¿Se puede perder la nacionalidad americana por vivir en otro país?

Una playa caribeña, destino de muchos americanos.
¿Se puede perder la ciudadanía americana por vivir fuera de Estados Unidos?. Foto de Preappy. Getty Images.

Cientos de miles de ciudadanos americanos viven fuera de los Estados Unidos. Y existe una creencia muy extendida de que puede perder la nacionalidad americana si se reside en otro país por un periodo largo de tiempo o toda la vida. Pero, ¿es esa creencia verdadera?

En la actualidad y aplicando las leyes de ahora la respuesta es que para perder la nacionalidad estadounidense de forma voluntaria o involuntaria se necesita hacer algo más que simplemente vivir en otro país.

En otras palabras, no se pierde por esa razón. Para quedarse sin la nacionalidad es necesario renunciar expresamente a ella o realizar una serie de actos voluntarios que acarrean como castigo la pérdida de la nacionalidad.

La confusión se debe a que en el pasado sí era posible perderla cuando:

  • una mujer estadounidense se casaba con un extranjero y vivía fuera de USA
  • en algunos casos de ciudadanía adquirida por naturalización
  • o cuando se heredaba la ciudadanía por padre o madre y posteriormente no se vivía en Estados Unidos por un número de años.

En este artículo se explican qué pueden hacer las personas que perdieron su nacionalidad en las circunstancias descritas en aplicación de leyes que ya no existen y también cuáles son los derechos y las obligaciones de los ciudadanos que residen habitualmente en otro país y de qué derechos no gozan mientras están fuera de los Estados Unidos.

¿Qué pueden hacer las personas que perdieron la nacionalidad en el pasado según las leyes que aplicaban entonces?

En muchos casos será posible recuperarla. Aquí están los datos de a qué lugar dirigirse para obtener información sobre qué hacer. 

En todo caso tener en cuenta que si una persona perdió la nacionalidad en aplicación de una ley vigente en su momento y ahora la puede recuperar eso no quiere decir en ningún caso que los hijos nacidos durante el periodo en el que no fue ciudadano puedan adquirir automáticamente la ciudadanía americana por padre o madre. 

Derechos, obligaciones y otras situaciones a tener en consideración

Los ciudadanos estadounidenses que viven habitualmente fuera de otro país conservan derechos inherentes a la ciudadanía. Por ejemplo, pueden tramitar pasaportes y sus renovaciones en las embajadas y consulados. 

Estas instituciones también les protegen. Si bien hay que tener en cuenta que existen límites, particularmente en el caso de doble nacionalidad. Es decir, si una persona reside en un país de la que es ciudadana y, al mismo tiempo, lo es de los Estados Unidos tiene que saber que debe cumplir con todas las leyes de su país de residencia y que su pasaporte de los Estados Unidos no es excusa para no cumplirlas. 

Otros derechos a destacar son los de votar en elecciones federales o, en el caso de jubilados o incapacitados, a recibir el cheque del Seguro Social.

Otro gran derecho es el de transmisión de la ciudadanía a los hijos. Si bien existen una serie de requisitos para que esto sea posible que varían según el estado civil de los padres y, en el caso de que fueran solteros, si el ciudadano es el padre o la madre.  

Sobre este asunto tener en cuenta que en casos extraordinarios uno de los abuelos podría transmitir la ciudadanía a un nieto cuando el padre o la madre no pudiera hacerlo por no cumplir todos los requisitos.

Por otra parte, donde hay derechos hay obligaciones. Y en el caso de los expatriados varones existe la de registrase para el Servicio Selectivo y para todos los expatriados la obligación de rellenar las planillas de impuestos todos los años.

Si se tienen dependientes que son extranjeros y, por lo tanto, no tienen un número del Seguro Social se puede solicitar para ellos un ITIN para poder desgravar. Si hay que pagar o no depende de diversos factores, principalmente si existe o no un tratado de doble imposición firmado entre el país en el que se vive y los Estados Unidos. 

Precisamente esta doble imposición que aplica en muchos países es, en la actualidad, la causa principal por la que se renuncia voluntariamente a la ciudadanía estadounidense, incluyendo personajes ricos y famosos.

Por último, destacar dos situaciones importantes. La primera es que Medicare y otros servicios sociales como Medicaid no aplican fuera de los Estados Unidos y sus territorios (Puerto Rico, Guam, Islas Vírgenes Americanas, Samoa Americana y las Marianas). Por lo tanto no se van a recibir estas prestaciones si se vive en el extranjero.

Por otro lado, señalar que obviamente cuando un ciudadano estadounidense desea viajar a los Estados Unidos o regresar a su país puede hacerlo. Lo único que debe tener al día es la documentación que le permite ingresar a USA.

Pero un caso muy distinto es el de sus familiares que no son ciudadanos. Y aquí puede haber problemas si la intención es que toda la familia se mude a los Estados Unidos.

Y es que para emigrar hay que tener una visa de inmigrante. En incluso cuando se pide puede haber problemas porque el ciudadano que solicita los papeles no puede demostrar ingresos económicos en Estados Unidos para patrocinar. Por estas razones si el objetivo es emigrar es recomendable consultar los pasos a seguir con un abogado.

Este es un artículo informativo. No es asesoría legal para ningún caso en particular.