Qué sucede cuando un migrante es detenido en EE.UU.

Fianzas, libertad bajo palabra y grilletes para los tobillos

Migrante detenido.
Inmigrante hispano detenido por Inmigración. Foto de Juanmonio. Colección E+. Getty Images.

En Estados Unidos, los migrantes indocumentados pueden ser detenidos por las autoridades migratorias. Además, en casos específicos los migrantes que se encuentran legalmente en el país pueden también ser detenidos e iniciarse contra ellos un proceso de deportación.

Puntos clave: migrantes detenidos

ICE puede detener a migrantes legales por felonías y a los indocumentados por felonías o violaciones migratorias. Estar ilegalmente en EE.UU. es una violación migratoria.

ICE decide quién espera detenido a que se resuelva su caso o cuándo pide fianza, entrega un grillete o da libertad bajo palabra. Los migrantes pueden pedir una vista para fianza ante un juez.

En la actualidad, los casos de deportación que se resuelven en corte migratoria se demoran una media de ocho años.Los tiempos varían según la ubicación de la Corte.


¿Cuáles son las causas por las que los migrantes pueden ser detenidos por Inmigración?

Las causas de la detención dependen del estatus migratorio del migrante. Así, los residentes permanentes legales solo pueden ser detenidos por las autoridades migratorias si comenten ciertas felonías.

Por otra parte, otros extranjeros con estatus legal en EE.UU. pueden tener problemas migratorios por cometer delitos o violaciones migratorias.

Por último, los migrantes indocumentados pueden ser detenidos por delitos o violaciones migratorias o, simplemente, por carecer de estatus migratorio legal en el país.

¿Cuándo puede detenerse a un migrante y quién?

Los migrantes pueden ser detenidos por ICE o por otra autoridad y puestos posteriormente a disposición de ICE.

Por ejemplo, los indocumentados pueden ser detenidos al cruzar ilegalmente la frontera, al presentarse sin papeles en un puesto fronterizo y reclamar asilo, en una inspección por ICE de lugares de trabajo, en retenes en carretera a menos de 100 millas de la frontera, en controles en las cortes migratorias, etc.

Cabe destacar en este punto que ninguna autoridad puede ingresar en los hogares de un migrante si no tiene una orden de arresto emitida por un juez.

También pueden ser detenidos si son arrestados por cualquier autoridad local o estatal por delitos y también por faltas, como por ejemplo manejar bajo la influencia del alcohol. Después de ese arresto, se le toman las huellas digitales y se comparan con bases de datos federales.

En ese momento, Inmigración puede detectar si la persona arrestada tiene una orden de deportación pendiente, tiene un I-94 expirado o carece de récord migratorio, lo cual en el caso de ser extranjero podría indicar que ingresó al país ilegalmente

Cuando Inmigración detecta uno de estos casos puede decidir emitir un hold o detainer que significa que la autoridad local o estatal debe retener ese migrante por un plazo máximo de 48 horas y entregarlo a ICE, si ese es el interés de esta agencia.

Sin embargo, en las autoridades locales o estatales pueden decidir no cumplir con ese hold.

Finalmente, los residentes permanentes legales pueden ser detenidos por ICE al acabar de cumplir una sentencia penal.

Trámites inmediatos cuando ICE detiene a un migrante

Una vez que un migrante está bajo custodia de ICE, como regla general, esto es lo que sucede:

  • el agente a cargo del caso llena formularios burocráticos de carácter interno
  • se llena un informe que es el equivalente al reporte del arresto
  • se toma la foto del arrestado
  • y también se le toman las huellas digitales

A continuación se comprueban las fotos y las huellas contra dos bases de datos enormes: IAFIS, que es del FBI, e IDENT que es del Departamento de Seguridad Interna (DHS, por sus siglas en inglés).

En aproximadamente en un par de horas se obtienen los resultados y así se sabe si la persona arrestada tiene un pasado criminal, de violaciones migratorias, si ha utilizado otro nombre, si está buscado por las autoridades, etc.

