5 errores al sacar la green card por inversión en Centros Regionales

Lo que hay que evitar para evitar cometer errores que salen caros

Existen varios ejemplos de inversiones en hoteles como camino para obtener una EB-5 o green card por inversión.
La inversión en hoteles son algunas de las opciones que se pueden realizar a través de los Centros Regionales. Foto de David Franklin. Getty Images.

El programa EB-5 para obtener la tarjeta de residencia (green card) por inversión de medio millón o un millón de dólares es, cada vez, más popular.

Sin embargo no conviene olvidar que se trata de una inversión y que la tarjeta de residencia es condicional por los primeros dos años para garantizar que se cumplen los requisitos de este programa.

Sin duda la EB-5 brinda enormes ventajas, pero conviene tener presente que ha habido numerosos casos problemáticos, particularmente cuando la inversión se ha realizado a través de uno de los Centros Regionales autorizados para captar este tipo de inversión.

Para enviar problemas, tener en cuenta los puntos siguientes y hacer lo posible para evitarlos.

5 cosas a evitar para obtener la tarjeta de residencia por inversión (EB-5)

1. Los beneficiaros de la inversión aseguran al potencial inversionista que el negocio está garantizada. Este problema es relativamente frecuente, incluso se han dado casos en los que se ha afirmado que el gobierno federal era el garante, lo cual es totalmente falso.

Esto es un negocio y hay riesgos. Además, la ley que regula la EB-5 prohíbe que se garantice la inversión y por supuesto que el Gobierno no garantiza el buen rendimiento de una inversión privada.

2. Falta de competencia por parte de los administradores de los Centros Regionales. Incluso se han dado situaciones en los que para captar inversores se ha prometido retornos no ciertos o se han realizado inversiones demasiado arriesgadas sin haberlo explicado debidamente.

No hay que olvidar que hay casos en los que la inversión de un inmigrante realizada a través del programa EB-5 ha sido un desastre, incluso ha acabado en bancarrota.

Por ejemplo, inversiones realizadas por coreanos del sur en granjas de vacas lecheras en Dakota del Sur. Todo fue bien hasta que por razones de vaivenes en el mercado el precio de la leche se hundió.

Ahí perdieron su inversión, y todos aquellos que tenían su green card todavía en fase condicional perdieron su estatus y tuvieron que abandonar los Estados Unidos: sin dinero y sin papeles.

No se puede olvidar que para obtener la tarjeta de residencia definitiva hay que crear 10 puestos de trabajo domésticos (para ciudadanos o residentes permanentes legales). Si no se cumple este objetivo, el Servicio de Inmigración y Ciudadanía (USCIS, por sus siglas en inglés) no quitará la condicionalidad de la green card y el inmigrante, con su familia, tendrá que abandonar los Estados Unidos.

3. Falta de competencia e incluso corrupción por parte de los brokers (intermediarios) de los Centros Regionales. En los brokers hay de todo, desde excelentes a meros especuladores que están en el negocio sólo por la comisión. Para evitar estos problemas es sumamente importante que el inversionista interesado contrate su propio abogado de inmigración especialista en visas de inmigrante EB-5 y su propio analista financiero. No se puede olvidar que el interés del Centro Regional no siempre coincide con el del inversionista.

4. Cambio de objeto del negocio. Este es un problema grande. En ocasiones un Centro Regional se forma con un objetivo en mente, pero a lo largo del proyecto se comprueba que no es factible y que otro sería más rentable económicamente.

Y se produce un cambio.

Esto puede ser lógico desde el punto de vista empresarial. Pero es un gran error migratorio. Si al USCIS se le ha dicho que la inversión era para un objetivo concreto, no se puede cambiar, porque se está violando las condiciones sobre cuya base se otorgó la green card inicialmente.

No olvidar que los dos primeros años es condicional y sólo se convertirá en definitiva si después de analizar el caso llega a la conclusión de que efectivamente se han cumplido todos los requerimientos

5. Retorno bajo por la cantidad invertida. En algunos Centros Regionales el retorno por inversión se sitúa entre el 1 y el 3 por ciento, lo cual es bajo. A los Centros Regionales les se más barato financiarse con dinero de extranjeros que desean la green card que con inversores americanos que van a pedir mejores condiciones económicas.

Lo cierto es que a muchos inversionistas extranjeros no les importa, ya que su objetivo primordial es la green card. En todo caso, es un punto que hay que tener en cuenta a la hora de elegir en qué Centro Regional invertir, y verificar también información relevante, como la tasa de desempleo (cuando más bajo, más rica es la comunidad lo que puede afectar a la rentabilidad del negocio). También se debe conocer los impuestos estatales y locales que hay que pagar.

Otra forma de obtener papeles por inversión

La E2 por inversión permite obtener una visa. Es muy importante no confundir la E2 con la EB-5. Las cantidades, condiciones y beneficios son muy diferentes.

Pero sin duda opción a considerar para los inversionistas con medios económicos más limitados (o a los que no estén interesados en la residencia permanente y consideren suficiente tener un negocio en EU y una visa que les permita vivir en EU dependiente de ese negocio).

Entre las preguntas más frecuentes de esta visa de inversión destacan cuánto dinero hay que invertir para obtener una E-2 y cuáles son los países que tienen un tratado con Estados Unidos para permitir a sus nacionales aplicar por esta visa. No confundir con el Tratado de Libre Comercio, que nada tiene que ver con este tipo de visado.

Otra opción, para las personas que ya tienen creado un negocio de importación/exportación es la visa E-1 para comerciantes bajo tratado.

Hay, además, otra posibilidad: la visa L-1 para transfer en caso de personas que ya tienen una empresa funcionando en su país y están interesadas en abrir una empresa relacionada o una sucursal en los Estados Unidos.

A tener en cuenta

Se estima que desde la creación del programa EB-5 en los años 90 se han invertido en Estados Unidos unos 6.8 billones (mil millones) de dólares y se han creado unos 50,000 empleos americanos.

La mayoría de los inversionistas provienen, por este orden, de China, Corea del Sur, Taiwán, India, Emiratos Árabes Unidos y Canadá.

Cada año fiscal se pueden otorgar un máximo de 10,000 tarjetas de residencia a través de este programa. En los primeros años nunca se llegaba al límite. Últimamente se roza y comienza a haber lista de espera.

Finalmente, si se está pensando en realizar una inversión en Estados Unidos para fundar un negocio es importante tener en consideración que existen grandes diferencias entre los estados, siendo unos mucho más pro-negocios que otros. Estos son los 10 estados que se consideran como los mejores para hacer negocio.

Cuando se está abierto a emigrar a otros países

A veces se sabe que se quiere emigrar a otro país pero todavía no hay una decisión final sobre qué lugar es el más conveniente y dónde es posible.

En estos casos resulta informativo conocer este listado de más de 20 países permiten obtener la ciudadanía y/o la residencia a cambio de una inversión. Las condiciones y las cantidades son muy distintas. Es muy recomendable familiarizarse con los requisitos y ventajas de cada uno.

Y si finalmente Estados Unidos es el país elegido, verificar estos 10 puntos que deben realmente conocerse antes de emigrar. Harán la vida más fácil.

Este es un artículo informativo. no es asesoría legal.