Costo y trámites para sacar visa C-1 de tránsito por escala en EE.UU.

Tiempo que se puede permanecer en EE.UU. con visa de tránsito

Mujer con maleta en aeropuerto
La visa C-1 de tránsito permite realizar escalas en EE.UU. en viajes con origen y destino en otros países. Martin Barraud. Getty Images.

La visa de tránsito C-1 permite a una persona extranjera hacer escala en Estados Unidos cuando sus viajes tienen origen y finalizan en otros países.

Por ejemplo, la visa C-1 puede ser una opción para un latinoamericano que le desea visitar un país europeo y le gustaría viajar en una aerolínea que hace escala en Estados Unidos porque el boleto de avión es más barato que si compra un vuelo directo.

Otro caso para solicitar la visa de tránsito sería el de un extranjero en un barco cuyo origen y destino no es Estados Unidos y en el transcurso del viaje el barco atraca en un puerto estadounidense. En este caso no se tiene permiso para bajar a tierra. Si se quiere pasear y hacer turismo se necesita una visa de turista, conocida en algunos países como de paseo o placer o también por las iniciales B2 o B1/B2.

Quiénes no necesitan solicitar la visa C-1 de tránsito

No requieren sacar la visa de tránsito los extranjeros que hacen en escala en Estados Unidos pero se encuentran en una de las siguientes categorías:

Las personas de este último grupo y que, por lo tanto, no necesitan visa para ingresar a EE.UU. debe solicitar, sin embargo, una autorización electrónica que se conoce como ESTA. En este momento, de todos los países hispanohablantes solo Chile y España están incluidos en dicho programa.

Cómo se tramita la visa C1 de tránsito

La visa C1 forma parte de las denominadas visas no inmigrantes. Debe solicitarse una visa por cada miembro de la familia que planee hacer escala en los Estados Unidos, incluidos los niños y los bebés. Esta regla aplica incluso en los casos en los que los menores no tienen pasaporte propio por estar incluidos en el de uno de los padres.

El primer paso para solicitar la visa de tránsito es rellenar el formulario DS-160 y, al finalizar, imprimir la confirmación con el código de barras.

A continuación, proceder a elegir la página del país al que pertenece el consulado en el que se aplica por la visa. Para los hispanohablantes son las siguientes:

Si nunca se ha utilizado con anterioridad una de esas páginas, debe crearse un perfil antes de seguir. Ahí se realizan importantes trámites como, por ejemplo, cerrar la fecha y hora para la entrevista con el oficial consular.

 Debe verificarse con las reglas de cada consulado para la entrevista si niños y ancianos deben presentarse y a partir de qué edad. La regla general es que los menores de 13 o menos y los mayores de 80 o más no deben presentarse, pero puede haber excepciones.

Otros trámites importantes durante este paso son el pago de la tarifa de la visa MRV, que deberá hacerse según los requisitos de cada consulado y, finalmente, seguir los pasos según va indicando el formulario en lo que respecta a la toma de huellas digitales y fotos, que dependen de las directrices de cada consulado. No hay confusión posible, ya que al elegir el consulado en el que se aplica, el formulario que aparece en pantalla solo da la opción a los trámites específicos que aplican en el mismo.

Así, en países como México, Argentina o República Dominicana la toma de datos biométricos como huellas tiene lugar antes de la entrevista en el consulado en una ubicación habilitada para ello.

En otros consulados, por el contrario, ese trámite se realiza el propio día de la entrevista y en el consulado. En este caso, al llenar la solicitud prestar atención a las fotos, ya que algunos consulados requieren que las tome el propio solicitante de la visa, en cuyo caso deberá ajustarse a los parámetros que exigen las autoridades estadounidenses.

Finalmente, a la entrevista debe acudirse en hora, llevando ordenados los documentos necesarios. Entre estos destacan el pasaporte válido con visa del país de destino, si fuera necesaria, el resguardo del pago de la solicitud de la visa y el código de barras y confirmación de haber completado el formulario DS-160.

Además, debe llevarse copia del itinerario del viaje o de la reserva del mismo y los documentos que sirvan para probar que el solicitante tiene lazos económicos, familiares y sociales sólidos en su lugar de residencia habitual. Esta documentación es importante porque la causa principal por la que se niega la visa es falta de acreditación de dichos lazos.

Costo de la visa MRV de tipo C-1 de tránsito

En la actualidad, el costo no reembolsable de solicitar la visa de tránsito es de $160 dólares americanos. A las visas estadounidenses se las conoce habitualmente por las iniciales MRV, que son las siglas en inglés de Visa que pueden leer las máquinas.

Además de la tarifa siempre obligatoria, los ciudadanos de algunos países deben pagar una cuota o arancel adicional que se conoce como issuance fee, pero sólo si es aprobada. 

Debido a su alto costo es posible que solamente resulte rentable si se estima que se realizarán con dicha visa varios viajes con esa visa.

Aprobación o rechazo solicitud de visa C-1 de tránsito

Si la solicitud de visa es aprobada se entregará al solicitante según las reglas de cada consulado. En la actualidad en la mayoría de los países se entrega el pasaporte con la visa estampada en el mismo utilizando los servicio de mensajería de DHL.

Cabe destacar que la visa puede ser negada. Las razones son múltiples y pueden ser calificadas en dos grandes categorías: inadmisible, en cuyo caso a veces se puede pedir un perdón, o inelegible.

Estas son 20 razones por las que la petición de visa puede ser no aprobada por esta última causa. En este caso, el consulado entrega una hoja donde se indica la causa de la misma. Para aplicar de nuevo con posibilidades de obtener una aprobación es necesario que cambie la circunstancia por la que se produjo la negación. Si todo sigue igual, la respuesta seguirá siendo la misma.

¿Por cuánto tiempo es válida la estadía en EE.UU. con una visa de tránsito?

La visa C-1 permite el tránsito inmediato y continuo a través de Estados Unidos desde un país de origen hacia otro de destino.

Cuando se llega al control migratorio de EE.UU. el oficial decide el tiempo máximo de estancia en el país que, en ningún caso, puede exceder de los 29 días. Esto no quiere decir en ningún caso que la persona con la visa C1 puede permanecer todos esos días en EE.UU.

Por el contrario, quiere decir que se está obligado a salir de EE.UU. en fecha primera de las dos siguientes:

  • en la del boleto en el avión o en el barco para el cual se tiene la reserva
  • dentro del tiempo autorizado por el oficial de migración –que puede ser 29 días o menos.

Por ejemplo, si la escala en Estados Unidos implica que entre el avión de llegada y el de salida hay horas suficientes como para visitar una ciudad, puede hacerse. Sin embargo, no se puede utilizar para hacer turismo aprovechando que se para en Estados Unidos, así sea de solo por un día.

Para este último caso, la visa adecuada es la de turismo o, en el caso de pertenecer a un país en el Programa de Exención de Visados, una autorización electrónica ESTA es suficiente.

La intención es fundamental. Si es hacer turismo, el oficial del consulado negará la visa o el oficial del paso migratorio negará el ingreso a EE.UU. por carecer de la visa correcta. Si la intención es hacer escala de paso entre un país y otro, la visa a solicitar es la C-1.

Puntos Clave: visa C1 de tránsito

  • La visa C1 sirve para pasar en tránsito por EE.UU. cuando se viaja desde otro país de origen a otro de destino.
  • No es necesaria la visa C1 si se tiene visa de turista o ESTA vigente.
  • El costo de la visa C1 es de $160.
  • Debe salirse de EE.UU. en el vuelo o barco para el cual se ha hecho la reserva.

Este es un artículo informativo. No es asesoría legal.