Reporte consular de nacimiento en el extranjero de ciudadano americano

Muchos niños nacidos en otro país adquiren la ciudadanía por sus padres

Los niños pueden adquirir la ciudadanía por sus padres.
Reporte consular de nacimiento en otro país de un ciudadano americano por nacimiento. Foto de Robert Lang Photography. Getty Images.

El reporte consular de nacimiento en el extranjero prueba que una persona nacida fuera de Estados Unidos es ciudadana americana por derecho de sangre.

Es el equivalente al acta o certificado de nacimiento que se emite a todas las personas que nacen en los EEUU. Y este reporte sirve para demostrar que se es ciudadano americano, para poder sacar el pasaporte y para obtener otros beneficios que corresponden por la ciudadanía como Medicaid, Chip, etc en el caso de ir a vivir a USA.

Datos básicos de la ciudadanía americana

La nacionalidad de los Estados Unidos puede adquirirse por cinco caminos distintos. La mayoría la adquieren por lo que se conoce derecho de suelo, pero este artículo trata de un caso especial que también es relativamente frecuente: la obtención de la ciudadanía por derecho de sangre

Es decir, un menor adquire la ciudadanía americana a pesar de haber nacido en otro país porque el padre, la madre o ambos son americanos en el momento en el que tuvo lugar su nacimiento.

Quién puede solicitar el reporte consular de nacimiento en el extranjero, cuándo y cuánto cuesta

Para poder solicitr el reporte consular es necesario que la nacionalidad estadounidense cumpla todos los requisitos para transmitirse. No es suficiente que el papá o la mamá sea ciudadano de los Estados Unidos.

Los requisitos son distintos según el progenitor estadounidense sea el padre o la madre o ambos y también de su estado civil. Si se cumple lo que establece la ley, entonces se podrá solicitar el reporte consular.

El padre o la madre que es ciudadano estadounidense (o ambos, si es el caso) son los autorizados para pedir el reporte consular. También puede hacerlo cualquier padre, si tiene una orden judicial en la que se le reconoce en exclusividad la guardia y custodia sobre el menor. Incluso es posible que el padre o la madre americana autoricen a otra persona a que realice la petición. En este caso, se necesitará una declaración jurada notarizada concediendo la autorización.

Además, debe solicitarse antes de que el niño o la niña cumplan los 18 años de edad. Pero es muy recomendable que se haga cuanto antes, incluso inmediatamente después del nacimiento. En todo caso, debe solicitarse antes de que el menor viaje a los Estados Unidos por primera vez. Esta gestión tiene, en la actualidad, un costo de $100.

Cómo se tramita el Reporte Consular de Nacimiento en el Extranjero

El primer paso es ir a la página de internet de la oficina consular más cercana y seguir las instrucciones para hacer una cita para solicitar el reporte (CRBA, por sus iniciales en inglés). A continuación hay que preparar y conseguir la documentación que se necesita para ir a la cita al consulado.

Primero, hay que rellenar el formulario DS-2029. Es muy importante recordar no firmarlo, ya que ese es un paso que se debe hacer ante el oficial consular. Tampoco se debe rellenar los apartados 28/29 y 30, que lo hará el cónsul.

Además, es necesario aportar la siguiente documentación:

1. -El acta de nacimiento del niño. Es fundamental que conste el nombre completo, correcto y debidamente deletreado del padre y de la madre (salvo en los casos de maternidad en solitario).

2.- Prueba de que el padre, la madre o ambos son ciudadanos americanos. La mejor forma de probarlo es con un pasaporte estadounidense en vigor. Otros documentos que se admiten son el acta de nacimiento, si ha nacido en Estados Unidos, o el certificado de naturalización, si nació en otro país, emigró a EEUU y en algún momento en el pasado obtuvo la ciudadanía americana.

3.- Si se está casado, prueba del matrimonio. Asimismo, si se ha estado casado con anterioridad es necesario mostrar un documento que acredite cómo acabó el matrimonio anterior: viudedad, divorcio o anulación.

4.- Una declaración jurada por parte del progenitor estadounidense que se llama Affidavit of Parentage, Physical Presence and Support. En dicha declaración el padre o la madre juran que han vivido en Estados Unidos el tiempo necesario para poder transmitirle su nacionalidad al hijo o hija nacidos en el extranjero. Y es que no basta con ser americano, hay que haber vivido en USA cierto número de años y poder demostrarlo.

Tener presente que las reglas son diferentes según el caso. Se piden distintos años de residencia en EEUU según se trate de padre o madre o si están solteros o casados.

Además, no basta con declarar que se ha vivido el tiempo requerido, hay que poder demostrarlo con documentación como por ejemplo: registros escolares, pasaportes anteriores, pago de impuestos, cotizaciones al Seguro Social, récords médicos, contratos o facturas a su nombre, récord militar, etc.

Recibir el Certificado de Registro de Nacimiento en el Exterior

Los consulados tramitan esta gestión, pero el documento se emite en Estados Unidos. Por lo tanto hay que indicar dónde se quiere recibir, dándose la opción de una dirección en Estados Unidos, en el país de residencia (en algunos casos) o en la oficina consular.

En otras palabras, el día de la entrevista no se saldrá del consulado con el certificado en la mano.

Consejos a tener en cuenta

Los documentos deben ser originales o copias autentificadas por la autoridad que las emite con el sello oficial correspondiente. No sirven fotocopias ni tampoco copias notarizadas. Salvo casos muy excepcionales, siempre se devuelven esta documentación.

Las reglas que regulan la transmisión de la nacionalidad americana de padres a hijos cuando éstos nacen en el extranjero ha cambiado a lo largo de los años. En los casos de duda, hay siempre que verificar qué ley aplicaba en el momento del nacimiento del hijo de un americano. 

Además, hay que tener en cuenta que aunque hoy en día es muy difícil perder la nacionalidad americana, hasta hace recientemente poco tiempo eso no era así. Para estos casos a veces es posible recuperar la ciudadanía.

Por último, cuando un ciudadano americano no puede transmitir a su hijo la nacionalidad por no cumplir con el requisito de número de años vividos en EEUU, a veces es posible tramitar para ese menor una naturalización especial adquiriendo la ciudadanía por los abuelos.

Este es un artículo informativo. No es asistencia legal para ningún caso concreto.