Para qué sirve la matrícula consular y cuáles son sus requisitos

¿Es riesgoso utilizar la matrícula consular?

Clientas en ATM de Wells Fargo
Una de las ventajas de la matrícula consular es la posibilidad de abrir cuentas de banco. Justin Sullivan. Getty Images.

La matrícula consular es un documento emitido por los consulados de algunos países que permite la identificación de sus connacionales que residen en los Estados Unidos como inmigrantes.

La matrícula se entrega a todas las personas que la solicitan y cumplen los requisitos, sin tener en consideración su estatus migratorio. Sin embargo, es utilizada principalmente por los indocumentados, ya que en muchos casos no pueden acceder a otras formas de identificación más comunes en Estados Unidos. Por ejemplo, solo una docena de estados permiten a los migrantes sin estatus obtener licencias de manejar.

Este artículo informa sobre los consulados que emiten la matrícula consular, cuáles son los requisitos —con explicación detallada del caso mexicano—, sus principales ventajas y en qué situaciones no puede utilizarse. Además, teniendo en consideración que la matrícula es utilizada principalmente por indocumentados, se analiza si, en la situación actual que vive el país, es un riesgo cargar este tipo de documento. 

Consulados que emiten la matrícula consular en EEUU y requisitos para obtenerla

En la actualidad, las oficinas consulares que entregan matrículas consulares a sus connacionales son: Argentina, Colombia (Tarjeta de Registro Consular), Ecuador, Guatemala (Tarjeta de Identificación Consular) y México (Matrícula Consular de Alta Seguridad). 

En cuanto a los requisitos, cada consulado establece sus reglas, pero puede decirse con carácter general que se va a pedir un documento que pruebe la ciudadanía del solicitante, como pasaporte o acta de nacimiento, fotos tamaño pasaporte, y también otro documento que pruebe el lugar de residencia, para lo que se admiten contratos de arrendamiento, facturas, etc.

En todos los casos hay que pagar una cuota que varía según el consulado, pero por lo general es inferior a los $30. Siempre se recomienda consultar las especificaciones propias de cada caso, ya que se pueden pedir requisitos particulares. En el caso de Colombia, por ejemplo, se pide que se demuestre el grupo (factor) sanguíneo.

Los requisitos para sacar la matrícula consular mexicana, que es la más frecuente, son los siguientes:

En primer lugar, debe probarse la nacionalidad, para lo cual se admite cualquiera de los siguientes documentos: pasaporte mexicano, certificado de nacionalidad mexicana, certificado de nacimiento en México, o declaración de nacionalidad mexicana.

En segundo lugar, debe probarse la identidad del solicitante. Para este fin se admiten los siguientes documentos: licencia de manejar mexicana o estadounidense, una identificación emitida por un estado de los Estados Unidos, pasaporte mexicano o de Estados Unidos, permiso de trabajo (EAD, por sus siglas en inglés), tarjeta de voto mexicana, o cualquier identificación con foto emitida por el gobierno de México.

Y, en tercer lugar, debe probarse el lugar de residencia en Estados Unidos. Para ello puede presentarse cualquiera de los siguientes documentos: una identificación emitida por un organismo público en el que conste la dirección del solicitante, correspondencia con el gobierno mexicano o con alguna agencia del gobierno estadounidense, como el USCIS, una corte migratoria o una boleta de servicios públicos.

Para solicitar la matrícula consular mexicana es imprescindible presentarse en el consulado con jurisdicción sobre el lugar en donde se reside. Una vez allí, cubrir la planilla correspondiente, efectuar un pago de $27 y mostrar la documentación que pruebe identidad del solicitante, nacionalidad mexicana y lugar de residencia, según la información detallada en los párrafos anteriores.

Otros países están considerando la posibilidad de emitir su propia matrícula consular. Además, los documentos de algunos países sirven ya para algunas gestiones para las que habitualmente se utiliza la matrícula.

Por ejemplo, en el caso de los dominicanos, puede utilizarse el pasaporte junto con el localizador de archivo para abrir cuentas corrientes y de ahorro en algunos bancos. Asimismo, algunas instituciones financieras aceptan el documento nacional de Perú para permitir abrir cuentas, lo cual sucede también en el caso de los hondureños en bancos como Wachovia Bank.

