Qué extranjeros no pueden ajustar su estatus

Por el ajuste de estatus se obtiene la tarjeta de residencia permanente

Si no se puede ajustar el estatus, hay que salir de USA para acabar los papeles
Las personas que no pueden ajustar su estatus pueden acabar separadas de sus familias por años. Dave and Les Jacobs. Getty Images.

El ajuste de estatus significa que un extranjero que se encuentra ya en Estados Unidos puede adquirir la tarjeta de residencia -también conocida como green card- sin necesidad de salir del país.

En este artículo se explica qué personas extranjeras no pueden ajustar su estatus y, finalmente, cuáles son las consecuencias de ello (que pueden ser muy malas).

Pero no a todos los extranjeros se les permite beneficiarse del ajuste de estatus

Quiénes no pueden beneficiarse del ajuste de estatus

En primer lugar, los extranjeros que ingresaron en estados unidos con una visa de tripulación o trabajador de cruceros C1/D.

En segundo lugar, los migrantes que entraron al país sin pasar por el control de Inmigración y, por lo tanto, sin haber sido admitidos o parole.

Lo fundamental de este punto es entender que las personas que llegan a Estados Unidos después de cruzar ilegalmente la frontera no podrán en el futuro obtener una tarjeta de residencia mediante un ajuste de estatus. Ni siquiera en los casos en los que se casen con ciudadanos americanos o tengan hijos mayores de 21 años en este país.

En tercer lugar, los extranjeros que han trabajado en Estados Unidos sin estar autorizados por no tener permiso de trabajo o visa que les permita laborar. Si el USCIS tiene conocimiento de que se ha trabajado, denegará la petición de ajuste de estatus.

En cuarto lugar, las personas que ingresaron a Estados Unidos con una visa no inmigrante y no la han mantenido. Por ejemplo, un turista que se quedó más tiempo del permitido (turistas con visa, mirar el I-94).

Esta persona no podrá ajustar su estatus excepto cuando se trate del esposo/a, madre/padre, viudo/a o hijo/a soltero menor de 21 años de un ciudadano americano. En este punto resaltar que la persona con visa no inmigrante que la deja expirar y se casa con un residente permanente no podrá beneficiarse del ajuste de estatus.

En estos casos la opción es esperar hasta que el cónyuge residente se convierta en ciudadano por naturalización o, en el caso de que la estadía ilegal sea menor a los 180 días, salir del país e iniciar un proceso consular de petición de familiar. La espera podrá ser larga.

En quinto lugar, los titulares de una visa de intercambio J-1 o J-2.Cuando se les acaba las visas, estas personas deben salir de Estados Unidos por un periodo de dos años, a menos que se les conceda un perdón o excepción conocida como waiver.

En sexto lugar, los extranjeros que llegaron a Estados Unidos sin visado por pertenecer a un país acogido al Programa de Excención de Visas.

Estas personas pueden estar en el país un máximo de 90 días y no pueden ni extender su estadía ni solicitar una visa. Deben necesariamente salir. La única excepción es cuando se solicita un ajuste de estatus a su nombre por ser el esposo o la mujer o el viudo/a de un ciudadano americano o progenitor o hijo soltero menor de 21 años de un estadounidense.

En séptimo lugar, las personas que llegaron al país con una visa K-1 por ser el prometido/a de un ciudadano. Y los hijos de aquellos que tienen una K-2, cuando no se celebra el matrimonio con el estadounidense que solicitó el visado en los 90 días siguientes su ingreso en Estados Unidos. Quedarse sin casarse es una violación migratoria.

Y en octavo lugar, los extranjeros con visas A, E o G o que tengan profesiones que les permitirían tenerlas. Si bien se admiten excepciones por lo que las personas en esta categoría deberían consultar con un abogado o un representante acreditado.

Por qué es tan importante poder ajustar el estatus

El ajuste de estatus es importante por dos razones:

  • Ahorra dinero, al poder obtener la residencia sin necesidad de salir de EEUU.
  • Evita que entre en aplicación el castigo de los tres y diez años para las personas que han estado ilegalmente en Estados Unidos por más de 180 días. Y aquí está su gran importancia.

Por ejemplo, si un inmigrante cruza ilegalmente la frontera y después de unos años se casa de buena fe con un ciudadano y tiene hijos nacidos en este país se encuentra con un gran problema. En teoría puede obtener los papeles porque su esposo/a ciudadano le puede pedir. Y, de hecho, la parte inicial de los trámites se va a aprobar.

El problema aparece cuando le dicen que no puede ajustar su estatus y que tiene que salir de Estados Unidos y una vez fuera seguir la tramitación en un consulado americano.Y ahí le aplican el castigo de los tres y diez años. Y no siempre va a ser posible pedir un perdón. Y aún cuando fuera posible, no siempre se consigue. Y aún consiguiéndolo, se demora y hace que las familias estén separadas por mucho tiempo.

Por ello, si se está en una situación en la que no se puede ajustar el estatus o se tiene dudas, antes de meter los papeles en Inmigración es muy recomendable consultar con un abogado y tener muy claro cuáles son las opciones.

Perdón

En algunos casos es posible pedir un perdón para así poder obtener la green card.

Además, en los casos muy específicos de familiares inmediatos de ciudadanos que están en USA y sólo tienen el problema de que están aquí ilegalmente, verificar si se puede calificar para el perdón provisional I-601A.

Este es un artículo informativo. No es asesoría legal.