Visas para enfermeras para trabajar en Estados Unidos

Enfermera con paciente.
Las enfermeras tienen una profesión con gran demanda en Estados Unidos. Foto de Neustockimages. Getty Images.

Las visas para enfermeras extranjeras para trabajar en Estados Unidos son relativamente frecuentes debido a la escasez de profesionales en ese campo.

Existen varios caminos para trabajar, aunque se han reducido desde que se dejase expirar el programa bajo el cual se concedían las visas H-1C, pensado precisamente para este tipo de personal sanitario.

Sin embargo, todavía es posible conseguir legalmente un puesto de trabajo en un hospital o clínica. A continuación se informa sobre la situación actual de enfermería en EE.UU. y se explican las distintas opciones migratorias para enfermeras extranjeras que desean venir a trabajar en este país.

Escasez de enfermeras en Estados Unidos

Se calcula que 3,9 millones de enfermeras trabajan en la actualidad en Estados Unidos en las diferentes categorías de enfermería. Según la Asociación Nacional de Enfermería, de ahora al año 2024 dejarán de trabajar 690.000 enfermeras por jubilación y por cambio de profesión.

Además, debido al envejecimiento rápido de la población la Oficina de Estadísticas de Trabajo del gobierno estima que se necesitará que un 1.200.000 enfermeras entren a trabajar si no se quiere agravar el problema de escasez de profesionales de enfermería.

Una de las formas de paliar la falta de enfermeras es permitir la contratación de personal extranjero. Las opciones varían de patrocinio de una tarjeta de residencia a varias posibles visas. Cabe destacar que sin el adecuado documento migratorio no es posible trabajar en Estados Unidos.

En la actualidad, la mayoría de enfermeras extranjeras que trabajan en EE.UU. proceden de Filipinas, India, Canadá, Corea del Sur, Irlanda, Australia y Reino Unido, sin embargo, existe una necesidad evidente por un mayor número de enfermeras de origen hispano ya que en la actualidad sólo el 4,9 por ciento se identifican como a este grupo étnico.

Tarjeta de residencia por trabajo para enfermeras extranjeras

Sacar la tarjeta de residencia por patrocinio de un empleador estadounidense es un proceso largo y laborioso, pero al completarlo la enfermera podrá quedarse de por vida, si así lo desea, a vivir en Estados Unidos ya que será titular de una green card.

Los trámites pueden tomar entre 12 y 18 meses, aunque dependiendo del país de origen puede llevar más.

Además de la oferta de trabajo, la enfermera necesitará ser diplomada universitaria en esa carrera, ser el equivalente al Registered Nurse americano y bien aprobar un examen estatal que certifique sus conocimientos o aprobar el difícil examen conocido como NCLEX u obtener una certificación que sólo puede ser emitida por la Comission on Graduates of Foreign Nursing.

Visa para enfermeras tipo H-1B

Estos visados se conceden a profesionales y modelos y son particularmente populares entre las profesiones tecnológicas. Es muy común creer que las enfermeras no pueden acogerse a este tipo de visas, pero es un error.

Es cierto que estas visas, cuando se conceden a profesionales, exigen estudios universitarios mínimos de licenciatura, o lo que en inglés se conoce como un bachelor's degree. Pero lo cierto es que muchas enfermeras han estudiado más allá que la mera diplomatura. Además es posible compensar la falta de estudios superiores con experiencia laboral pertinente.

Otro problema que frecuentemente surge con la visa H-1B cuando se quiere para una enfermera es que Inmigración pide el certificado del estado para trabajar como paso para aprobar la solicitud de visa.

Por otra parte, el estado pide como requisito tener un documento que permita trabajar en EE.UU. para otorgar la certificación. En este punto cabe destacar que los bufetes de abogados especialistas en esta visa saben encontrar soluciones a este tipo de problema.

Además, las visas H-1B son muy apreciadas porque se consideran de intención doble, desde el punto de vista migratorio. Esto es, permiten que se cambien por visas de inmigrante o residencias permanentes legales.

