Divorcio y Residencia Americana

Cuándo un Divorcio Puede Afectar la Residencia Americana

Torta de matrimonio y figuras de novios en el suelo.
El divorcio puede afectar a la green card. Foto de Jeffrey Hamilton. Getty Images.

Una de las formas más rápidas y frecuentes de obtener la tarjeta de residencia permanente es mediante el matrimonio, bien sea celebrado en Estados Unidos o en otro país. Pero ¿qué sucede con la green card si la relación termina en divorcio?

Es importante resaltar que la residencia solo se verá afectada si el beneficiario obtuvo su estatus migratorio exclusivamente por matrimonio. Si la persona llegó a Estados Unidos con una visa de trabajo, se casó posteriormente con un ciudadano americano y luego se divorció, su estatus migratorio no está en peligro.

Estos son los dos casos en los que el divorcio afecta la residencia del cónyuge beneficiario:

  • Si el divorcio sucede antes de que se reciba la green card: entre la entrega de papeles a la oficina de USCIS y la obtención de la tarjeta de residencia pueden pasar entre seis y doce meses. Si el divorcio sucede antes de que se reciba la tarjeta, el beneficiario pierde todos los derechos. Si el divorcio sucede por maltrato o violencia de parte del ciudadano americano, el no-residente tiene opciones para quedarse legalmente (esta línea 1-800-799-7233 puede ser de gran ayuda).
  • Si el divorcio sucede cuando la residencia es temporal: si la residencia se obtuvo de manera temporal (dos años) porque los papeles se presentaron antes de los dos años de casados, el beneficiario pierde los beneficios migratorios.

Quienes recibieron la residencia permanente y piden el divorcio al poco tiempo de recibida la green card deben saber que:

  • Un futuro proceso de naturalización (ciudadanía) puede verse afectado dado que el matrimonio podría parecer no legitimo.
  • Un futuro proceso de renovación de la residencia puede generar preguntas acerca de la naturaleza del matrimonio y las causas del divorcio.
  • Los procesos de inmigración en todos los puertos pueden generar preguntas acerca de la naturaleza del matrimonio y las causas del divorcio.
  • Un futuro matrimonio entre el beneficiario de la green card y otro inmigrante no tiene beneficios de residencia por cinco años. Quienes obtengan su residencia por matrimonio, se divorcien, y se casen nuevamente, deberán esperar cinco años desde que obtuvieron su green card para pedir beneficios para su nuevo esposo/a.

Quienes patrocinaron a su cónyuge inmigrante deben saber que:

  • Al firmar el affidavit of support están comprometidos durante años a la manutención económica de su pareja, así estén legalmente divorciados.

¿Qué Hacer Antes de Divorciarse?

Antes de hacer el papeleo de divorcio es importante asesorarse de un abogado de inmigración, sobretodo en los casos en los que no existen pruebas documentales que sirvan para apoyar el carácter del matrimonio (propiedades o cuentas de banco conjuntas, viajes, hijos en común, fotos, facturas).

Este artículo es informativo y no pretende ser asesoría legal.