Sin embargo, ICE no realiza dichos trámites cuando el migrante ya esté identificado. Por ejemplo, cuando está ya en la cárcel o cuando se notifica a Inmigración de que ha sido arrestado o detenido y las autoridades migratorias emiten un detainer o hold.

Decisiones de ICE: detenido o en libertad

ICE toma dos decisiones que son fundamentales. Por un lado, decide cuáles son los cargos, es decir, de qué se le acusa al inmigrante.

Por otro lado, ICE decide si deja en libertad al migrante mientras se tramita su caso y si le pide una fianza o establece otro medio de control, o, por el contrario, debe continuar detenido mientras no se resuelve su situación.

Para decidir si se le deja en libertad o no se tienen en cuenta factores como:

  • el riesgo que el arrestado puede ser para la sociedad. Así, los criminales van a quedar detenidos.
  • el riesgo de que el arrestado se escape o de que no se presente a una cita con las autoridades de inmigración.

ICE suele dejar en libertad a los residentes permanentes legales que han sido detenidos por una acción que no es un delito agravado.

También quedan frecuentemente en libertad mientras se tramita su caso las embarazadas y mujeres o familias acompañadas por niños que acaban de cruzar ilegalmente la frontera. Asimismo, los cuidadores principales de una persona que no puede valerse por sí mismas.

Y, finalmente, los indocumentados que llevan tiempo viviendo en Estados Unidos pero no tienen récord criminal ni orden previa de deportación y se considera que no son un riesgo de fuga. Por ejemplo, porque tienen hijos que son ciudadanos estadounidenses.

El hecho de que frecuentemente esas categorías de personas sean puestas en libertad no quiere decir que las autoridades migratorias estén obligadas a hacerlo.

En la práctica, hay además otras consideraciones, como por ejemplo, el número de camas disponibles en un determinado momento en los centros de detención. Cabe destacar que los migrantes pueden ser enviados a centros alejados de su lugar de residencia o del punto por el que ingresaron ilegalmente al país.

Si ICE pone en libertad al migrante mientras se resuelve caso

Pueden darse los siguientes supuestos:

OR: es decir, se le deja libre hasta que se resuelva el caso siendo suficiente la palabra del inmigrante de que no va a ignorar las citaciones de Inmigración. 

Brazalete o grillete en el tobillo de vigilancia o lo que se conoce en inglés como Alternative to Detention (ATD). En la práctica supone una situación de arresto domiciliario. Además, son frecuentes las quejas por incomodidad o heridas que causan en el tobillo.

Otras formas de control de que el migrante en libertad con caso pendiente no se desaparece son el uso de teléfonos que reconocen la voz o de aplicaciones que realizan reconocimientos faciales.

Fianza migratoria: no puede ser inferior a los $1,500 pero puede ser muy superior a esa cantidad. Antes de dejar a una persona libre bajo fianza se mira y mucho si tiene historial criminal. Los extranjeros que no son residentes permanentes legales y que han cometido un delito considerado agravado no pueden beneficiarse de las fianzas.

Si no se tiene el dinero para una fianza, es posible acudir a una empresa autorizada para este tipo de asuntos. Sin embargo, cabe destacar que las condiciones pueden ser duras.

Frecuentemente exigen que el migrante lleve un grillete con GPS que comunica a la empresa en todo momento donde se encuentra. Los migrantes pueden verse forzados a firmar contratos largos en inglés que no entienden y a pagar una cuota de inicio de contrato, el 20 por ciento del total de la fianza más $420 al mes por el uso del grillete.

Si ICE decide que el migrante debe seguir detenido

Todos los migrantes pasan a estar bajo la custodio del ICE en su rama que se conoce como ERO (Office of Enforcement Removal Operations).

ERO tiene centros de detención repartidos por todo el territorio de los Estados Unidos, si bien la mayoría está en los estados fronterizos con México.

Los centros de detención pueden pertenecer al gobierno federal, a los estados o departamentos policiales locales e, incluso, a empresas privadas. 

