Con qué frecuencia pueden los turistas ingresar a EE.UU.

Dos turistas tomando un selfie.
Turistas en Estados Unidos. Sam Edwards / Caiaimage / Getty Images.

Una de las dudas más comunes de los turistas que viajan a Estados Unidos es que no saben la frecuencia con la que pueden ingresar al país.

Esta incertidumbre aplica tanto a los extranjeros que viajan con una visa de turista, conocida también como de paseo, placer, B2 o B1/B2, como aquellos que pueden ingresar sin visa por pertenecer a un país del Programa de Exención de Visados o a los mexicanos que residen a lo largo de la frontera y utilizan una visa láser, también conocida como de cruce.

En este artículo se informa sobre qué dice la ley sobre la frecuencia de ingresos así como las posibles consecuencias. Asimismo, al final, se hace referencia a otros problemas relacionados con este asunto: tiempo máximo permitido de presencia, posibles extensiones y castigos por no respetarlo.

¿Con qué frecuencia puede un turista ingresar a EE.UU.?

No hay ninguna ley o normativa que especifique cuánto tiempo un turista extranjero tiene que permanecer fuera de Estados Unidos antes de regresar. Pero si se quieren evitar problemas conviene tener presente que para ingresar como turista el fin es precisamente ese o recibir tratamiento médico.

Si el oficial del control migratorio tiene conocimiento o meramente una sospecha de que la finalidad del ingreso es otra distinta, habrá problemas con absoluta seguridad.

Por ejemplo, si sospecha que detrás de visitas muy seguidas está el hecho de que se está buscando trabajo lo cual no está permitido por las leyes migratorias o, incluso, de que ya se está trabajando sin documentación que lo autorice.

También se puede sospechar que la persona extranjera está estudiando dentro de EE.UU. sin visa de estudiante. Otra sospecha frecuente es que el oficial migratorio puede pensar que detrás de ingresos muy frecuentes está el hecho de que se está conviviendo con un familiar o una pareja sin tener una tarjeta de residencia permanente.

Obviamente, habrá personas que por sus circunstancias personales no serán sospechosas. Por ejemplo, tienen un gran capital y entran y salen de EEUU frecuentemente para simplemente comprar, etc.

Pero otras sí que llamarán la atención y harán que el inspector de Inmigración se pregunte: ¿tiene dinero suficiente para pagarse unas vacaciones tan largas?, ¿ha dejado de trabajar o de estudiar en su país de origen y por eso pasa temporadas tan grandes en EEUU? Y, ¿estará buscando trabajo, etc.?

¿Qué sucede si se sospecha de las intenciones de un turista?

Lo cierto es que pueden suceder varias situaciones. En primer lugar, el inspector de Inmigración le impide el ingreso, bien permitiendo una retirada de la intención de entrar a EEUU o bien mediante una expulsión inmediata.

Es muy importante entender qué realmente pasó en el paso migratorio, ya que los efectos entre una retirada y una expulsión son muy diferentes. Si en el control migratorio escriben I-275 en el pasaporte, es importante conocer las consecuencias.

En segundo lugar, es posible que el oficial migratorio envíe al turista a una segunda inspección, en otras palabras, el famoso cuartito. Destacar que en el paso migratorio no aplican las protecciones constitucionales de los Estados Unidos. Los extranjeros no tienen derecho a un abogado y las autoridades puedne acceder a sus computadoras y teléfonos celulares.

En tercer lugar, puede que permitan al turista ingresar, pero la sospecha sobre qué hay detrás de ingresos tan frecuentes puede saltar en el momento en que toca renovar la visa. En ese momento consulado probablemente va a negar la petición.

Es imprescindible tener claro que tanto el oficial del paso migratorio al llegar a EE.UU. como el del consulado puede negar o revocar/cancelar una visa basándose tan sólo en la sospecha de que no se cumplen los requisitos para la visa o de la finalidad del viaje a Estados Unidos. Ni aduanas y consulado deben probar nada.

Otros problemas migratorios de los turistas

Relacionado con el tema de la frecuencia de los ingresos está el de cuánto tiempo se puede permanecer legalmente en EE.UU. Si se tiene visa de turista, el fijado en el I-94, también conocido como documento de registro de ingreso o salida. Con visa de turista se puede solicitar una extensión, si se cumplen los requisitos.

Si se ingresa con una visa láser, el establecido por las reglas de ésta. Y si se ingresa sin visa por ser de un país del Programa de Exención de visados el tiempo máximo de la estadía es de 90 días, los cuales no pueden extenderse bajo ninguna circunstancia.

Si no se respetan los tiempos máximos de estadía, el turista se convierte en un extranjero indocumentado, con todos los problemas que eso conlleva. Además, su visa se cancela y los que ingresaron sin visa ya no podrán acogerse a los privilegios de ese programa en el futuro.

Otro problema recurrente de los turistas es que algunos utilizan su presencia en EE.UU. para un fin no autorizado. Si se descubre, tendrán problemas migratorios serios. En esta categoría se incluyen circunstancias como ingresar como turista e inmediatamente casarse con un ciudadano y pedir arreglar los papeles, aunque el matrimonio sea real, ya que se considera que es un fraude ya que se pidió el ingreso como turista.

De interés para turistas extranjeros en Estados Unidos

Estados Unidos es el segundo país del mundo que recibe más turistas internacionales, solo después de Francia. Estas son las 10 atracciones más visitadas de Estados Unidos. 

Finalmente en muchas ocasiones los problemas surgen, simplemente, de la ignorancia, del no saber. Para ello se propone este test de 12 preguntas sobre la visa de turista con explicación de sus respuestas correctas que ayudará a sacarla, conservarla y renovarla. ¡Demuestren cuánto saben!

Este es un artículo informativo. No es asesoría legal.