Para qué sirve la matrícula consular

La matrícula consular sirve como identificación en los condados y ciudades que la admiten, como Tucson, Los Angeles, Dallas, Houston, Phoenix, Denver, San Antonio y Chicago.

Asimismo, puede ser utilizada en las relaciones con muchas instituciones privadas en las que es necesario identificarse.

Las matrículas consulares son aceptadas por más de 350 bancos y cooperativas de crédito como prueba de identificación para abrir cuentas. Esto permite realizar operaciones como cobrar cheques y enviar dinero al extranjero de una manera rápida y más barata que utilizando otros servicios no bancarios.

Entre las instituciones financieras que admiten las matrículas consulares destacan Bank of America, Banco Popular, Citibank, HSBC, JP Morgan Chase, Wachovia Bank, Washington Mutual y Wells Fargo. En este punto es recomendable informarse sobre otras posibilidades a nivel local, principalmente en estados como California, donde existen programas como Bank on California o Bank on San Francisco.

La matrícula consular también puede utilizarse para inscribir niños en la escuela, obtener tarjetas de la biblioteca pública, servicios públicos, sacar licencias para negocios, ingresar a edificios públicos de las municipalidades que la admiten e incluso para obtener algunos servicios sociales, como el WIC para mujeres embarazadas e infantes.

Además, debe tenerse en cuenta que algunas ciudades han emitido sus propias tarjetas de identidad que pueden ser utilizadas por los migrantes y que tienen los mismos beneficios que las tarjetas consulares, siendo uno de los ejemplos más conocidos el de Nueva York.

Para qué NO sirve la matrícula consular

La matrícula consular no es prueba de estatus migratorio legal en los Estados Unidos ni tampoco sirve como documento para trabajar legalmente. Tampoco puede utilizarse como documento para llenar la planilla de I-9 para comenzar a desempeñar un nuevo trabajo.

La matrícula no se admite en ningún edificio federal, como las oficinas del USCIS o cortes migratorias. Asimismo, tampoco se puede utilizar como identificación para embarcar en vuelos domésticos ni para ingresar a Estados Unidos a través de ninguna de sus fronteras.

Por el contrario, algunas aerolíneas como Aeroméxico sí la admiten como forma de identificación para vuelos que tienen su origen en un aeropuerto de Estados Unidos y el destino en México.

¿Es un riesgo utilizar la matrícula consular?

En la situación actual muchos migrantes consideran que cargar una tarjeta consular puede ser riesgoso, pues podría indicar que están en los Estados Unidos sin estatus migratorio legal. En este punto es necesario hacer un par de matizaciones.

En primer lugar, la tarjeta consular no indica en sí misma el estatus migratorio. El documento no tiene ninguna marca al respecto y los consulados la emiten a sus connacionales sin importar su situación migratoria. Sin embargo, en el caso de utilizarla para identificarse ante un representante de la autoridad, este podría sospechar que se muestra dicho documento y no otro porque precisamente no se puede obtener por razones migratorias.

Sin embargo, hay que recordar que en caso de ser parado por una autoridad no se está obligado a mostrar ningún documento que pueda indicar que ha nacido en otro país o que carece de estatus migratorio legal. Se debe responder el nombre, si se pregunta, pero a partir de ahí se tiene derecho a permanecer en silencio. En otras palabras, no se está obligado a mostrar la matrícula.

Por lo tanto, se puede tener una matrícula consular para tramitar las gestiones para las que se necesita una identificación y no hay otra disponible y, si da tranquilidad, dejarla en casa cuando no se necesita. Recuerde también que la policía solamente puede ingresar a una vivienda si tiene orden judicial o si se le permite voluntariamente.

El ITIN como una opción diferente a la matrícula consular

El Número de Identificación de Contribuyente Individual (ITIN, por sus siglas en inglés), es un número que emite el IRS —la agencia en Estados Unidos equivalente al Ministerio de Hacienda— a las personas que no tienen un número del Seguro Social y que no indica estatus migratorio alguno. No sirve como autorización para trabajar legalmente, pero en la práctica es utilizado por inmigrantes indocumentados para pagar impuestos por trabajo.

Este es un artículo informativo. No es asesoría legal.