La edad en peticiones de green card y otras solicitudes migratorias

Quién es infante o niño para inmigración y quién es adulto

La importancia de la edad en las peticiones de green card o visa
Los menores de 21 años solteros son considerados por Inmigración como infantes en los trámites de green card y visas. ONOKY. Brooke Anchincloss. Brand X Pictures. Getty Images.

En contra de lo que a menudo se piensa no es la edad de la mayoría de edad la que hay que tener en cuenta para las peticiones de la green card para determinar quién puede ser beneficiario e incluso quién puede pedir.

Regla general de la edad en peticiones de green card y de visas no inmigrantes

En primer lugar, las leyes migratorias distinguen entre peticiones para un niño de las que se hacen para favorecer a adulto. Y son infantes para estos efectos todos los muchachos y muchachas solteros menores de 21 años.

Además, en 3 casos se permite que incluso los mayores de 21 años sigan siendo considerados como niños a efectos migratorios.

Esta regla de los 21 años y sus 3 excepciones es muy importante porque afecta a la rapidez con la que se puede obtener la residencia, y estamos hablando de años de diferencia. Y también porque en algunos casos determina quién puede sacar la green card y quién se queda fuera.

Incluso, en el caso de peticiones de familia por ciudadano, afecta a algunas de las solicitudes, no permitiéndose que se realicen mientras se le considera niño a efectos migratorios.

Asimismo, la edad afecta a casos de visas no inmigrantes al determinar quiénes pueden tener una visa derivada y acompañar así a uno de sus padres durante la estancia de éste en Estados Unidos.

Por lo tanto, por su importancia en asuntos migratorios, este artículo explica cómo afecta la edad en 4 situaciones: peticiones de green card para hijos por ciudadano o residente, otros supuestos de obtención de la residencia permanente, peticiones de ciudadanos para padres o hermanos y visas no inmigrantes derivadas.

Para finamente acabar explicando los 3 casos que son una excepción y no aplica la regla general.

La edad en las peticiones de green card por familia

En las llamadas visas de familia, tanto los ciudadanos como los residentes pueden pedir los papeles del permiso de residencia para sus hijos. pero se dan diferentes situaciones.

En primer lugar, cuando un ciudadano pide green card para hijo menor de 21 años que está soltero se considera que éste es un familiar inmediato y la petición se demora sólo los meses que tarden en cerrarse todos los trámites administrativos. 

Sin embargo, cuando pide a hijo mayor de 21 años y/o casado, se considera que estos son categoría F1, en el primer caso y un F3, en el segundo. Tendrán que esperar años por su residencia, tal como se puede verificar en el boletín de visas que publica cada mes el Departamento de Estado.

En segundo lugar, cuando un residente permanente pide a hijo soltero, si éste es menor de 21 años, es un F2A, pero si ya ha cumplido dicha edad será clasificado como un F2B y tendrá que esperar más por la tramitación. Añadir que los residentes no pueden pedir a sus hijos casados.

Es importante destacar los casos de peticiones de familia donde hay beneficiarios derivados. Por ejemplo, cuando un ciudadano pide a un hermano que está casado y tiene dos hijos. En estos casos, la espera es de años, incluso décadas. 

Si en el momento de la tramitación final esos hijos han cumplido ya los 21 años de edad no podrán obtener la green card de esta manera. Se les considera lo que en inglés se conoce como age out. Es decir, la edad los ha dejado fuera. No importa que la petición se hubiera presentado cuando eran unos niños pequeños.

La edad en peticiones de green card por razones diferentes a familia

Asimismo, la edad afecta a casos de green card donde el camino para sacarla no es una petición de un familiar, como por ejemplo, la lotería, asilo,  patrocinio de empresa, inversión, etc.  En estos casos, el beneficiario podrá incluir en su misma solicitud a su cónyuge y a sus hijos solteros menores de 21 años.

Por ejemplo, Aníbal López está casado y tiene dos hijos, uno de 19 años y el otro de 21. Y gana la lotería de visas de la diversidad. Anibal podrá emigrar a Estados Unidos junto con su esposa y su hijo de 19 años, cada uno con su propia green card.

Pero el hijo de 21 años no puede viajar. La solución en estos casos es que Anibal o su esposa, una vez en Estados Unidos, puedan iniciar los trámites como residentes para pedir a un hijo soltero mayor de 21 años. 

