Requisitos y Visas en Estados Unidos para Médicos Profesionales

Cómo Validar los Estudios Médicos y Obtener Visa de Trabajo

Médica en quirófano
Requisitos para trabajar como médico en EEUU. Foto de Thierry Dosogne. Getty Images.

El deficit de profesionales de la salud que existe en Estados Unidos se compensa cada año con un ingreso promedio de 6.000 profesionales de la salud extranjeros, entre médicos, enfermeras, dentistas y farmacéuticos. Cada uno de estos international medical graduate (IMG) debe cumplir una serie de requisitos para validar sus estudios, obtener la residencia y sacar la licencia profesional en estado en el que desean trabajar. El área con más deficit es el de los médicos generales, y en particular en las zonas rurales. Los médicos locales optan por áreas de la medicina mejor pagas y en zonas más urbanas.

Aquí resumimos algunas de las opciones para los diferentes casos de médicos profesionales que ingresan a Estados Unidos.

Visa para los Médicos Interesados en Investigación y Docencia.

  • La visa J-1, también conocida como de visitante de intercambio. En este caso el solicitante entraría a la categoría de researcher o scholar, y no en la categoría de physician.
  • La visa H-1B, o la visa temporal para profesiones específicas. Aunque las plazas otorgadas cada para esta visa año son limitadas, no hay límite si se trabaja en entidades sin ánimo de lucro o instituciones públicas.
  • La visa O-1 o de talento especial, es para profesionales que puedan demostrar habilidades extraordinarias.
  • La visa TN para mexicanos o canadienses. Si la enseñanza o la investigación se combinan con la atención a pacientes, es importante que estos candidatos no estén en trabajo académico más del diez por ciento de las horas del trabajo.
  • La residencia por patrocinio de un empleador.

Requisitos de Visa para Médicos Extranjeros en Contacto con Pacientes

  • Estudios de medicina finalizados en el país de origen.
  • Licencia sin restricciones del país de origen para ejercer la medicina.
  • Residencia médica hecha en Estados Unidos así se haya completado en el país de origen.
  • Examen aprobado de conocimientos de inglés (administrado por ECFMG) menos para los profesionales que vienen de un país angloparlante.
  • Examen USMLE aprobado, excepto para los especialistas reconocidos internacionalmente por su trabajo. Este es el examen que otorga la licencia médica.
  • Licencia médica aprobada en el estado en el que se quiera trabajar.
  • Apostillas de La Haya de todos los documentos del país de origen.

Opciones de Visa para la Residencia Médica en Estados Unidos

  • La visa J-1 o de intercambio. En este caso el ECFMG puede otorgar un patrocinio y este dura el tiempo que se requiera para completar la residencia médica. Una de las ventajas de esta visa es que permite a los cónyuges obtener una visa J-2 y trabajar en Estados Unidos. Además, la J-1 permite el acompañamiento de los hijos solteros menores de 21 años, quienes pueden estudiar gratuitamente en las escuelas públicas de Estados Unidos. El inconveniente de esta visa es que prohibe la permanencia en Estados Unidos una vez finalizada la residencia, pero es posible solicitar un permiso (waiver) y obtener la visa de trabajo si se está casado con un ciudadano o residente permanente, si se sufre de persecución en el país de origen, si una agencia del gobierno está interesada en el trabajo del solicitante, o si el departamento de salud pide el permiso a nombre del médico para que este trabaje en una zona rural o económicamente deprimida.
  • La visa H-1B es mucho más compleja de obtener porque además el candidato debe probar que se le pagará, por lo menos, el salario promedio para su cargo. Debe además contar con una petición de visa de parte de cada uno de los hospitales donde desee trabajar. Como en el caso de los médicos que aplican a residencia, estos solicitantes deben pasar el examen de ECFMG y haber completado el USMLE. Esta visa se aprueba por tres años y puede extenderse hasta por seis. En este caso los familiares que acompañan al médico no pueden trabajar en Estados Unidos, aunque sus hijos solteros menores de 21 años sí pueden estudiar.
  • La visa de residente permanente es otra opción si es que un empleador lo patrocina, o hay un auto-patrocinio para médicos establecidos internacionalmente que se quieran radicar en Estados Unidos.
  • La visa L, o de transferencia entre multinacionales, si es que el candidato trabaja en su país de origen en un centro clínico con sucursal en Estados Unidos.

Este es un artículo informativo y no pretende ser asesoría legal.