Si no se hace este cambio a tarjeta de residencia permanente, que necesita el patrocinio de la empresa, los visados son válidos por tres años, prorrogables por otros tres.

El lado no positivo es que aunque con este tipo de visa se puede viajar y vivir en Estados Unidos junto con cónyuge y los hijos solteros menores de 21 años, estos no podrán trabajar salvo en casos muy especiales en los que ya está iniciado un tránsito hacia la tarjeta de residencia. Sin embargo, los hijos sí que podrán estudiar.

Cada año fiscal se pueden conceder hasta un total de 65,000 visados de este tipo, más otros 20,000 adicionales para las personas que hayan realizado estudios de maestría o doctorado en EEUU. Además hay 1,400 reservados para los nacionales de Chile.

Además, hay que tener en cuenta que no hay límite anual de visas de este tipo cuando el empleador es un organismo o institución oficial.

En el caso de la sanidad la Clínica Mayo es por ejemplo un importante patrocinador de este tipo de visados y no está sujeto a límites de número por año. Cabe destacar que muchos de los hospitales en el Top 10 para el tratamiento del cáncer están en esta categoría. Incluso ofrecen estadías temporales para el entrenamiento de personal sanitario extranjero.

Visa TN para mexicanos

Esta visa de trabajo solo aplica a ciudadanos mexicanos y canadienses ya que han sido creadas al amparo del Tratado de Libre Comercio de Norte América. (NAFTA, por sus siglas en inglés).

Para beneficiarse de este visado hay que ser una Registered Nurse, no basta con tener simplemente la titulación de enfermería. El cónyuge y los hijos pueden vivir en EEUU pero no están autorizados para trabajar.

Para los nacionales mexicanos es de interés conocer todas las profesiones que permiten aplicar por una visa TN.

Visado E-3 para nacionales de Australia

Sólo se pueden acoger a él las enfermeras australianas y se conceden por un periodo de dos años que se puede incrementar por igual tiempo. Sus titulares podrán vivir en Estados Unidos acompañados de su familia inmediata. Se parecen mucho a las H-1B pero cuentan con la ventaja de que el cónyuge de un titular de estas visas sí puede obtener un permiso de trabajo.

Como nota a tener en cuenta destacar que la E-3 es una de las visas de trabajo que más rápidamente se tramitan.

Ingresos medios de enfermeras

Si te preguntas si tanto sacrificio merece la pena, estos son los ingresos anuales medios de las enfermeras en Estados Unidos según el tipo de especialización. En relación a los salarios es importante entender que hay grandes diferencias también según los años de experiencia laboral, el lugar de trabajo e incluso el tipo de institución para la que se trabaja.

Asimismo, hay que tener en cuenta que lo que realmente se gana puede estar muy influenciado por lo que se paga de impuestos, ya que varían grandemente según el estado y a veces incluso según la ciudad o el condado.

Agencias que contratan a enfermeras extranjeras

Las enfermeras y enfermeros que desean trabajar en Estados Unidos y desean encontrar patrocinador pueden informarse con cualquiera de estas 10 agencias especializadas en reclutar enfermeras de otros países para trabajar en USA.

Consejos sobre validación de estudios

Las visas para enfermeras requieren un buen nivel de inglés y los resultados que se exigen de los exámenes aceptados –TOEFL, IELTS o TOEIC- son altos. No sólo basta leer y escribir bien, hay que entender y hablar muy aceptablemente.

Se espera un gran número de jubilaciones de personal sanitario americano a lo largo de esta década, con lo que se pronostica que habrá una gran necesidad de este tipo de profesionales extranjeros.

Finalmente, los estudios necesitan ser validados correctamente y por organizaciones aprobadas para ello.

Puntos clave

  • EE.UU. sufre de escasez grave en profesionales de enfermería
  • Es posible ser patrocinado por empresa para tarjeta de residencia permanente
  • Las enfermeras extranjeras pueden sacar visas H-1B, TN y E3 (solo australianos)

Este es un artículo informativo. No es asesoría legal.