La edad del ciudadano para pedir papeles

Un caso distinto a los anteriores pero al que también afecta la consideración de niño es la de los de ciudadanos menores de 21 años. La consecuencia es que no pueden pedir ni a sus papás ni a sus hermanos, porque precisamente se les considera infantes.

 Si están casados sí pueden pedir a su cónyuge, porque el matrimonio los ha convertido en adultos a los ojos de Inmigración.

Cómo afecta la edad en las visas no inmigrantes

Muchas de las visas no inmigrantes, como por ejemplo la de estudiante, intercambio o  temporales de trabajo permiten a su titular traer a su familia a Estados Unidos por el tiempo que dure su estancia. 

En estos casos las familias gozan de lo que se conoce como visas derivadas, ya que dependen de la del principal. Y en estos casos por familia hay que entender el cónyuge y los hijos solteros menores de 21 años.

Por ejemplo, Carmen Vega es enviada por su empresa a Estados Unidos con una visa L-1 de transfer y le acompañan su esposo y sus hijos menores de 21 años. Todos estos con una L-2. Pero durante la estancia el hijo mayor cumple los 21.

Como ya no puede disfrutar de una visa derivada tiene que salir de Estados Unidos o quedarse pero con una visa de la que es su propio titular. Por ejemplo, una F-1 porque está estudiando en la universidad.

Excepciones a la regla general de edad en peticiones de green card

La Ley de Protección del Estatus del Menor (CSPA, ver el texto completo en inglés) entró en vigor en 2002 y permite que ciertas personas para las que ya se ha pedido una green card antes de cumplir los 21 años y que cumplen dicha edad antes de finalizarse la tramitación sigan siendo consideradas como niños (child) hasta la finalización de la misma.

Estos son los tres casos:

  • Si un ciudadano americano pide a un hijo/a soltero menor de 21 años

En este caso, la edad del hijo se congela en la fecha en la que se ha presentado ante el USCIS la forma I-130. Por ejemplo, si el hijo tiene 20 años y nueve meses y su visa está disponible cuando ya tiene 22, se le sigue considerando a estos efectos como menor de 21 años.

  • Si un residente permanente legal pide a un hijo/a

En este caso la edad del muchacho se congela si el padre o la madre que es residente se convierte en ciudadano por naturalización antes de que el hijo alcance los 21. En estos casos se considera como edad del chico la que tenía en la fecha de la jura del progenitor como ciudadano americano.

Generalmente, eso beneficia al pedido que podría obtener antes la green card. Sin embargo, eso no siempre ocurre así, y se tiiene que verificar si es más rápido para el hijo seguir siendo un F2B o pasar a la categoría de F1, para hijos solteros de ciudadanos.

Si es más conveniente lo primero, comunicárselo por carta al USCIS, diciendo que se opta (opt out) por seguir en la categoría de hijo de residente.

Por último recordar que tanto en el caso de petición de residente convertido en ciudadano o de ciudadano que pidió a su hijo, se tiene un año para proseguir los trámites para adquirir la green card mediante la presentación del formulario que le corresponda:

  • I-824, Acción sobre una aplicación o petición aprobada.
  • I-485, Ajuste de estatus, si está ya viviendo en Estados Unidos.
  • DS-230, Aplicación por una visa de inmigrante, que debe tramitarse en la oficina consular que corresponda.

En otras palabras, se debe proceder con los trámites sin demora porque hay que recordar que no es suficiente con tener aprobado el I-130.

  • Refugiados y casos de asilo

Los refugiados y asilados pueden pedir una green card para sus hijos solteros menores de 21 años. Se entiende que cumplen con este requisito si ésa era su situación en el momento en el que uno de los progenitores presentó el formulario I-589, Aplicación para asilo o el I-590, Registro como refugiado.

Todos los demás casos no previstos en esas tres excepciones

En todos los supuestos no contemplados en los tres casos anteriores cuando se cumple los 21 años se deja de ser infante para Inmigración.

En cuanto al momento en el que se mira la edad, en las peticiones de la green card: en la fase final de la tramitación, que puede ser el ajuste de estatus, si tiene lugar en Estados Unidos o en la entrevista en el consulado, si tiene lugar fuera.

Test de respuestas múltiples sobre la green card

Finalmente, para todos los lectores interesados en la tarjeta de residencia, este test brinda una oportunidad sencilla de informarse sobre aspectos fundamentales para sacar la green card y conservarla sin problemas. Tomarlo es una excelente inversión de tiempo.

Este artículo tiene un fin meramente informativo. No es ayuda legal para ningún caso concreto.