Moción para reabrir un caso de deportación

Abogado y cliente analizando una moción para reabrir caso
Moción para reabrir caso de deportación. Foto de Stockbyte. Getty Images.

La moción para reabrir un caso es una posibilidad que las leyes de inmigración permiten para luchar una orden de deportación en circunstancias concretísimas.

Requisitos previos para poder presentar una moción para reabrir un caso

  • Tiene que haber una orden de deportación.
  • El extranjero contra el que se ordena la deportación tiene que estar presente en Estados Unidos. Si deja el país, voluntariamente o forzosamente, la moción se considera abandonada. Tampoco aplica si el extranjero salió de Estados Unidos y después regresó ilegalmente.

¿Cuáles son las circunstancias que permiten que pueda presentarse una moción para reabrir un caso?

Para que una moción para reabrir un caso ya sentenciado y que acabó con un orden de deportación sea admitida debe alegarse: a) ha habido un cambio en la ley o pueden aplicarse argumentos legales que no se tuvieron en cuenta b) no se tuvieron en consideración ciertos aspectos del caso. Como ejemplos, aunque hay más, pueden nombrarse:

  • Cuando se puede alegar circunstancias como tener derecho a una green card por matrimonio con un ciudadano americano o residente, empleo, TPS, etc.
  • Cuando se aprueba una ley de inmigración que favorecería al extranjero.
  • Cuando el abogado que defendió al extranjero en el caso de deportación no fue profesional y no tuvo en cuenta plazos, notificaciones, argumentos legales, etc.

¿Cuál es el plazo para presentar una moción para reabrir?

El plazo es de 30 días pero se computa de manera diferente si la decisión de la deportación procede de un juez de inmigración o del tribunal de apelaciones (BIA, por sus siglas en inglés).

En casos especiales en los que la deportación se ordenó in abstentia, es decir, sin que el extranjero afectado estuviese presente, podría reabrise el caso incluso años más tarde si se puede probar que no se enteró de que tuviese en su contra esa orden de deportación y que no fue su culpa la razón por la que no acudió a la vista en la que se ordenó su expulsión del país. Por ejemplo, si puede demostrar que nunca recibió la citación, o que estaba muy enfermo y por esa razón no acudió.

Por ejemplo, hay personas que llevan años en Estados Unidos como indocumentadas y sin enterarse que tienen en su contra una orden de deportación. Y puede que algunos de ellos con el paso de los años se casen con un ciudadano o con un residente y podrían tener abierta la puerta a obtener una tarjeta de residencia por matrimonio.

En estos casos habría que considerar muy seriamente con un abogado de inmigración si es posible reabrir el caso de la orden de deportación de la que durante años no supieron ni que existía.

En todo caso, estos asuntos son delicadísimos y antes de hacer nada, presentar escritos o acudir a una oficina de inmigración es muy recomendable obtener buen consejo legal específico para el caso de cada uno y averigúar si hay o no una orden de deportación en contra.

¿Cómo se solicita una moción para reabrir un caso?

Con el formulario del Servicio de Inmigración y Ciudadanía (USCIS, por sus siglas en inglés) con el número I-290B. El arancel por este servicio es de $630. Para asegurarse de que el USCIS ha recibido la documentación dentro de plazo puede solicitarse ese servicio.

Consecuencias

Es muy importante entender que la presentación dentro de plazo de una moción para reabrir un caso no paraliza la orden de deportación, que sigue su curso. Excepto que así lo decida el juez de inmigración.

Lo que sí la paraliza es una apelación. Nada impide presentarla junto con la moción.

¿Qué pasa si no se tiene razón?

Sólo en algunos casos es posible apelar la desestimación de una moción para reabrir. 

¿Se puede suspender temporalmente la deportación?

Si se han agotado todos los caminos para luchar contra una orden de deportación y es necesario más tiempo por razones personales graves y justificadas entonces es posible solicitar una suspensión o aplazamiento temporal de la deportación. Es lo que se conoce en inglés como stay of deportation or removal.