La ley migratoria SB4 de Texas, tus derechos y cómo defenderte

Conoce tus derechos y obligaciones si te para la policía

Ley SB4 y tus derechos
En caso de arresto o detención no se está obligado a contestar sobre el estatus migratorio. Foto de Fstop123. Colección E. Getty Images.

La ley SB4 de Texas es una normativa cuyo objetivo es, por un lado, impedir la existencia de ciudades santuario en ese estado y, por otro, facilitar la identificación de la situación migratoria de cualquier persona.

Esta es una ley muy controversial, por lo que es fundamental conocer cuáles son sus puntos principales, cuáles son las críticas y la situación actual de su aplicación.

Puntos principales de la ley SB4

En primer lugar, esta ley habilita a los miembros de la policía local o estatal a preguntar sobre el estatus migratorio de cualquier persona con la que entren en contacto.

Por ejemplo, durante una parada rutinaria de tráfico.

Esto es lo que se conoce popularmente como la regla "enséñame los papeles", o "Show me your papers" en inglés, y que ya ha sido aplicada en otras leyes estatales, como la ley SB1070 de Arizona.

En segundo lugar, la ley SB4 obliga a todos los miembros de los departamentos de policía locales en el estado de Texas a cumplir con las peticiones de las autoridades federales de retener a cualquier persona sospechosa de estar sin papeles en los Estados Unidos. Estas peticiones se conocen como detainers en inglés. Además, prevé castigos como multas o despidos para el policía que no cumpla esta obligación.

Este punto tiene como objetivo poner fin a lo que se conoce como ciudades santuario en el estado de Texas, que son aquellas ciudades que limitan su colaboración con las autoridades federales en asuntos relacionados con la aplicación de las leyes migratorias.

Además, coincide con uno de los más emblemáticos objetivos del Presidente Trump en materia migratoria.

Críticas a la ley SB4

La oposición a esta normativa está basada en cuatro argumentos:

  • Favorecería la discriminación étnica, conocida en inglés como racial profiling.
  • Sería inconstitucional, pues violaría la primera y la cuarta enmienda a la Constitución (el derecho a la privacidad y a estar a salvo de pesquisas arbitrarias).
  • Dificultaría la colaboración entre la comunidad y la policía a la hora de reportar o investigar crímenes.
  • Es una forma que tiene la asamblea legislativa de Texas, con mayoría republicana, de castigar a las ciudades con alcaldes demócratas forzándolos a poner fin a la política de ciudades santuario.

Aplicación de la ley SB4

Esta normativa debió entrar en vigor el 1 de septiembre de 2017. Sin embargo, el juez de distrito Orlando García ha suspendido parcialmente su aplicación.

El dictamen argumenta que la aplicación de esta ley tendría como consecuencia la erosión de la confianza de las personas en la policía local y estatal, con lo que la comunidad estaría menos segura. Asimismo informó que seguirá estudiando el asunto.

En estos momentos está paralizada la mayor parte de esta norma; sin embargo, sí se permite que las autoridades locales pregunten sobre la situación migratoria de cualquier persona que ha sido detenida o arrestada. Asimismo dicha autoridad puede compartir esa información con el ICE, la agencia del Departamento de Seguridad Interna encargada de hacer cumplir las leyes migratorias.

El juez dictó la suspensión después de que la ciudad de El Cenizo demandó al estado, demanda a la que se unieron Austin, Dallas, Houston y San Antonio.

Sin embargo, tanto Greg Abbott, gobernador de Texas, como Ken Paxton, fiscal general de ese estado, han prometido apelar la decisión del juez García, por lo que es necesario estar atentos a las noticias sobre esta posibilidad.

Derechos y obligaciones que tienen todas las personas en sus encuentros con la policía

Si una persona es arrestada por la policía, está obligada a contestar cuál es su nombre, dónde vive y cuál es su fecha de nacimiento.

Por el contrario, la persona no está obligada a decir cuál es el lugar de nacimiento ni cómo o cuándo ingresó a Estados Unidos. Si se hacen este tipo de preguntas, se tiene el derecho de permanecer en silencio y también a pedir un abogado. Si se responde a este tipo de preguntas, la contestación podría ser usada en su contra.

La persona arrestada puede negarse a que se le catee o a que se revise su ropa, mochilas, teléfono, etc.

En el caso de que se ordene detenerse a una persona que está en un auto, la policía está autorizada a pedir que se le enseñe la licencia de manejar del conductor, la matrícula e inscripción del auto y prueba de seguro del carro. Negarse puede dar lugar a que se reciba una multa o incluso a ser arrestado.

La policía está autorizada a revisar el auto, aun en contra de la opinión del conductor, si cree que se está desarrollando un delito, por ejemplo si sospecha que está transportando droga, se ha visto la droga o tiene razones para pensar que se destruiría la prueba de un delito. En ese caso aplicarían las doctrinas conocidas como a simple vista —plain view, en inglés—, causa probable o circunstancias exigentes.

Si la policía llama a la puerta de una vivienda, solamente puede ingresar con consentimiento, salvo que tenga una orden judicial (warrant en inglés) que autorice ese ingreso o que exista una causa razonable, basada en una de las tres doctrinas antes mencionadas, de que se está produciendo un delito en el interior de la casa, por ejemplo, que se está maltratando a alguien, etc.

En las circunstancias actuales es fundamental conocer todos los derechos civiles que tiene cualquier persona en Estados Unidos, por lo que se recomienda leer con detenimiento las especificaciones elaboradas por ACLU (en inglés) y listados teniendo en consideración SB4.

También es una buena opción leer en español sobre los 7 derechos que tienen todos los migrantes, sin importar su estatus legal, a lo largo y ancho de los Estados Unidos en caso de ser arrestados o parados.

Finalmente debe tener en cuenta que todos estos derechos que están protegidos por la Cuarta Enmienda de la Constitución no aplican en las fronteras (terrestre, marítima y aeropuertos). Y tampoco están en vigor en los puntos de control migratorios y fronterizos en el interior de los Estados Unidos.

Esta es una diferencia fundamental. En estos puntos es legal que la policía busque en objetos personales, autos e incluso dispositivos electrónicos como teléfonos y computadoras.

Este es un artículo informativo. No es asesoría legal.