3 opciones en caso de negación de ajuste de estatus

Revisión, nueva solicitud y defensa en corte migratoria

Varón despidiéndose en aeropuerto.
Los migrantes que no obtienen el ajuste de estatus pueden verse obligadas a salir de EE.UU. Dave and Les Jacobs. Getty Images.

El Servicio de Inmigración y Ciudadanía (USCIS, por sus siglas en inglés) puede negar las solicitudes de tarjeta de residencia permanente –también conocida como green card– presentadas por los migrantes que se encuentran en Estados Unidos mediante un trámite que se conoce como ajuste de estatus.

Son muchas las causas por las que el ajuste de estatus puede ser negado. Pero, en general, la negación se debe a que USCIS considera que el migrante es inadmisible, según las leyes migratorias, o que no cumplen los requisitos para el ajuste de estatus. Por ejemplo, en el caso de ajuste por petición de un familiar, puede deberse a que no se cumplen los requisitos de ingresos para patrocinar.

La consecuencia de la negación del ajuste es que el migrante debe salir de EE.UU. a menos que tenga una situación migratoria que le permita quedarse como, por ejemplo, una visa válida. Pero en la mayoría de los casos deberá dejar el país o se iniciará un proceso de deportación en su contra.

3 opciones cuando se recibe una carta de USCIS negando el ajuste de estatus

Cada migrante, junto con su abogado, si lo tiene, deberán valorar cuál de las opciones aplica a su caso concreto teniendo en consideración la razón por la que USCIS tomó la decisión, la cual se notifica en la carta en la que se notifica la negativa.

Solicitud de revisión

Solicitar una revisión de la decisión podría ser una opción si se considera que USCIS ha cometido un error.

Se solicita llenando la planilla I-290B Notice of Appeal or Motion en los 30 días de calendario siguientes a recibir la notificación de la negativa. El órgano que debe responder es la Oficina de Apelaciones Administrativas (AAO, por sus siglas en inglés).

La tarifa de presentación del formulario I-290B es de $675.

Volver a presentar los papeles

La mayoría de las negativas de ajuste de estatus son hechas sin prejuicio. En otras palabras, puede presentarse una nueva solicitud cubriendo de nuevo los formularios correspondientes, enviando todos los documentos de apoyo necesarios y pagando la tarifa.

Sin embargo, en este caso cabe destacar dos posibles problemas. En primer lugar, es posible que el migrante deba salir de EE.UU. inmediatamente, a menos que tenga un documento migratorio válido que le permita permanecer legalmente en el país.

Por ejemplo, un estudiante internacional con visa F-1 válida que solicitó un ajuste de estatus en base a una petición por matrimonio con ciudadano americano pero recibió una negación de la solicitud porque su esposo no ingresa suficiente puede permanecer en EE.UU. en base a su visa.

Sin embargo, en la mayoría de los casos no será posible permanecer en EE.UU. y el migrante deberá salir del país e iniciar de nuevo su proceso de petición de la tarjeta de residencia, aunque ahora a través de un trámite consular.

Además, en los casos en los que se ha dado presencia ilegal en EE.UU. por parte del migrante, es posible que cuando se produzca su salida del país se active automáticamente castigo de los tres o de los 10 años, lo cual retrasaría su regreso a EE.UU., a menos que pueda calificar y obtener un perdón migratorio, también conocido como waiver o permiso.

En segundo lugar, antes de presentar una nueva solicitud debe analizarse cuál ha sido la razón para la negativa, la cual se especifica en la carta de USCIS en la que comunica la no aprobación del ajuste de estatus y asesorarse con un abogado sobre cómo subsanar el problema, si es que es posible.

Por ejemplo, si el problema es que es necesario probar determinado nivel de recursos económicos y no se ha hecho, la solución podría ser encontrar un co-patrocinador.

Sin embargo, en otras ocasiones presentar una nueva solicitud llevaría a una nueva negativa en situaciones como, por ejemplo, haber cometido algún delito que descalifica para el ajuste, ingreso ilegalmente a EE.UU., la no presentación a una citación en corte migratoria, casarse por los papeles, haber utilizado documentación fraudulenta y otras situaciones problemáticas.

En estos casos, el migrante deberá asesorarse con un abogado sobre cuáles son sus opciones.

Proceso de deportación

Cuando USCIS niega un ajuste de estatus y el migrante no tiene un amparo legal para permanecer en el país se iniciará un proceso de deportación.

Los migrantes pueden solicitar diversos tipos de alivios para parar la deportación para los que pueden calificar, según su situación. Por ejemplo, cancelación de la deportación, suspensión, asilo, Parole in Place (para familiares inmediatos de militares) y otros.

Arreglar los problemas durante la tramitación de ajuste de estatus

Para evitar los serios problemas que puede acarrear la negativa de un ajuste de estatus lo aconsejable es prestar atención a notificaciones que USCIS puede hacer durante el trámite.

Por ejemplo, puede solicitar demostrar más recursos económicos por parte del patrocinador de una green card o puede pedir pruebas sobre la naturaleza real de un matrimonio, en el caso de peticiones por cónyuge. Incluso es posible que pida repetir el examen médico cuando una enfermedad o la falta de vacunas puede dar lugar a que se niegue el ajuste.

En estos casos y otros semejantes es recomendable buscar un abogado de migración que pueda orientar cómo proceder y evitar, así, que USCIS niegue el ajuste de estatus.

Opciones en caso de negación de ajuste de estatus

Las opciones cuando USCIS niega una solicitud de ajuste de estatus son:

  • Solicitud de revisión
  • Presentación de nueva solicitud de tarjeta de residencia, previa subsanación del problema. En estos casos es posible que el migrante deba esperar fuera de EE.UU.
  • Defensa en corte migratoria durante proceso de deportación

Este es un artículo informativo. No es asesoría legal.