dice en número corresponde con la correcta del retrato. Estas son:

  • $1: George Washington (retrato pequeño). El 45 por ciento de los billetes que se imprimen son de esta denominación. Son los más usados y están en circulación una media de menos de 6 años.
  • $2: Thomas Jefferson (retrato pequeño). Son raros, sí que existen
  • $5: Abraham Lincoln. El color de fondo es violeta (púrpura). Retrato grande.
  • $10: Alexander Hamilton. El color de fondo es naranja. Retrato grande.
  • $20: Andrew Jackson. Fondo de color verde y retrato grande.
  • $50: Ulysses S. Grant. Fondo rosa y retrato grande.
  • $100: Benjamin Franklin. Retrato grande, fondo de color. Es el segundo billete con mayor cantidad de unidades en circulación, después del de $1. 

Está previsto que en el año 2020 se presentarán públicamente billetes con figuras de mujeres, como por ejemplo Harriet Tubman en los de $20, pero tardarán todavía varios años en estar en circulación, porque se tarda mucho tiempo en desarrollar billetes nuevos con todas los requisitos de seguridad.

Además, Steven Mnuchin, secretario del Tesoro en el gobierno de Donald Trump, ha expresado sus dudas a la hora de cambiar la figura de Andrew Jackson con la de Tubman, una mujer negra que nació esclava y se convirtió en una figura abolicionista clave en el siglo XIX.

7. Números de serie

Es recomendable verificar que todos tengan el mismo estilo y que la distancia entre un número y otro es siempre la misma. Además, el color de los números de serie debe ser exacto, incluido el matiz, que el del sello del departamento del Tesoro.

8. Sellos de la Reserva Federal y del Departamento de Tesoro

Los "dientes de sierra" de los sellos de la Reserva Federal y del departamento del Tesoro deben ser claros y no tener ninguno roto.

9. Comparación con otro billete

Si se tiene duda sobre si un billete es genuino, es recomendable compararlo con otro de igual valor y, a poder ser, de la misma serie, y que se ha obtenido de un banco. Al ponerlos juntos generalmente se ve fácilmente la diferencia si uno de ellos es falso.

10. Otras formas de detectar billetes de dólar falso

Se puede comprar un lápiz detector de billetes falsos (counterfeit detection pens) en cualquier librería grande o tienda de artículos de oficina. Sirven para detectar si el papel es falso. Al pintar una línea sobre el billete y si torna color oro, entonces es verdadero. Si, en cambio, es marrón oscura o gris, el billete es falso.

Otras características del dólar americano a tener en cuenta

  • Cada billete pesa 1 gramo y todos los billetes tienen el mismo tamaño: 16 pulgadas cuadradas.
  • El Departamento del Tesoro reintegra billetes de dólar a las personas que le entregan billetes rotos, siempre y cuanto tengan la mitad del mismo, como mínimo.
  • El 94 por ciento de los billetes está contaminado con algún tipo de bacteria, la mayoría no peligrosa, y el 90 por ciento contiene restos de cocaína.
  • Desde 1865 el Servicio Secreto es el encargado de proteger al dólar y perseguir los billetes falsos y a quiénes los fabrican o utilizan. En aquel momento, justo al acabar la Guerra Civil (Secesión), se calculaba que 1 de cada 3 billetes de dólar en circulación eran falsos.

A tener en cuenta si se tiene un documento falso

En los billetes nuevos de $5, $10, $20 y $50 aparece la constelación Eurion, al igual que en otras divisas. Puede ser reconocida por los programas informáticos y su objetivo es impedir que se reproduzcan billetes utilizando fotocopiadoras a color.

En el caso de estar en posesión de un billete falso adquirido involuntariamente, es buena práctica contactar con el Servicio Secreto, ya que es quien se ocupa de este tipo de asuntos, aunque si se está en los Estados unidos en situación de indocumentado, antes de contactar a las autoridades es aconsejable asesorarse con un abogado.

Por otro lado, pagar con un billete de dólar falso es un delito federal, lo que se conoce en inglés como una felony. La condena por un delito es causa para cancelar la visa o para que negar su renovación. Incluso es causa para que nieguen una visa de inmigrante o un ajuste de estatus para obtener la tarjeta de residencia permanente, conocida como green card.

Consejos para turistas extranjeros en Estados Unidos

Para evitar problemas, además de no pagar con billetes falsos, se recomienda tener claro con qué frecuencia se puede volver a ingresar a EEUU como turista para evitar que las autoridades cancelen o revoquen la visa de turista.

Además, teniendo en cuenta lo caro que puede resultar obtener tratamiento médico, es muy recomendable saber cómo comprar seguro médico antes de viajar a Estados Unidos, teniendo en cuenta que si por una emergencia médica se causa un gasto a Medicaid, se consideraría a esa persona una carga pública para los Estados Unidos y podría ser una causa para negar o cancelar la visa. 

Este es un artículo informativo. No es asesoría legal.