Los detenidos son distribuidos según el número de espacio disponible en cada centro de detención y también teniendo en cuenta:

La consecuencia de ello es que personas arrestadas, por ejemplo, cruzando ilegalmente en Texas, se las envía a un centro de detención en Arizona (alejado, pero también en la frontera sur) o se les embarca en un vuelo y se les envía a un lugar tan lejano como puede ser Massachusetts.

Si están detenidos podrán realizar una llamada local gratuita a un familiar, abogado o ONG. A continuación deberá pagar por todas las llamadas, para lo cual los familiares pueden enviarle dinero al centro de detención.

En este punto, el migrante que permanece detenido puede solicitar a una vista ante un juez migratorio para que se establezca una fianza para quedar libre mientras se tramita el caso o para pedir una rebaja a la misma, si es que ya ha sido fijada.

Cargos que se establecen contra el inmigrante

Tanto si el migrante está detenido como si se le ha dejado en libertad, Inmigración inicia un procedimiento de deportación en su contra que puede ser notificado mediante uno de los dos documentos.

Por un lado, una carta que se conoce como Notice of Appear (NTA). Se le puede dar al inmigrante en persona o enviarse por correo. En la carta, además de establecerse los cargos, se señala que debe presentarse en una corte de inmigración en fecha y hora estipulada. 

Por otro, un Warrant of Arrest. Este es otro documento en el que se señala el tipo de acusación. Es muy común en los casos de indocumentados agarrados recién ingresando ilegalmente a Estados Unidos.

Tanto los que están en libertad como los detenidos se enfrentan a un proceso de remoción, que puede tomar formas distintas. Por ejemplo, deportación, salida voluntaria, procedimiento de remoción rápido, etc.

Va a depender del tipo de cargo, de la forma de llegada al país y, en este último caso, de si tiene mucho tiempo de presencia en Estados Unidos y está asentado y no tiene récord criminal.

El migrante, por su parte, puede estar de acuerdo o intentar ganar el caso solicitando un alivio como puede ser el asilo, VAWA, cancelación de la deportación, etc.

En todos los casos, es aconsejable contactar con un buen abogado de migración porque su intervención es importante a la hora de incrementar las oportunidades para ganar un caso. Según un estudio del American Immigration Council, solo un 2 por ciento de los migrantes sin abogado ganan los casos de deportación.

Consejos para comunicarse con un detenido y para obtener la mejor defensa

Si se sospecha que una persona extranjera ha sido detenida y está bajo la custodia de las autoridades de inmigración existe un procedimiento para intentar averiguar su paradero.

Si encuentra que está efectivamente recluido en un centro de detención y está en Texas, se puede buscar información sobre detenidos como por ejemplo sobre cómo comunicarse por teléfono.

Además es extremadamente importante buscar un abogado migratorio. Para los migrantes que llevan muchos años en Estados Unidos, verificar si están con protección 245(i) para migrantes con peticiones muy antiguas a su favor.

Si no se puede pagar, hacer el esfuerzo de encontrar uno que actúe pro bono (sin cobrar) o al menos consultar con una organización de apoyo a inmigrantes reputada. 

En el caso de migrantes mexicanos, desde prisión se puede marcar gratis al centro de la CIAM. Entre otros servicios que brindan, el detenido puede solicitar que contacten con sus familiares en los Estados Unidos o México.

Deportación desde los Estados Unidos

Si se produce una deportación, es importante conocer cuál es el castigo, si la intención del migrante es regresar a Estados Unidos.

En algunas ocasiones será posible solicitar el perdón I-212. Incluso es posible que sea necesario pedir conjuntamente otro perdón más. En este punto es fundamental estar bien asesorados, ya que hay muchas personas sin escrúpulos que asegurar poder arreglar el problema a cambio de una importante cantidad de dinero y al final resulta que todo es un fraude.

En todo caso, lo que hay que evitar es ingresar ilegalmente a Estados Unidos después de una deportación porque eso produce una situación de prohibición permanente

Este artículo tiene una finalidad meramente informativa. No es consejo legal.