Licencias internacionales para manejar en EE.UU.

Grupo de muchachos con un pick up
El fraude de las licencias internacionales de manejar. Foto de David Lees. Getty Images.

Los requerimientos para la licencia de manejar en Estados Unidos son diferentes según el estado de residencia y el estatus migratorio de los conductores. 

A continuación se explican los distintos usos que puede darse en EE.UU. a la licencia internacional de manejar

Licencias de manejar para visitantes

Los turistas extranjeros pueden manejar en Estados Unidos con las licencias de sus países. Pero para rentar autos las compañías frecuentemente piden una licencia internacional para manejar.

Deben obtener la licencia internacional de manejar en su país. Además, por sí sola la licencia internacional de manejar no es suficiente para manejar: siempre tiene que ir acompañada de la licencia original.

Asimismo, ese documento de la licencia internacional no sirve como documento para identificarse.

Si los turistas manejan durante su estancia en los Estados Unidos es conveniente que sepan qué hacer en el caso de recibir un ticket de tránsito.

En el caso de los mexicanos, éstas son las reglas a seguir si se ingresa un auto con placas mexicanas. Además, si se está interesado en evitar las demoras en los pasos por los puentes internacionales, se puede solicitar una tarjeta SENTRI.

Licencias de manejar para personas con visas que permiten trabajar o estudiar o vivir en EE.UU.

Los extranjeros que al amparo de una visa como la H-1B para profesionales y modelos u otras visas de trabajo temporero, la F-1 para estudiantes u otras visas como las J-1 de intercambio viven por cierto tiempo en EE.UU. pueden aplicar por una licencia de manejar.

Incluso si desean utilizarla como identificación para volar en vuelos domésticos o para ingresar a todo tipo de edificios federales pueden aplicar por la modalidad Real I.D.

Los requisitos son diferentes según el tipo de visa y el estado ya que en EE.UU. cada uno de los 50 estados emite su propia licencia de manejar que es válida para conducir por todo el país.

En general se puede decir que hay que aprobar un examen teórico y otro práctico, probar con diversos documentos que uno es quien dice ser y demostrar que se reside en el estado en el que aplica.

Incluso los titulares de una visa H-4, que se extiende para los familiares de los profesionales con una H-1B, pueden obtener la licencia de manejar aunque no tienen derecho a una tarjeta de Seguridad Social.

En estos casos la Administración de la SS les entrega una carta que deben llevar al Departamento de Vehículos de Motor del estado en el que residen para que les permitan sacar el permiso de conducir.

En general los permisos de conducir para los extranjeros con visas tienen la misma fecha de expiración que sus visas. Una vez que expira, la licencia de manejar no es válida y no se puede conducir.

Si lo hace, la persona puede ser arrestada, multada, citada a Corte y, en el peor de los casos, detenida. Si se ha pedido una extensión de la visa, es recomendable esperar a que ésta llegue y después pedir una extensión del permiso de manejo y mientras tanto no conducir.

Cabe destacar que si una persona con una visa después de varios meses viviendo en EEUU sigue manejando con la licencia de su país original, puede que aunque tenga un seguro de auto éste no le dé cobertura en caso de accidente.

Esto es así porque los seguros pueden exigir que en estos casos el extranjero tenga una licencia de un estado estadounidense.

Residentes legales permanentes y ciudadanos

Los ciudadanos americanos y los residentes permanentes deben siempre manejar con una licencia del estado en el que residen. Es falso que puedan aplicar por una licencia de manejar internacional y así manejar sin riesgo a perder los puntos en su licencia original si son multados.

También es totalmente falso que puedan usar una licencia internacional mientras tienen su permiso de conducir suspendido o revocado. Estas licencias internacionales de manejar son un fraude.

Y es que sólo dos organizaciones están autorizadas en EEUU para vender licencias internacionales de manejar y son la American Automobile Association, (AAA, por sus siglas en inglés) y la American Automobile Touring Alliance.

Estos permisos, que cuestan entre $10 y $15 son una traducción a once idiomas de la licencia de manejar y sólo se pueden utilizar en el extranjero. Además, incluso en el extranjero estas licencias sólo son válidas cuando van acompañadas por el permiso de manejo original.

Indocumentados y las licencias de manejar

Sin embargo, si no tienen permisos de conducir de uno los estados que lo permiten, entonces no pueden manejar con una licencia internacional, ni verdadera obtenida en su país, ya que es solo válida para los visitantes e incluso ellos tienen que mostrar la licencia original, ni con una pretendida licencia comprada en EE.UU. que, en realidad, son un fraude.

Las únicas válidas las emiten sólo la AAA y la AATA a personas que tienen una licencia válida y sólo se pueden utilizar cuando esas personas viajan al extranjero. No son licencias válidas ni identificaciones válidas en EEUU.

Dreamers y licencias de manejar

Los Dreamers con Acción Diferida aprobada pueden obtener una licencia de manejar todos los estados. Inicialmente Arizona y Nebraska lo prohibieron. Pero por diferentes razones tales prohibiciones no están ya en vigor.

Los Dreamers son muchachos indocumentados que llegaron a los Estados Unidos siendo niños. Los que obtuvieron la Acción Diferida (DACA, por sus siglas en inglés), pueden seguir renovando el permiso. Sin embargo, no se admiten nuevas solicitudes.

Puntos clave: licencias internacionales de manejar

Es recomendable para los turistas extranjeros que visitan EE.UU. que saquen en sus países la licencia internacional de manejar.

La licencia internacional, por sí misma, no autoriza a manejar.

También es recomendable para los ciudadanos estadounidenses que viajar al extranjero que se saquen la licencia internacional antes de salir de EE.UU.

Los indocumentados no están autorizados para manejar con una licencia de manejar internacional.

Este es un artículo informativo. No es asesoría legal.