Examen Médico para la Green Card

¿Qué Condiciones Médicas Pueden Generar Problemas para la Residencia?

Doctora toma la presión arterial a paciente
Algunas enfermedades pueden impedir que un inmigrante saque la green card. Terry Vine. Getty Images.

Como parte del proceso para obtener la residencia hay que someterse a un examen médico que certifica que la persona no tiene enfermedades contagiosas ni va a convertirse en una carga para el estado si es que tiene alguna condición preexistente. El examen médico tiene lugar casi al final del tramite de los papeles, se esté dentro o fuera de los Estados Unidos, cuando las autoridades migratorias o consulares lo indican. A este hay que presentarse con certificados de vacunas y si es el caso, vacunarse de nuevo contra las enfermedades que haga falta.

El examen lo realiza un médico autorizado por el gobierno. En Estados Unidos es muy fácil encontrar a los doctores que pueden realizar dicho examen, en linea (aqui) o llamando al Centro Nacional de Servicio al Cliente de la USCIS (1-800-375-5283). En el exterior también es posible buscar un médico autorizado por la embajada o consulado.

Una vez en la cita, el médico revisará la documentación que se le presente y las cartillas de vacunación. Se realizará un examen físico de ojos, oído, nariz, garganta, abdomen, pulmones, nódulos linfáticos, corazón, piel, genitales, presión arterial, peso y estatura, entre otros.

Además, habrá extracción de sangre y un examen de rayos X. Los menores de 15 años podrían no hacerse la radiografía ni los exámenes de sangre; las embarazadas podrían posponerla hasta después de haber dado a luz.

Dentro de Estados Unidos, los resultados se entregan al solicitante en sobre cerrado que pasa a manos del oficial de inmigración el día de la entrevista. Si se está en otro país, el procedimiento a seguir depende del médico y/o del consulado.

¿Qué documentos hay que llevar a la cita médica?

A esta cita hay que presentarse con:

  • Cartilla de vacunas (paperas, rubeola, sarampión, polio, tétano, difteria, rotavirus, gripa o influenza, influenza tipo B, tos ferina (pertussis), varicela, neumococo, meningococo, hepatitis A y B). El especialista puede pedir vacunas adicionales contra cualquier enfermedad que el Comité de de Prácticas de Inmunización de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades estime conveniente.
  • Reportes sobre posibles discapacidades de aprendizaje o enfermedades mentales.
  • Informe hecho por un médico que certifique, si el paciente tuvo tuberculosis, el progreso, tratamiento y duración de la enfermedad.
  • Informe hecho por un médico que certifique, si el paciente tuvo sífilis, que la persona recibió el tratamiento adecuado.
  • Radiografías del tórax, si se tienen.
  • Reportes médicos de historia clínica de enfermedad mental (aplican los intentos de suicidio, violencia contra sí mismo, otros, o animales) en los que se determine si estos fueron causados por problemas médicos, psiquiátricos o generados por droga o alcohol.
  • Reportes médicos de historia clínica en caso de haber sido hospitalizado por drogas o alcohol (diagnóstico, tratamiento y duración).
  • Reportes médicos si se está bajo alguna medicación de manera continua y las razones de la misma.
  • El formulario I-693 para quienes estén en Estados Unidos.

Estas son las enfermedades que podrían excluir a una persona de la residencia:

  • Sífilis, en estado contagioso
  • Gonorrea
  • Tuberculosis tipo A
  • Lepra
  • Enfermedades mentales acompañadas de comportamientos considerados perjudiciales o dañinos

Desde el 2010 el test de VIH ya no es parte de los requisitos para obtener la green card.

¿Qué pasa con condiciones preexistentes no contagiosas pero graves?

En algunos casos la enfermedad que padece una persona puede convertirla en una carga al estado una vez esta se convierta en un residente permanente legal. Un ejemplo es una persona quien no puede trabajar por enfermedad o tiene un padecimiento que requiere de medicinas costosas por el resto de su vida. Dicha enfermedad puede ser física o mental.

En casos muy extraordinarios es posible que se pida al patrocinador económico, quien firma el affidavit of support o de sostenimiento, que muestre recursos financieros más altos de los requeridos habitualmente para hacer frente a ese problema, o que el solicitante acredite tener un seguro médico que cubra dicha enfermedad.

Si no aprueban la residencia por motivos médicos el primer paso es consultar a un abogado para solicitar un waiver.

Este artículo es informativo y no pretende ser asesoría legal.