Dónde pueden casarse gays para obtener beneficios migratorios en USA

Beneficios migratorios por matrimonio igualitario

Dos varones contrayendo matrimonio.
Para Inmigración, lo importante es que el matrimonio sea válido en el lugar de celebración. Foto de José Luis Peláez. Blend Images. Getty Images.

En Estados Unidos, los matrimonios gays tienen los mismos beneficios migratorios que los heterosexuales, tanto para el caso de obtención de una tarjeta de residencia por matrimonio como para obtener una visa derivada no inmigrantes.

Cabe destacar que para que la unión surta efectos migratorios en Estados Unidos es requisito indispensable que se trate de un matrimonio. En otras palabras, no es suficiente una relación de hecho.

El único requisito es que el matrimonio celebrado entre dos hombres o dos mujeres tiene que ser legal según las leyes del lugar de celebración.

Matrimonio gay en Estados Unidos

Una decisión de la Corte Suprema de los Estados Unidos del 26 de mayo de 2015 declaró inconstitucional las leyes de los estados que prohibían el matrimonio entre dos hombres o dos mujeres. 

Como consecuencia de esta sentencia, en todos los estados de los Estados Unidos es legal el matrimonio gay. Sin embargo, las reglas sobre qué se necesita las determinan cada estado e, incluso, en casos, los condados o las municipalidades. 

Asimismo, es legal en todos los territorios de Estados Unidos: Puerto Rico, Guam, Samoa y las Islas Vírgenes americanas. Y, por supuesto, en Washington D.C., la ciudad capital de los Estados Unidos.

Lo único que pide Inmigración es que el matrimonio no sea fraudulento, es decir, que su único fin no sea la obtención de papeles para el cónyuge extranjero.

Otros países en los que es válido el matrimonio gay

Las autoridades de inmigración de Estados Unidos reconocen para Inmigración todos los matrimonios celebrados en el extranjero que son válidos de acuerdo a sus leyes.

Por lo tanto, se puede pedir una tarjeta de residencia o una visa derivada para el marido o la esposa cuando el matrimonio homosexual se ha celebrado en un lugar donde es legal, aunque sea ilegal en el lugar habitual de residencia.

Son legales los matrimonios entre dos personas del mismo sexo en: Alemania, Argentina, Australia, Austria, Bélgica, Brasil, Canadá, Colombia, Dinamarca, Ecuador, España, Estados Unidos, Finlandia, Francia, Holanda, Irlanda, Islandia, Luxemburgo, Malta, México, Noruega, Nueva Zelanda, Portugal, Sudáfrica, Suecia, Taiwán, Reino Unido (excepto Irlanda del Norte) y Uruguay.

En Costa Rica, la Corte Suprema declaró el 8 de agosto de 2018 que toda la legislación que prohibía el matrimonio gay era inconstitucional y estableció un plazo de 18 meses para aprobar nuevas leyes reconociendo su validez.

Finalmente, en el caso de Israel, no se celebran los matrimonios gays, pero sí que se reconoce la legalidad de los celebrados válidamente en otros países.

Matrimonio gay e inmigración de los Estados Unidos

En Estados Unidos, se puede obtener la tarjeta de residencia permanente, también conocida como green card, por petición de ciudadano americano o de residente permanente legal a favor de su cónyuge extranjero.

No importa si el matrimonio es entre un varón y una mujer o entre dos personas del mismo sexo. A efectos migratorios, son iguales.

El matrimonio puede celebrarse en Estados Unidos o en cualquier otro país, lo único que importa es que reúna todos los requisitos legales en el lugar de celebración.

Asimismo, en numerosos casos las personas que obtienen la green card por otra causa distinta a petición por parte de cónyuge ciudadano o residente pueden emigrar a EE.UU. con sus cónyuges, sin que importe si se trata de un matrimonio gay o heterosexual.

Por ejemplo, en el caso de ganar la lotería de visas de la diversidad, obtención de residencia por inversión en EE.UU., asilo, etc.

Por otro lado, el matrimonio da derecho a obtener visas derivadas en determinados casos.

Por ejemplo, en el caso de estudiantes con visa F-1, extranjeros inmersos en programas de intercambio J-1, trabajadores extranjeros con visas temporales H-1B, H-2A o H-2B o inversionistas extranjeros con la visa E-2, etc., se pueden solicitar visas derivadas para los cónyuges.

Dichos cónyuges pueden ser del mismo sexo que el titular de la visa o de distinto sexo. A efectos migratorios no importa si se trata de un matrimonio homosexual o heterosexual.

Puntos clave: matrimonio gay y beneficios migratorios

EE.UU. reconoce beneficios migratorios a parejas heterosexuales y homosexuales.

El matrimonio debe ser legal en el lugar de celebración para que produzca efectos migratorios.

En los 50 estados que conforman EE.UU. y en todos sus territorios el matrimonio gay es legal.

Este es un artículo informativo. No es asesoría legal para ningún caso concreto.