8 opciones para profesionales para emigrar legalmente a USA

8 caminos para profesionales para emigrar legalmente a Estados Unidos
8 caminos para profesionales para emigrar legalmente a Estados Unidos. Foto de Yiu Yu Hoi. Getty Images

Una pregunta común que se hacen los profesionales extranjeros es cómo emigrar legalmente a los Estados Unidos.

La respuesta es que depende de varios factores, como las características del profesionales y de qué papeles puede obtener.

En la mayoría de los casos es necesario el patrocinio por parte de una empresa estadounidense. Además, es la empresa quien decide si patrocina una tarjeta de residencia, también conocida como green card, o si por el contrario solicita los papeles de una visa de trabajo temporal.

En este artículo se explican 4 caminos hacia la green card por razón de trabajo y 4 otros para una visa de trabajo. Además, se finaliza con recomendaciones que deben tenerse en cuenta si se desea iniciar una nueva vida en los Estados Unidos.

8 caminos para emigrar legalmente a los Estados Unidos

 1. La categoría EB-1, que permite obtener la tarjeta de residencia.

Está pensada para 3 subcategorías. En primer lugar, los profesionales con habilidades extraordinarias en las Ciencias, las Artes, la Educación, los Negocios o Deportes. En segundo lugar, profesores universitarios o investigadores excepcionales y, en tercer lugar, para algunos tipos de gerentes y managers de compañías extranjeras que están trabajando en los Estados Unidos.

En el caso de profesionales con habilidades extraordinarias no necesitan patrocinio de ninguna empresa. Son difíciles de obtener los papeles por esta circunstancia y las peticiones se niegan en más de 1 de cada 3 casos.

Por el contrario, en las otras 2 subcategorías deberán tener, en la mayoría de los casos, un patrocinador. En la subcategoría de profesores e investigadores más del 90 por ciento de las peticiones son aprobadas.

2. La categoría EB-2. Está pensada, por un lado, para personas con una habilidad excepcional en las Ciencias, las Artes o los Negocios o, por otro, para extranjeros con un título de maestría o superior o su equivalente, es decir, licenciatura más 5 años de experiencia.

Cada año se pueden aprobar un máximo de 144,951 visas de inmigrante en esta categoría.

3. La categoría EB-3 que contempla 3 posibilidades, que siempre exigen patrocinio por parte de una empresa de Estados Unidos.

En primer lugar, trabajadores con habilidades, es decir, con al menos 2 años de experiencia laboral. En segundo lugar, profesionales con al menos licenciatura y, en tercer lugar, otros trabajadores que deben tener al menos entrenamiento o experiencia en el trabajo por 2 años.

Bajo la EB-3 pueden emigrar los trabajadores que no tienen cabida en las categorías EB-1 y EB-2.  Cada año fiscal se pueden aprobar un máximo de 144,951 visas para esta categoría, no permitiéndose que más de 10,000 se adjudiquen a la subcategoría de otros trabajadores.

4. La categoría EB-4 para obtener la green card. Aplica a un conglomerado de situaciones distintas que van desde trabajadores religiosos a médicos, funcionarios de organizaciones internacionales, trabajadores del Canal de Panamá o de la OTAN o traductores afganos o iraquíes que han ayudado a las tropas de Estados Unidos.

5. La visa de trabajo temporal H-1B. Es de doble intención, esto es, permite buscar activamente el cambio a una tarjeta de residencia.

Está pensada para profesionales y es muy utilizada por empleados de empresas tecnológicas, pero no está restringida a ellos. Estas son las 100 empresas que más visas H-1B patrocinaron en el último año fiscal.

6. La visa de trabajo temporal L-1 y L-2 para gerentes y ejecutivos de multinacionales que son transferidos a los Estados Unidos. Al igual que sucede con la visa H-1B, este visado es de doble intención.

7. Visa O para extranjeros con habilidades extraordinarias.

8. Visa TN para profesionales mexicanos y canadienses en virtud de la aplicación del Tratado de Libre Comercio o NAFTA, por su siglas en inglés.

¿Cómo se cambia una visa de trabajo temporal por una tarjeta de residencia?

La respuesta es siguiendo uno de los caminos previstos por la ley para obtener la green card. En la práctica en la mayoría de los casos tiene lugar mediante el patrocinio por parte de una empresa o bien por petición de un familiar.

Por ejemplo, el cónyuge si es que el trabajador extranjero se casa con un ciudadano estadounidense o con un residente permanente legal.

Otras opciones posibles para sacar la green card o visas que permiten trabajar

Cuando las posibilidades anteriores no están al alcance de la mano, el sistema migratorio de los Estados Unidos contempla más categorías de visas de trabajo, pero las arriba mencionadas son las pensadas para profesionales. 

Además, hay visas que no son de trabajo pero que permiten trabajar, como por ejemplo, las de intercambio o las de inversión. Incluso en algunas circunstancias, la visa de estudiante.

En todo caso está terminantemente prohibido trabajar con visa de turista o cuando se entra sin visado por pertenecer a un país en el Programa de Exención de Visas. Es una violación migratoria que puede dar lugar a una deportación o a la cancelación de la visa.

Es también muy importante destacar que cada visa tiene sus propias peculiaridades, desde requisitos, a tiempo de tramitación o costos y que no conviene confundirlas.

Por otro lado, hay más de 2 docenas de caminos que permiten obtener la green card, aunque lo cierto es que la mayoría de las tarjetas de residencia que se aprueban cada año tienen su origen en una petición por parte de un familiar.

Pero es interesante familiarizarse con todas las posibilidades, que incluso contemplan un sorteo gratuito de 50,000 green cards, conocido como visa de la diversidad, a la que pueden aplicar cada mes de octubre los ciudadanos de España y también de muchos países latinoamericanos, aunque no todos.

A tener en cuenta antes de hacer las maletas y emigrar 

Estados Unidos es un país enorme y extraordinariamente diverso. La experiencia de vivir en Alaska o en Florida son, obviamente muy distintas.

Antes de asentarse o al considerar una oferta de trabajo es muy recomendable informarse sobre aspectos como cuánto se paga de impuestos en el estado que se está considerando, cuáles son las coberturas médicas que brinda la empresa para la que se va a trabajar o cuán cara es la ciudad a la que se piensa emigrar.

También es importante tener una idea muy clara de cómo obtener los papeles porque una vez que se está como indocumentado en los Estados Unidos puede ser muy difícil regularizar la situación, lo que da lugar a una vida llena de miedos.

Finalmente, si las cosas no se dan para Estados Unidos, considerar otros países que tienen la migración abierta, en particular en el caso de profesionales es buena idea informarse sobre Canadá, ya que tiene un sistema federal y de provincias interesante.

Este es un artículo informativo. No es asesoría legal.